ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Ernesto Solano tuvo miedo durante su estancia en prisión.

Ernesto Solano tuvo miedo durante su estancia en prisión.


El cantautor Ernesto Solano, ex vocalista de la Banda Maguey, salió del penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez, luego de estar preso durante 8 meses por haber utilizado de forma indebida y para beneficio propio el nombre de su antigua agrupación.

Tras ser liberado de la cárcel, platicamos con el intérprete, quien nos contó su versión de lo sucedido y todo lo que vivió en ese tiempo.

-¿Cuál fue el motivo de tu arresto?
"En el camino me explicaron que todo era por el uso indebido de la marca 'Banda Maguey', entonces un amigo me mandó un abogado para pagar una fianza y poder regresar a Puerto Vallarta, pero no fue así".

-Mario Guardado, representante de la banda, dice que no te fue bien como solista y que por eso usaste el nombre...
"No fue así, de mis 3 discos como solista, saqué varios sencillos y todos pegaron mucho. Más bien cuando salí del grupo, ellos se fueron en picada y ahorita ya no tienen el éxito de antes".

-¿Cuándo y por qué saliste de la cárcel?

"Salí el 27 de febrero de 2013 como a las 8 de la noche, el abogado fue por mí y me regresé con unas sobrinas a Guadalajara. Salí porque la 'Banda Maguey' me otorgó el perdón, ya que era por querella y no hubo sentencia, aunque pasé 8 meses preso. Los abogados de la agrupación le dijeron a los míos que no estaban cómodos con la situación y que no querían que estuviera más tiempo adentro".

-¿Tus hijas supieron que estuviste preso?
"Sólo mi hija mayor, con mi hija de 13 años conseguí su teléfono y le hablé una vez, pero no le dije dónde estaba; y la más grande, de 21 años, supo por los medios y habló con mis papás, quienes le explicaron la situación. Pero nunca quise que me vieran en esa situación, el único que me visitaba era mi hermano Gerardo y un primo".

-¿Cómo fue tu vida en la prisión?
"Los primeros 3 meses fueron de terror, no sabía que hacer; después de cierto tiempo conocí a la mamá de un amigo preso y me invitaba a comer en el patio donde llegaban las visitas. Ella arregló las cosas para hacerse pasar como mi familiar y yo decía que era mi abuelita. Mis padres le depositaban dinero por la ayuda que me daba".

-¿Qué fue lo más duro que viviste?

"Pasé 2 meses en una celda sin salir y pensaba ¿qué hago aquí?, ¿por qué estoy aquí?, dejé muchas cosas pendientes. Cuando salí a población era acompañado por otros presos de mi celda porque me daba mucho miedo ver gente, desde asesinos, ladrones, narcos, de todo".

VCN
Síguenos en:

Opiniones sobre esta nota