LogoTVNOTAS
Hiromi y su esposo.
Espectáculos México
09 de Febrero del 2021 por María Montoya / @TVNotasmx / Foto: Archivo TVNotas

¡Amor eterno! Viudo de Hiromi asegura que recibió la visita del alma de la actriz

El empresario Fernando Santana, desea volver a soñar con la actriz y su hija (qepd).
Dicen que el tiempo cura todo, incluso las heridas más profundas; sin embargo, hay ausencias que nunca se superan, sólo se aprende a vivir con ellas. Este es el caso del empresario Fernando Santana, viudo de la cantante Hiromi Hayakawa (qepd), quien a poco más de tres años de haber perdido a su esposa y a la hija que esperaban, por complicaciones durante el parto, por fin ha encontrado la paz interior. El también cantante nos abrió su corazón y esto nos contó:
 
 
-Fernando, cumpliste 37 años, ¿cómo estás?
“Así es. Estoy bien, gracias por preguntar”.
 
-Imagino que como a la gran mayoría, la pandemia te ha afectado...
“Claro, me afectó esta situación como a todos. Tengo negocios dedicados al área infantil, pero como no hay fiestas, están cerrados, y por el lado artístico, iba a comenzar con un tributo para lanzarme como cantante de salsa y hacer un grupo musical, pero esos planes tendrán que esperar”.
 
-¿Cómo le has hecho para sobrevivir todo este tiempo?
“Buscándole. Siempre he sido trabajador, no me quedo parado, le busco por el lado A, el B... siempre adaptándome, como millones de personas lo han hecho desde que inició esto”.
 
-Fernando, ya pasaron más de tres años del fallecimiento de Hiromi y tu hija, ¿cómo estás anímicamente?, ¿cómo has trabajado tu duelo?
“Estoy saliendo adelante día a día, un paso a la vez. La verdad, tener a la familia y a los amigos cerca me ayudó a entender la partida de Hiromi y mi hija Julieta”.
 
-Su apoyo te dio paz y consuelo...
“Comencé a sentir consuelo cuando asimilé que la muerte de Hiromi y mi hija, por más dolorosa que haya sido, es parte de la vida; me dije: ‘Bueno, algún día también voy a ir allá, voy a llegar a donde están ellas’”.
 
¡Amor eterno!
 
-Después de todo ese dolor que viviste, entraste en una etapa de aceptación...
“Así es. Mientras, lo que hago es honrar sus memorias, celebrar la vida que tuve junto a Hiromi y seguir adelante por mí, por mi familia y por la suya”.
 
-¿Cuánto tiempo estuvieron juntos?
“Nuestra relación fue muy rápida, fue un año y medio en total, pero fue todo para mí”.
 
-Lo que te sucedió es algo que nos ha venido a enseñar la pandemia: que en cualquier momento podemos dejar este mundo...
“Definitivamente. La pandemia nos ha enseñado a que tenemos que valorar a la gente que tenemos alrededor, a disfrutarlos día a día, porque como bien lo mencionas, en un abrir y cerrar de ojos se va quien menos te imaginas y cuando menos te lo esperas”.
 
-¿Fuiste a terapia?
“Sí, porque nunca había experimentado perder a un ser tan cercano, como mi esposa y mi hija. Tuve que tomar terapia porque era muy feliz al lado de Hiromi, y cuando ella y mi hija fallecieron necesité un escape para volcar toda la rabia que sentí tras su partida, hasta que por fin llegué a una etapa de agradecimiento. Agradecí el tiempo que estuve con ella, lo que vivimos y lo que me enseñó”.
 
-¿Qué te enseñó Hiromi?
“Me enseñó a siempre entregar una sonrisa a la gente, a tratar a todas las personas con un amor único y natural, a ayudar en lo más posible a quien tuviera enfrente”.
 
-En octubre pasado ella habría cumplido 38 años, ¿cómo la recordaste?
“Sí, el 19 de octubre fue su cumpleaños. Tengo fotografías de Hiromi y de mi hija en mi casa, pero no me hacen falta para recordarlas porque ellas viven en mí, diario las tengo presentes”.
 
¿Las has soñado, has recibido algún mensaje, prueba de su presencia?
“Desde que ellas dejaron este mundo he soñado a Hiromi unas cuatro veces, muy pocas en realidad, pero el último sueño fue muy especial. En ese sueño Hiromi aparecía vestida toda de blanco con el cabello negro y largo; venía acercándose a mí y mientras más lo hacía, me daba cuenta de que tenía los ojos llorosos. Cuando estaba junto a mí, me dijo: ‘¿Cómo está eso de que te quieres morir?’, y al preguntarme eso, en ese momento desperté y grité ‘¡No!’”
 
Hiromi falleció en 2017.
 
-¿Fue durante una etapa de depresión tuya?
“Sí, ese sueño lo tuve durante una etapa complicada en la que no tenía ganas de vivir. Sin embargo, más que un sueño lo sentí como una visita. Se sintió como si ella hubiera estado ahí, conmigo”.
 
-¿Pensaste que venía por ti?
“Sí, dije: ‘vino por mí, ¡vámonos de volada!’”
 
-¿Tuviste ganas de morir?
“Sí, por supuesto, y si hubiera pasado habría dicho: ‘me voy muy contento con ellas’”.
 
-Recientemente, la actriz Fernanda Castillo estuvo a punto de morir después de su parto, la atendieron y sobrevivió, cuando sucedió lo de Hiromi se dijo que hubo negligencia, ¿crees que la hubo?
“Creo que los doctores hicieron hasta donde ellos pudieron, desafortunadamente cuando algo está destinado a pasar queda fuera de las manos de cualquiera”.
 
-¿Nada pudo hacer la diferencia?
“En el caso de Hiromi, hasta la fecha no se sabe a ciencia cierta cómo detectar ese síndrome (de HELLP), se puede confundir con preeclampsia y muchas cosas que nada que ver, y cuando ya se dan cuenta ya no hay manera de revertirlo”.
 
-¿Has vuelto a soñar con ella?
“No, desde esa vez no he vuelto a soñar con Hiromi o con mi hija, aunque me gustaría volver a hacerlo”.
 
-Hace poco subiste una foto cargando a tu bebé, ¿por qué la compartiste?
“Una mañana vi la película Belleza inesperada, de Will Smith, y me tocó el corazón porque el protagonista también pierde a su hija. Me sensibilizó sobre la pérdida de Julieta y quise compartir una foto cargándola con un mensaje que me nació en esos momentos”.
 
-¿Quieres pasar tu vida solo o te ilusiona un nuevo amor, independientemente de que Hiromi vivirá siempre en tu corazón?
“Dios te pone a las personas indicadas en tu camino, pero hoy en día estoy tranquilo, en paz y contento”, finalizó.
 
Fernando la recuerda siempre.