LogoTVNOTAS
Kazuki Takahashi, creador de Yu-gi-oh es encontrado sin vida
Entretenimiento
07 de Julio del 2022 por @TVNotasmx / Foto: Instagram

Kazuki Takahashi, creador de Yu-gi-oh es encontrado sin vida

Takahashi había estado aparentemente en un viaje de buceo, dijeron funcionarios de la guardia costera.
El autor del manga "Yu-Gi-Oh!", origen del juego de cartas intercambiables, ha sido hallado sin vida en la ciudad japonesa de Nago, en el sudoeste del archipiélago, informó este jueves la Guardia costera nacional.
 
El cuerpo de Kazuki Takahashi, nombre artístico del dibujante, fue encontrado en la mañana del miércoles flotando ataviado con equipo de buceo frente a la costa de Nago, en la prefectura de Okinawa, pero su identidad no fue confirmada hasta hoy, según explicó a Efe un portavoz de los guardacostas.
 
Takahashi tenía 60 años. Las autoridades están investigando las circunstancias de la muerte y ya han concluido la autopsia del fallecido, cuyos restos serán enviados a su familia en Tokio próximamente, añadió el portavoz de la institución marítima.
 
Kazuki Takahashi, creador de Yu-gi-oh es encontrado sin vida
 
 
El cadáver fue avistado cuando se encontraba a unos 300 metros de la costa por una persona que pasaba por una playa e hizo una llamada de emergencia a la Guardia Costera.
 
La muerte se habría producido uno o dos días antes del hallazgo, según detalles recogidos por el diario local Okinawa Times.
 
Kazuki Takahashi, creador de Yu-gi-oh es encontrado sin vida
 
 
Takahashi era el creador de "Yu-Gi-Oh!", la obra que lo llevó al éxito y derivó en populares series de animación de la mano de la productora cinematográfica Toei, películas, numerosos "spin-offs", videojuegos como "Yu-Gi-Oh! Master Duel" y juegos de cartas coleccionables que siguen moviendo millones a nivel internacional.
 
El japonés empezó su carrera como dibujante de manga ("mangaka") en 1982, pero no sería hasta 1996 que su fama se dispararía con el lanzamiento de "Yu-Gi-Oh!". 
 
Kazuki Takahashi, creador de Yu-gi-oh es encontrado sin vida