ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Carmen Campuzano ha sufrido en su vida debido a su depresión y su adicción por el alcohol y la cocaína.

Carmen Campuzano ha sufrido en su vida debido a su depresión y su adicción por el alcohol y la cocaína.

Carmen Campuzano fue una de las modelos mexicanas más solicitadas de las pasarelas nacionales e internacionales en la década de los 90, aunque nunca esperó que su vida daría un giro de 360 grados que la llevaría incluso ¡hasta temer por su propia vida!

El infierno con las drogas

La modelo de 41 años ha sufrido varios altibajos tanto profesionales como personales, pues su problema con las drogas son resultado de las fuertes depresiones que sufría, situación que la orilló a estar recluida 9 veces en centros de rehabilitación:

- Fue internada por primera vez en 2002 en un hospital psiquiátrico en la Ciudad de México por 21 días.

- No fue hasta el 2005 que ingresó a una granja para alcohólicos por 60 días y luego fue recluida en un centro Oceánica por 45 días.

- En el 2006 ingresó de nuevo al hospital psiquiátrico por 11 días; en el mismo año recayó y llegó por su propio pie a una clínica en Monterrey, Nuevo León, donde estuvo internada por un mes.

- En 2007 su salud no tenía mejora, seguían las depresiones y tenía fuertes discusiones con sus hermanos Ruth y Daniel; esto la orilló a consumir nuevamente alcohol y se internó por dos meses en una clínica en Cuernavaca, Morelos.

- Sufrió una tercera recaída por su alcoholismo en julio de 2008, lo que la llevoó a un centro de ayuda para las adicciones en Guadalajara, Jalisco.

Una luz en el camino

En 2011, así captamos a Carmen Campuzano después de salir del centro para la adicciones en Guadalajara, Jalisco.

En 2011, así captamos a Carmen Campuzano después de salir del centro para la adicciones en Guadalajara, Jalisco.

Tras su salida, la modelo buscó resarcir los problemas personales y familiares que las drogas le causaron, pero sobre todo buscó recuperar el cariño de sus gemelas Camila y Daniela. Las niñas se quedaron al cuidado de su hermana Ruth tras una de las recaídas de la modelo, pero lamentablemente Ruth falleció en 2009, y su sobrino, Ariel, se hizo cargo de las pequeñas hasta la fecha.

Todos pensaron que después de vivir una mala racha en su carrera, Carmen comenzaría desde cero, pues incluso realizó pláticas de superación personal y sobre adicciones, donde daría testimonio de su experiencia con las drogas. Con ello también buscó resolver sus problemas como madre y salir adelante.

Uno de los proyectos que buscó desarrollar fue su libro 'Mi vida en las pasarelas', donde relataría sus experiencias como modelo internacional, e incluso buscó regresar al modelaje. Tres años de sobriedad le empezaron a abrir las puertas, tenía un proyecto para conducir un programa de televisión de cable y se rumoró que iniciaría una carrera en la política.

En 2011, la modelo seguía por el camino de la sobriedad, continuaba asistiendo a un centro para las adicciones en Guadalajara, Jalisco, donde estuvo por última vez casi dos años, apoyada por su amigo, el político Jorge Kahwagi, y el ex boxeador Julio César Chavez.

Carmen Campuzano con sus hijas Camila y Daniela y su sobrino Ariel, tutor de las niñas.

Carmen Campuzano con sus hijas Camila y Daniela y su sobrino Ariel, tutor de las niñas.

Lección no aprendida

Pero los problemas regresaron cuando en octubre de 2011, luego de cuatro años de estar alejada del alcohol y las drogas, se supo que tuvo que ser internada nuevamente luego que asistiera a una fiesta en la Ciudad de México, aunque sólo estuvo internada por 5 días. Situación que ella misma negó y aseguró que sus problemas sólo eran físicos resultado del accidente que sufrió en 2009 cuando saltó de un taxi en marcha, por lo que sufrió fracturas de vértebra cervical, clavículas, pelvis y la base del cráneo, esto por una fuerte depresión que tuvo tras su tórrido romance con el actor Andrés García.

Para inicios de este año, Carmen fue objeto de un nuevo escándalo ya que nadie sabía de su paradero desde octubre del 2011. Se dijo que se encontraba nuevamente internada, incluso, su hermano gemelo Daniel Campuzano, desconocía su paradero y sólo tenía noticias de su hermana por medio de una amiga muy cercana de la modelo. Pero Carmen apareció y se supo que estuvo internada tres meses en una clínica en el Estado de Hidalgo por una recaída que sufrió con el alcohol.

Busca recuperar su vida

Ahora, dos meses después de salir del centro de rehabilitación, platicó con TVNotas para confesar su completo arrepentimiento por sus adicciones, por lo que busca recuperar su vida, la cual ha sido fracturada tanto física como emocionalmente, así como el cariño hacia sí misma, de sus seguidores y principalmente, de sus hijas.

Carmen Campuzano regresó a la vida y no piensa soltarse de ella.

Carmen Campuzano regresó a la vida y no piensa soltarse de ella.



Síguenos en Twitter y Facebook

También estamos en Google +

VS




Opiniones sobre esta nota