ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Ayer por la tarde, la presentadora peruana Laura Bozzo (de 59 años) pasó a formar parte de los invitados de su programa cuando decidió armar tremendo escándalo para desenmascarar la supuesta infidelidad de su novio, ésto mientras estaban al aire, pero en la emisión de hoy la conductora decidió aclarar el asunto y todo resultó una mentira.

Laura Bozzo y su pareja, Christian Suárez han estado juntos desde el 2000. Fotos: Clasos.

Laura Bozzo y su pareja, Christian Suárez han estado juntos desde el 2000. Fotos: Clasos.


Aunque muchos pensaron que todo era un montaje para ganar audiencia, Laura se puso tan mal como cualquiera de sus invitados, y esta vez el "infiel desgraciado" que tuvo que dar explicaciones fue ni más ni menos que su novio, el cantante Christian Suárez (de 34 años), con quien tiene una relación desde hace casi 11 años.

Laura comentó que justo dos minutos antes de comenzar el programa, su productor Federico Wilkins la llamó para informarle que una vestuarista de Televisa, de nombre Karina Álvarez, había dado una conferencia de prensa para anunciar que mientras Laura conduce el programa en vivo, ella se encierra en un camerino con el prometido de ésta para darle rienda suelta a su amorío.

Al encararlo, el joven aseguró que él nunca le había sido infiel y dijo que si al final resulta que todo era mentira, él no podría perdonar la vergüenza que le hizo pasar, mientras que Laura incluso ha jurado por la vida de sus hijas que si hay pruebas del engaño no lo volverá a ver "¡porque conmigo no se juega!", sentenció.

Y agregó: "Si yo saco la vida privada de mis panelistas, sería bajo no sacar la mía, no tengo nada que esconder. No se tolera la infidelidad, yo no la toleraría".

Esta tarde nos enteramos del desenlace de la historia. Al investigar la procedencia de las supuestas pruebas del engaño, éstas resultaron ser unas fotografías falsas, un simple montaje.

Aunque la conductora aceptó su error y le pidió perdón a Christian, la pareja terminó definitivamente, ya que él no pudo pasar por alto la desconfianza y la vergüenza pública por parte de Laura, y llorando le mandó el siguiente mensaje:

"Lamento muchísimo el haberte puesto en una situación tan horrible, que yo sé que eres incómodo para mucha gente porque mucha gente quiere acceder a mí y llevarme por otros caminos y tú estás ahí como una muralla. 11 años, 11 años de mi vida has estado conmigo en el arresto, en momentos tan duros para mí y nunca dejaste ni un día de estar conmigo y no se vale que yo te avergüence de esta manera. Te pido mil perdones porque tú no mereces una cosa así después de haberme defendido como me has defendido".

La primera consecuencia para Karina fue su despido inmediato de Televisa, a pesar de haber comprobado que no tuvo nada que ver en el engaño e incluso está casada.

Y la segunda fue la salida del productor Federico Wilkins del programa por decisión de los ejecutivos de Televisa. 


Síguenos en Twitter

IMT/MDR

Opiniones sobre esta nota