ANÚNCIATE
PARTICIPA
VISITA TAMBIÉN
Existió una campaña en redes sociales para expulsar de México a Laura Bozzo y aunque por fin abandonó el país, sólo es momentáneo, ya que su viaje a Perú es en gran parte para demandar por difamación a Marco Sifuentes, Hernán Migoya y Ricardo Montes, autores del cómic no autorizado 'Señorita Laura', bajo la Editorial Planeta.

Laura Bozzo quiere que paguen por usar su nombre e imagen.

Laura Bozzo quiere que paguen por usar su nombre e imagen.



Bozzo se encuentra en la capital Lima acompañada de su pareja Cristian Zuárez, con la firme intensión de hacer pagar a los autores, con una demanda que según ella, les costarían millones de pesos por el detalle de atreverse a utilizar su nombre e imagen pública.
 
Así lo dio a conocer Cristian Zuárez ante las cámaras de la televisión peruana: "Estamos viendo temas legales básicamente por un libro que se hizo, porque utilizaron no solamente el nombre de 'Señorita Laura' que está registrado, sino también el nombre de Laura Bozzo, en una historia que nunca ocurrió y ella jamás autorizó que se publique".
 
 

Laura Bozzo y su cómic.

 
La reacción de los medios no se hizo esperar debido a que recordaron que Bozzo fue acusada en Perú de formar parte de una red criminal de corrupción donde se desviaron alrededor de 3 millones de dólares, hacer campaña en favor del dictador Fujimori y utilizar métodos 'psicosociales' en televisión, los cuales desviaron la atención pública sobre los problemas reales del país.
 
Ahora que perdió su programa en México, Bozzo está más que molesta y apunta a todos lados, incluso contra su público, pues en su última transmisión dejó a los asistentes con la ganas de convivir con ella e incluso abandonó el foro sin despedirse.
 
 
 
ACV
Síguenos en:

Opiniones sobre esta nota