TVNotasLogoTVNOTAS

Conoce al joven que dará vida a Jesús en la Pasión de Cristo
Gente Ejemplar

Conoce al joven que dará vida a Jesús en la Pasión de Cristo

03 de Abril del 2019 por Raúl Campos y Geovanni R. Catarino / Foto: Enrique Ordóñez

Entrena 3 horas al día de lunes a sábado, desde hace dos meses.

Publicidad Kuxtal
Tony Reyes tiene 23 años y estudia Ingeniería Geofísica en la ESIA Ticomán del IPN, y está feliz de cumplir su mayor sueño: encarnar este año a Jesucristo durante la 179 representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa (CDMX).
 
-Tony, ¿por qué quisiste interpretar a Jesús?
 
“Soy originario del barrio de San Pedro en Iztapalapa, y desde chico me inculcaron a seguir con la tradición, por eso siempre anhelé salir en un papel protagónico. Hace dos años me postulé y, por obras del destino y de Dios, no quedé en ningún papel, pero este año fui por lo grande y me quedé como Jesús”.
 
Entrena 3 horas al día de lunes a sábado, desde hace dos meses.
 
-¿Qué te dicen en tu familia?
 
“Mi mamá me acompañó el día de los resultados y cuando me anunciaron, yo entré en shock y mi mamá estaba llorando de felicidad. En mi casa, mis familiares me fueron a ver para felicitarme y hasta me hicieron un pastel”.
 
Entrena 3 horas al día de lunes a sábado, desde hace dos meses.
 
-Dinos, ¿cómo balanceas tu tiempo para poder hacer todas tus cosas?
 
“Hay tiempo para todo; he aprendido de responsabilidad y compromiso. Hay días que voy a la universidad a las 8 de la mañana y entreno a las 12, me hago hora y media de la escuela a mi casa; en las tardes entreno cargamientos de cruz, hago mi tarea, ensayo diálogos, y si hay evento en el salón de fiestas donde trabajo, me tengo que ir, gracias a Dios hay chamba”.
 
 
-¿Cómo ha sido tu entrenamiento?
 
“He entrenado durante dos meses de lunes a sábado, tres horas diarias, de dos formas: en gimnasio para agarrar fuerza física en el cuerpo, y con una cruz de madera para tener resistencia y cargar la que ese día llevaré en mis hombros”.
 
Entrena 3 horas al día de lunes a sábado, desde hace dos meses.
 
-¿Tu entrenamiento de cruz cómo es?
 
“Empecé con un tronco de 40 kilos para ir agarrando condición, y ahorita estoy con una cruz que pesa 75; y la de ese día pesará 90. La cargo y arrastro en el Cerro de la Estrella, en las inmediaciones del Museo del Fuego Nuevo”.
 
-¿Pudiste con la cruz a la primera?
 
“La primera vez que la cargué, sólo pude arrastrarla 250 metros, de ahí me empezó a doler mucho el hombro y me frustré, me entró una especie de nostalgia por no haber logrado el objetivo; ahora la muevo 800 metros ininterrumpidos, y aunque sé que es gracias a mi entrenamiento, también me da fuerza el espíritu de mis familiares y amigos”.
 
Entrena 3 horas al día de lunes a sábado, desde hace dos meses.
 
-¿Tienes algún ritual previo a entrenar?
 
“Para el gimnasio, ninguno; pero antes de entrenar con la cruz le doy un beso, pues es como si estuviera besando al mismísimo Padre, para agradecerle esta oportunidad. Además la respeto porque con ella entreno, lloro y sonrío”.
 
-¿Ya te sientes preparado?
 
“Me siento muy pleno, con una tranquilidad enorme y fuerte para poder con lo que venga ese día. Los anteriores Cristos me han comentado que el mero día la cruz se vuelve liviana, no sé si por la adrenalina o la fe, pero nunca he estado más listo en mi vida”, concluyó.