ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Ricardo Rocha: Mi principal medicina es mi necesidad de comunicar.

Ricardo Rocha: Mi principal medicina es mi necesidad de comunicar.


Ricardo Rocha, de 63 años, es padre de 4 hijos: Ricardo, de 37; Juan Francisco, de 35; Jorge Armando, de 32 (los 3 de una relación anterior), y Alejandra, de 14 (a quien procreó con su esposa Marianela), y además es abuelo de 5 nietos. 
 
Y en entrevista para TVNotas esto fue lo que nos contó: 
 
-Ricardo, ¿cómo le hace para llevar un ritmo de trabajo tan agitado, trabajando en televisión, radio, periódico y su agencia informativa? 
“Todos los días doy gracias a Dios por tener el privilegio de hacer lo que me apasiona. Mi principal vitamina es mi necesidad de comunicar, decir cosas, dirigirme a quienes me leen, me escuchan, y a los que me ven, haciéndolo siempre con un enorme respeto, pero también con gran entusiasmo. En estos tiempos es mejor que sobre y no que falte el trabajo, y he encontrado formas distintas de comunicar”.
 
-¿Su jornada a qué hora empieza?
“Todos los días me levanto a las 4 de la mañana. Suelo ser disciplinado y procuro dormirme siempre a una hora muy temprana, junto con mi familia. Somos la familia pollo, porque apenas termina la tarde y ya estamos todos dormidos; es una fortuna que estemos en la misma línea”.
 
-A los 63 años, ¿cómo se ven las cosas como padre de 3 hombres maduros y una niña adolescente?  
“Honestamente, empiezas a tener prisa por hacer más cosas, pues sabes que el tiempo se te acaba. Aunque yo soy optimista, y pienso que si me cuido puedo durar unos años más ejerciendo mi oficio con dignidad, con facultades, con respeto por mí mismo, y por la audiencia. Y así es, tengo 3 hijos grandes: Ricardo, de 34; Juan Francisco, de 32, y Jorge Armando, de 29, que ya tienen su vida más o menos resuelta y se valen por sí solos, aunque siempre cuentan conmigo como un apoyo incondicional y estoy orgulloso de los 3. 
 
"Ricardo está muy metido en el mundo de las computadoras y lo digital, lo cual me es un poco ajeno. Juan Francisco y Jorge Armando han seguido mis pasos, de alguna manera, el primero como reportero, y el otro más en el plano del análisis político. Ya tienen sus propios programas y comparten con otros colegas muy prestigiados. La verdad es que ahorita mi preocupación más importante es mi hija Alejandra (de 14 años), porque todavía está chiquita y le quiero durar el mayor tiempo posible, pero que además se sienta orgullosa de su papá y no me vea decrépito.
 
"Me interesa durarle mucho, ya que deseo tener la alegría de verla terminar una carrera y recibirse, y si Dios me da licencia, entregarla en matrimonio o conocer a uno de sus hijos”.

El periodista se siente feliz con su familia.

El periodista se siente feliz con su familia.


 
-Por lo que vemos, para usted la familia es lo más importante... 
“Claro, yo vivo feliz. Mi esposa es extraordinaria, una mamá formidable y gran amiga de mi hija. El amor que se tienen es algo verdaderamente insólito, es un sentimiento muy grande y me siento orgulloso del amor que se tienen. Trato de estar el mayor tiempo posible con ellas, de pronto voy a comer a casa o regreso después del noticiero, para pasar un rato con mi mujer en el desayuno". 
 
-¿Y qué tanta confianza tiene con su hija para hablar de sexualidad?  
“Muchísima. Hablamos de todas estas cosas, de sus amiguitos y de que por ahí alguien la inquieta, así como de los atributos que ella espera encontrar en un hombre. Es sumamente sensata, completa. Creo que la cultura que ha adquirido le ha ayudado mucho. Está en una escuela bastante exigente, pero le va bien en calificaciones. Es muy de casa, y a veces le he llegado a preguntar si no se aburre con nosotros, pero le molesta que pregunte eso, porque es feliz a nuestro lado”.
 
-Y como esposo, ¿qué tal han sido 22 años de casado con Marianela, madre de su niña?
“Muy felices. Este tiempo se me ha ido como un suspiro, y cada aniversario lo celebramos, pues tampoco soy un loco apasionado del trabajo. Yo no me llevo chamba a la casa, hubo un tiempo en que lo hacía y es absurdo". 
 
-¿Qué hace que siga tan enamorado?
“Marianela es una mujer con mucha vitalidad, siempre está planeando cosas. Es muy de su hogar, se mantiene guapa y con sentido del humor. No permite que la casa y mi habitación las arregle nadie; se hace cargo de mi vestidor, mi baño y mis cosas, ésa es su forma de expresar su amor, cariño y cuidado por nuestro hogar”.
 
-¿Ahora cuál es su máximo sueño?
“Cantar y bailar ‘You are so beautiful’, de Joe Cocker, con Ale cuando la entregue en matrimonio. Bailar con ella, luego los 3 juntos con Marianela, y después voltear a ver al novio y entregarla”.

 
AG
 
Síguenos en:

Opiniones sobre esta nota