LogoTVNOTAS
En exclusiva Daniela Ibáñez revela los detalles de su boda con Pablo Campos
Espectáculos México
15 de Mayo del 2022 por María Montoya / Foto: Kasandra Vizcaíno

En exclusiva Daniela Ibáñez revela los detalles de su boda con Pablo Campos

La actriz e influencer llegó al altar, luego de 6 años de vivir en unión libre con el cantautor.

 

Daniela Ibáñez (31), hija del actor Manuel “Flaco” Ibáñez (75), después de 6 años de vivir en unión libre, se casó el pasado 30 de abril por el civil y un ritual de velas y arena con Pablo Campos (24), hijo del compositor Kiko Campos (72). La influencer y actriz, invirtió 8 meses en la preparación de su boda. Aunque ella es mayor que él, asegura que Pablo es más centrado que ella.
 
Como no profesan la religión católica, se unieron por un ritual, como el de la arena, proveniente de Hawai. A la fiesta asistieron influencers, y algunos famosos , entre ellos los integrantes de Morat, pues Simón Vargas (28), bajista de la agrupación, es novio de Nath Campos (26), hermana de Pablo. Incluso el baile de los recién casados fue justamente un tema de este grupo, 'Simplemente pasan'.
 
-¿Por alguna razón especial te casaste el día del niño?
“No, ahora si que era la fecha disponible en el salón”.

-Platícanos de tu relación con Pablo, Muchos jóvenes ya no creen en el matrimonio, qué los llevó a ustedes a casarse y después de cuánto tiempo..
“La verdad es que nosotros siempre habíamos dicho que nos queríamos casar, estaba en nuestros planes. Era algo que platicábamos, de la fiesta, la celebración, siempre fue nuestra mentalidad. No somos creyentes de la iglesia pero sí queríamos una ceremonia diferente, queríamos algo más especial, más personalizado , este año cumplimos 7 como pareja”.

-¿Cuántos años tienes?
"Yo tengo 31, él es más chico que yo, él tiene 24”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos

-¿Cómo se conocieron?
“Él es hermano de una de mis mejores amigas (Nath Campos), que estudiábamos en el CEA juntas. Yo lo conozco desde hace años y siempre fue muy mi amigo, obviamente lo conocí siendo mucho más chiquito de edad y siempre fue algo que él me decía: yo un día me voy a casar contigo. Como yo lo veía chiquito, era de decir: ah si,claro,  jajajaj. Él conoció a novios míos y todo. De repente un día, ya siendo más adultos, por así decirlo, empezamos a platicar, a llevarnos super bien, pero como que empezamos a tener una gran conexión. Obviamente para mi , era preguntarme: ¿ pero cómo? ¿es más chico que yo?, ya sabes, porque al final la sociedad siempre te mete ideas de que así tiene que ser una relación, pero de repente dije:’ si a mi no me afecta,¿ por qué a alguien más le afectaría? y llevamos ya un buen rato juntos , de hecho, Pablo es como  un anciano, yo soy la joven en la relación, soy la que sí, súper , y él es súper serio, super tranquilo, creo que nos complementamos muy bien y ya después de casi 7 años de relación es un plan que tenemos para nuestro futuro. Siempre hablamos de tener hijos, de casarnos, y quieras que no, ya llevamos mucho tiempo juntos y  bastante tiempo viviendo juntos también”.

-¿Cuánto?
“Como 6 años”.

-¿Entonces casi se fueron a vivir juntos muy rápido?
“Sí, cumplimos un año de novios y justo , dijimos:¿ y si nos vamos a vivir juntos? Probamos y la verdad es que nos llevamos increíble, funcionamos perfecto, nos acoplamos perfecto, entonces realmente ahora sí que regresamos a nuestra casa después de la boda y fue de: ah, buenas noches. Ya llevábamos una vida de casados por así decirlo”.

-¿Pero aparte desde bien chicos, porque ya es un compromiso de compartir la vida diaria?
Sí, algo que siempre platiqué con él.Para mí si era bien importante vivir con mi pareja,  saber si nos llevamos bien, porque igual nos podemos llevar bien cada quien en su casa , pero a la hora de la hora, de tener un problema … a ver, duérmete con esa persona que tienes el problema, a ver cómo lo hacemos. Entonces obviamente no te voy a mentir, ha sido como cualquier relación, arriba, abajo, buenas, malas, pero al final estamos en un punto de que  ya hemos pasado tanto, que la neta , lo que venga lo enfrentamos juntos, entonces ya cuando Pablo me propuso matrimonio fue de: ¿qué? Entre sorpresa , cómo”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos

-Durante esos 6 años hubo alguna ruptura de decir: me voy a mi casa y ahí te ves...
“Realmente como tal ,un quiebre ,no, pero obviamente ha habido momentos tensos, de hecho él un tiempo, muy poquito, como que se hartó mucho de la ciudad y me dijo: ‘me quiero ir a Valle de Bravo’, y yo le dijo: ‘no, pues yo no’. Y me dijo:’ bueno, voy a intentar a ver qué encuentro por allá’. Entonces lo que hicimos fue poquito tiempo, como 3-4 meses, que él encontró una casa en Valle de Bravo, yo me quedé en un departamento acá, y bueno, nos íbamos turnando;  él me venía a ver, y yo a él. De repente era: ¿ estás bien? Y si, si es lo que él quiere, lo tengo que respetar. El amor y el equipo está, pero no sé, yo lo ponía en perspectiva . Yo pensaba: bueno, si de repente me llega un trabajo y me tengo que ir a Miami, pues no es que vamos a cortar o a separarnos. Si él puede venir conmigo , bien, si no, de lejos lo trabajamos. Siempre hemos sido muy libres en ese aspecto. Al final creo que eso ha funcionado muy bien en nuestra relación, que cada quien expresa lo que siente y desea hacer, en una plática y llegando a acuerdos se entiende la gente, no”.

-¿Tus papás te decían, eras muy chica cuando dejaste tu casa?
“Mis papás siempre me han respetado. Nunca se han metido en ninguna de mis decisiones, ellos me apoyan. Siempre el consejo supongo que  lo que dicen todos los papás, en mi casa así fue: ‘el día que tú necesites regresar a esta casa, esta es tu casa y si algo no funciona, ten la certeza y la seguridad que aquí es tu hogar, aquí puedes llegar’. Son personas bastante respetuosas y eso me gusta mucho porque no se meten en mi relación , lo cual hace que también nuestra relación sea más sana”.

-¿Ya tienes planes de tener hijos?
“No, todavía no, si está pensando, si queremos tener hijos, pero ahorita, no, ahorita cada quien está en sus proyectos, yo creo que igual en unos 3-4 años, ya iremos viendo qué nos depara el destino”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos
 
-¿Con cuánto tiempo de anticipación preparaste tu boda?
“Exactamente 8 meses”.

-¿En dónde fue la boda?
“En Morelos, Rincón del Bosque, está como por Tres Marías, se llama Huixquilucan, y es literal en medio del bosque.

-¿Cómo supieron  de ese lugar?
“Me metí en una aplicación de bodas. Yo sabía que no me quería casar en la cdmx pero no quería algo tan lejos para no meter en aprietos a mis invitados. Entonces encontramos ese lugar que está a 40 minutos de la cdmx, super cerca, y me lo encontré. Lo vi, y dije: ‘Este es el lugar donde me quiero casar’. Fuimos a ver varios lugares, para no cerrarnos a uno, pero en cuanto entramos ahí, dijimos:’ es este’”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos

-¿Se casaron por la iglesia o fue un ritual?
“Fue un ritual y por el civil”.

-¿Se casaron por bienes mancomunados?
“No sabría decirte porque siempre cada quien ha estado por su lado, nunca vi la otra opción, cada quien lo suyo. Es algo más sencillo para no tener problemas”.

-¿Quién te hizo tu vestido?
“Es de una tienda que se llama David´s Bridal en la CDMX. Ellos me ofrecieron un intercambio. Me dijeron que me querían regalar mi vestido de novia. Yo les dije que si encontraba algo que me gustara con todo el gusto del mundo, porque les dije que si era algo muy importante para mí y no por ahorrarme el vestido me iba a poner algo que no me encante. Llegué, fuimos mi mamá, mi hermana y mis dos mejores amigas, y el primer vestido que me probé, dije: ‘es este ‘y ya no hubo de otra’. Los otros vestidos estaban bonitos pero no me hizo sentir lo que ése. Ya elegido trabajé en colaboración con ellos, fueron bien lindos y me encantó”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos

-¿Tuviste padrinos?
“Sí, y a mis damas también. Tuve padrinos de lazo que fueron Aide Navarra y Adolfo Argudin, que estuvieron con nosotros en 'Inseparables', nuestros padrinos de anillo fueron los abuelos de Pablo. Tuvimos otros rituales, que son padrinos de velas y de arena, que fueron los símbolos bajo el cual nos casamos. Fueron amigos nuestros: Efraín Berry, Mía Bergara, Roberto Carlo, su novio, Rubén Kuri; de arena fue Pedro Escobedo, Fak? y Julio Lamas y mi primo Leo fue quien ofició la ceremonia, nos guió de ritual a ritual, nos preguntaron a Pablo y a mí por separado si estábamos dispuestos a unirnos en matrimonio”.

-¿Tiene un nombre el ritual?
“No, son diferentes tipos de rituales que se hacen a lo largo del mundo, de diferentes culturas que nos gustaron mucho. El ritual de la arena habla de la individualidad, se hace en Hawai”.

-¿Qué te dijo tu papá cuando te entregó?
“Estaba feliz, me dijo que me amaba mucho, que nos cuidáramos mucho , que siempre fuéramos un equipo”
 
-¿Y tu mamá?
“Lloró , lloró y lloró. Me dijo que me deseaba mi felicidad , y me veía muy feliz al lado de Pablo y eso la hacía feliz. Mi hermana (Tanya)también está feliz. Todos quieren mucho a Pablo. Estaban felices con mi boda”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos
 
-¿Y Kiko Campos, tu suegro, qué te dijo?
“Que estaba muy feliz. Justamente él mencionaba mucho que actualmente a la gente joven no le interesa mucho formalizar o casarse. Al final estamos tomando una decisión que muchos ya no toman ahora, por eso estaba muy feliz y orgulloso de nosotros”.

-¿Y sus seguidores en redes?
“Están felices. Han llorado muchísimo con las historias, las fotos. Han estado super atentos desde que empezamos los preparativos. Todo súper bien”.

-¿Te vas de luna de miel?
Sí, a Santorini y a Suiza, nos vamos dos semanas”.
 
-¿Tu boda fue pospuesta por la pandemia?
“No, gracias a Dios. Escogimos la fecha un poco estratégicamente porque después de lo que vivimos en el 2020 y 2021, quisimos hacerlo unos meses después de inicios del 2022 porque sabemos que enero y febrero son los meses más altos de contagio  porque la gente ya sale y no le importa. Buscamos un mes donde estuviera todo más calmado y que no fuera época de lluvia”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos

-¿Qué canción bailaste?
“Simplemente pasan de Morat porque sin querer queriendo nos la dedicábamos. Yo cada vez que la escuchaba pensaba en él y luego un día él, cuando hizo su despedida de soltero justo fueron al concierto de Morat, porque uno de ellos es cuñado  de Pablo, se fueron al concierto a Colombia , me la mandó y me la dedicó y le dije: ‘qué chistoso, porque yo siempre pienso en ti cuando escucho esa canción’.

-¿Cuántos invitados tuvieron?
“200 personas, si fue una fiesta grande”.
 
Boda de Daniela Ibáñez y Pablo Campos