ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Mientras la actriz llegaba a la sala de espera, su mamá, doña Gabriela (blusa durazno), se hizo cargo de todos los trámites para que su hija fuera dada de alta.

Mientras la actriz llegaba a la sala de espera, su mamá, doña Gabriela (blusa durazno), se hizo cargo de todos los trámites para que su hija fuera dada de alta.


El pasado 5 de diciembre, Bárbara de Regil, de 26 años, se operó el busto por tercera ocasión en el hospital Médica Londres, en la colonia Juárez (centro del DF). Sin embargo, en esta ocasión se trató de una emergencia, pues descubrió que uno de sus implantes (izquierdo) lo tenía al revés desde hace 2 años, por lo que pese a que había asegurado que no volvería a hacerse otra cirugía, se puso en manos del doctor Jorge Krasovsky; una amiga de la actriz, nos dijo:

-¿Sabes cuándo se puso implantes Bárbara de Regil por primera vez?
“Fue hace casi 4 años, aunque la verdad no los necesitaba. De hecho, fue poco el aumento, sólo lo hizo para subírselo, pues como ya había tenido a su hija Alexa (hoy de 9 años), su cuerpo cambió. Entonces, pasó de ser 34A a 34C, para verse mejor, pero eso le ocasionó algunos problemas”.

-¿A qué problemas te refieres?
“A los 7 meses se le reventó el implante derecho. Esa fue una etapa fuerte para ella, ya que tenía dolor intenso; además, estaba en las grabaciones de su primera telenovela, 'Bajo el alma'. Por una parte se sentía feliz, aunque por otra, tenía la molestia, así que tuvo que operarse de emergencia”.

-¿Luego qué pasó?
“El primer médico le hizo un mal trabajo, así que hace poco le recomendaron al doctor Jorge Krasovsky, quien la valoró y le dijo que había algo raro, por lo que tenía que operarla. Bárbara no quería, y estaba muy nerviosa, pues ya era la tercera vez, y como te dije, las anteriores cirugías fueron dolorosas, pero se armó de valor y toda su familia la acompañó a esta nueva cirugía”.

Salió en silla de ruedas, ayudada por un enfermero; tapaba su cara con una gorra.

Salió en silla de ruedas, ayudada por un enfermero; tapaba su cara con una gorra.


-¿Qué la hizo ir al doctor?
“Se había dado cuenta de que algo estaba mal, pero lo que detonó fueron dolores muy fuertes, y de emergencia prepararon todo”.

-¿Y qué le hicieron?
“La operaron, y descubrieron que el implante izquierdo lo habían colocado al revés. Entonces, lo pusieron como tenía que ser”.

-¿Cómo se siente ella?
“Le fue súper bien. Al otro día la dieron de alta y quedó fascinada con los resultados. Tiene molestias y debe guardar reposo durante 2 semanas”, finalizó.

DRC
Síguenos en:

Opiniones sobre esta nota