ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
'Es importante que la gente sepa que en México todavía existen familias unidas'. Foto: TVNotas

'Es importante que la gente sepa que en México todavía existen familias unidas'. Foto: TVNotas

El pasado 11 de febrero de 2011, los papás de Susana Zabaleta, don Alfonso y doña Enriqueta, celebraron sus Bodas de Oro (50 años). Ellos contaron la historia de amor que ha dado como fruto a cuatro hijos: Alfonso, Susana, Enrique y Gabriela. Y la actriz, de 45 años, nos dijo que con ese ejemplo, a su pareja le perdonaría todo con tal de mantener a su familia unida.
 
-Susana, estás orgullosa de tus papás.
"Definitivamente, ellos han llegado a los 50 años de casados".
 
"PARECERÍA QUE SOY CAB&%#, PERO SI ÉL TUVIERA OTRAS, LO PERDONARÍA"
 
-¿Qué ejemplo te han dado?
"Muchos. Nos enseñaron que no existe la felicidad eterna, porque como dice mi papá es bien difícil vivir juntos y seguir así. Pero la infancia es destino y esa estúpida idea de algunas actrices de casarse y tender hijos con uno y con otro, lo veo pésimo. Nunca he estado de acuerdo con el divorcio, no por moralista, sino porque tú escoges con quién casarte y nadie te obliga; si es la persona con la que quieres tener a tus hijos, y si te unes pensando 'es con el que voy a morir', ¿por qué divorciarse? Es absurdo. Seguiré el ejemplo de mis padres: 'Hasta que la muerte nos separe'. Quiero que mi matrimonio dure para siempre. Perdonaría a mi pareja, aunque él tuviera otras cosas, porque la familia debe estar unida y hay que luchar para que así sea".
 
"DANIEL (MI ESPOSO) Y YO SOMOS COMO HERMANOS Y REÍMOS DE NUESTRAS LOCURAS PORQUE CRECIMOS JUNTOS".
 
-¿Por qué compartir este festejo de 50 años con tu público?
"Porque es importante que la gente sepa que en México todavía existen familias unidas y que estamos trabajando por nuestro país, porque es muy fácil para algunos decir desde Los Ángeles o cualquier otro lugar: 'Un saludo a México', pero uno debe trabajar desde aquí".
 
-¿Crees que tu personalidad pueda dividirse en dos: una sensual y otra, de hija de familia?
"Bueno, es muy bonito que mis fans sueñen conmigo, pero la realidad es distinta; y sólo pueden conocerme si viven conmigo".
 
-¿Te consideras difícil como pareja?
"No porque creo que un hombre sí podría estar conmigo. Daniel (mi marido) y yo ya tenemos 15 años juntos, somos como hermanos, nos adoramos, divertimos y reímos de nuestras locuras; crecimos juntos".
 
-Entonces tu matrimonio es como todos, con sus altas y bajas…
"Así es. A primera vista parecería que yo soy la Cab… y él, tolerante, aunque muchas veces es al revés, sin embargo, nos amamos", finalizó la actriz.
Así celebraron sus 50 años de Feliz matrimonio, con una reunión familiar. Foto: TV Notas

Así celebraron sus 50 años de Feliz matrimonio, con una reunión familiar. Foto: TV Notas

 
AL PLATICAR CON DON ALFONSO, DESCUBRIMOS DE QUIÉN HEREDÓ EL CARISMA.
 
"YO NO LA VEO IRREVERENTE; SUSANA ES MODERADAMENTE CAPRICHOSA, PERO RARA NI MADR…"
 
El papá de Susana, en la celebración por sus 50 años de casado, nos reveló que su madre se oponía rotundamente a su boda con doña Enriqueta, sin embargo se casó con todo el protocolo que exige la iglesia, pues son muy católicos.
 
-Don Alfonso, ¿Cómo conoció a su esposa?
"Circunstancialmente, yo estudiaba medicina en Monterrey y Queta también, no sé si por encontrarme a mi o si buscaba a otro, el caso es que en una ocasión le llevé algo, después la invité a salir y la mujer no dijo que no".
 
"CUANDO CONOCÍ A MI ESPOSA NO ME ALCANZABA PARA INVITARLA AL CINE Y A CENAR, ASÍ QUE LE PEDÍ QUE FUERA CENADA".
 
-¿Qué edad tenían?
"Yo estaba muy joven, tenía 22 años, y ella era mayor, de 17 (bromeó). Duramos cinco años de novios. Estudiábamos, y a parte yo trabajaba en la Cruz Roja y tenía todo el día ocupado; además, tampoco había dinero".
 
-¿La invitabas a salir?
"Con la mensualidad que me enviaban mis papás no me alcanzaba para invitarla al cine y a cenar, así que le decía: 'te vas al cine, te espero cenada', y llegaba cenada".
 
-¿Cuál ha sido la etapa más difícil?
"¡Hoy! El matrimonio ha sido como una carga. Si volviera a nacer, no me casaba, sólo me arrejuntaba (ríe); no es cierto. La relación matrimonial ha sido muy fructífera, mi expectativa era tener hijos y ¡la siento cumplida!".

 
 
BVV

Opiniones sobre esta nota