ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Delicados fueron los días que vivieron Paola Durante (de 35 años) y su hija Stephanie (de 16), quien hace casi un mes se debatía entre la vida y la muerte luego de que después de un fuerte dolor abdominal, fuera hospitalizada por tener piedras en la vesícula, lo cual le afectó el páncreas, es decir, cálculos biliares por comer grasa en exceso. 

Esta enfermedad por lo regular le da a gente mayor de 40 años, entre otras cosas, con antecedentes de alcoholismo; sin embargo la joven, con lágrimas en los ojos, nos habló de su forma compulsiva de comer desde los 11 años debido al rechazo que sufría por parte de su madre, quien salió del reclusorio en 2001 cuando la niña tenía seis años de edad.

"Desde que salí de la cárcel la hice a un lado y por el trauma empezó a comer sin control hasta que engordó 12 kilos en ocho meses y hace unos días tuvieron que operarla porque vomitaba sangre", explicó entre sollozos Paola.

Pero fue en el hospital, cuando la niña se puso grave, que la actriz le pidió perdón: "Te amo, estuve muy mal, eres lo más importante en mi vida, pero de ahora en adelante te prometo que voy a cambiar y seré otra".

Ahora Stephanie está feliz de haber recuperado a su mamá: "Ella sabe que la amo por sobre todas las cosas, que siempre va a ser mi súper heroína".


La entrevista completa en tu revista TVNotas de esta semana.

Síguenos en Twitter y Facebook

MFM

Opiniones sobre esta nota