ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Tras someterse al bypass gástrico, llegó a los 50 kilos, pero el doctor le pidió que subiera ocho.

Tras someterse al bypass gástrico, llegó a los 50 kilos, pero el doctor le pidió que subiera ocho.



El profesionalismo con el que trabajó como maestra de canto en La academia kids, que concluyó el 21 de diciembre del año pasado, provocó que Laura Cortés, de 41 años, retrasara una operación de emergencia a la que debía someterse, debido a que le detectaron quistes en los senos y miomas en la matriz. Además, el bypass gástrico que le hicieron en 2011, le hizo perder más de 70 kilos, generando la aparición de hernias en el estómago, por lo que hace unos días, fue hospitalizada para entrar a una cirugía de más de 12 horas, en la que le hicieron cinco procedimientos distintos en un solo día. Ella misma nos contó los detalles:

-Laura, ¿cómo te encuentras?
“Recuperándome, necesitaba hacerme la operación. Tenía miedo, pues era una cirugía muy grande, pero no quise ser negativa, porque tenía que salir adelante por mi hijo Luciano, de 4 años, y vivir para él. No había manera de evitarlo, mi vida estaba en riesgo”.

-¿Cuánto tiempo duró la intervención?
“Fueron 12 horas y media, y participaron tres especialistas: ginecóloga, bariatra y cirujano plástico, además de siete asistentes”.

-¿Tan grave era?
“Tenía cuatro tumores y tres miomas grandes en el ovario izquierdo; dos hernias en el intestino, y me cerraron la pared abdominal, pues al bajar muchos kilos tenía un colgajo de piel muy grande. A eso le llaman lipectomía circular, y se hace alrededor del cuerpo. Me quitaron un cinturón de piel de cinco kilos, y aunque usaba faja, me rozaba y lastimaba. Así que por bajar tanto de peso, tenía quistes en los senos, los cuales me reconstruyeron”.

En el estacionamiento ya la esperaba su hermana, Lola Cortés, de 43 años, quien la ayudó y apoyó en este difícil proceso.

En el estacionamiento ya la esperaba su hermana, Lola Cortés, de 43 años, quien la ayudó y apoyó en este difícil proceso.




-¿Cómo te detectaron tantos males?
“Hace meses comencé a sentirme mal, tenía fuertes dolores en el vientre y la matriz. Durante La academia (donde fue coach) me costaba mucho trabajo usar tacones”.

-Platícanos de la operación...

“Mi cirujano plástico, Héctor Cantú, comenzó con la reducción de busto, donde encontró siete quistes en gran parte del tejido, por eso tuvieron que reconstruirlos y ponerme implantes de gel, de 120 mililitros. Me redujo de 36DD a 32B. Después me abrieron el contorno de la cintura, me levantaron la piel del abdomen, y la ginecóloga me quitó los tumores en el ovario, pero encontraron dos más y dos miomas en el útero, así que tuvieron que hacerme una histerectomía para quitarme todo el útero. También entró el bariatra, para sacarme dos hernias que tenía en el intestino delgado”.

-¿Y además te quitaron piel?
“Así es, al final mi doctor me hizo una lipectomía para quitarme cinco kilos de piel; ahí me pusieron 103 puntadas”.

-¿Analizaron los tumores?
“Sí, uno de la matriz fue cáncer, pero ya no tengo nada, gracias a Dios”.

-¿Necesitarás tratamiento para eso?
“Afortunadamente, no”.

Llegó a pesar 129 kilos, que le ocasionaron serios problemas: mi salud y mi físico no estaban bien.

Llegó a pesar 129 kilos, que le ocasionaron serios problemas: mi salud y mi físico no estaban bien.



-¿Por qué todo fue al mismo tiempo?
“Por decisión del doctor y los otros especialistas, pues lo creyeron conveniente, todo al mismo tiempo; y así mi recuperación sería más rápida”.

-Dinos lo primero que pensaste...
“En un principio creí que estaba invadida de cáncer, pero fui fuerte gracias a que mi hermana (Lolita Cortés) y mi mamá (doña Dolores Jiménez) son el pilar de la familia y nunca me dejaron sola. Lola fue quien cubrió los gastos más fuertes, y yo otros; nos apoyamos siempre”.

-¿Qué cuidados debes tener?
“Reposo total, seguir una dieta blanda y tomar licuados de proteína. En 20 días me quitarán los puntos”, finalizó.

DRC
Síguenos en:

Opiniones sobre esta nota