LogoTVNOTAS
TvNotas
Espectáculos México
02 de Septiembre del 2011 por José Rivero / Foto:

'Ventaneando' a Pedro Sola

Estuvimos un día con uno de los presentadores más queridos de la televisión.


Originario de Veracruz, Pedro Sola de 64 años ha vivido toda su vida en un departamento de la colonia Polanco de la Ciudad de México. En la preparatoria quiso iniciar una carrera actoral, pero la vida lo condujo a ser economista y posteriormente uno de los conductores más queridos de la televisión.
Nos recibió en su casa y nos reveló detalles de su juventud, su relación con Pati Chapoy y hasta de la entrada de Daniel Bisogno a ‘Ventaneando’.
Cuando confesó que quería ser actor, su padre se negó rotundamente y así decidió estudiar economía en la UNAM. Empezó a trabajar desde 1968 en la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Comercio hasta 1991. Cuando salió de ésta última, un amigo lo llamó para trabajar con él en una agencia de viajes, pero me di cuenta de que no era lo mío, entonces yo como economista me fui a trabajar en el sector social en Empresas de Solidaridad, y fue un día que llamó mi amiga Carmen Armendáriz y me dijo que estaba por presentar un proyecto en Televisión Azteca de un programa de crítica de la televisión y quería que yo fuera a hacer el piloto con ella”.
El proyecto se llamaba originalmente ‘Telenoveleando’. En diciembre de 1995 se hizo el piloto con el nombre de ‘Qué te cuento’ y en la sala se sentaron Pati Chapoy, Martha Figueroa y Juan José Origel. Pedro recordó: Yo no conocía absolutamente a nadie más que a Carmela. Llegué a TV Azteca sin conocer nada, me llevaron a maquillaje. Aunque sí me gustó mucho hacer teatro, nunca se me ocurrió trabajar en la televisión y mucho menos como conductor”.
Ese día me presentó a Pati y me dejó muy impactado porque una personalidad como la de Pati Chapoy no es fácil de digerir. Es algo muy impresionante, que si la gente la conociera bien, es una mujer como cualquiera, pero con una personalidad que la ves y te sorprende”.
El 22 de enero de 1996 salió al aire el primer programa de ‘Ventaneando’. Originalmente Chapoy sería únicamente productora, pero se le ordenó que se quedara en el programa, el cual se grababa a las 8 de la mañana, pues Pedro tenía que regresar a su trabajo como economista.
En un pueblo de Veracruz una señora me dijo ‘¿qué usted no sale en la tele?’… y ahí se acabó mi credibilidad como funcionario público. Mi jefe me dejó hacer trabajo de oficina y pensé en renunciar al programa de televisión”. Carmen Armendáriz no se lo permitió y en cambio le dio trabajo en TV Azteca como asesor de la dirección general.
En un programa de radio conoció a Daniel Bisogno, quien le pidió a Pedro que lo llevara con Pati Chapoy. Me pareció que era muy divertido, era muy jovencillo; alto y flaco, no como está ahora. De alguna forma entablamos una relación agradable. Daniel como lo ven en la tele no es así, tiene otra personalidad, es una buena persona, buen amigo, buena pareja… loco, es muy obsesivo”.
Pati se negó a hablar con Daniel, pero Pedro insistió en que lo recibiera y Chapoy accedió a platicar con él cinco minutos. No se quedó cinco minutos. Se quedó media hora, porque Daniel es muy hábil y la cautivó de inmediato. Ese día Daniel no salió para trabajar en ‘Ventaneando’, pero empezó a trabajar en ‘Caiga quien Caiga’”.
En una ocasión cuando Pati tuvo el problema legal con Televisa, Martha ella y yo fuimos al juzgado en el Reclusorio Norte. Entonces Pati habló con el productor para que llamara a Esteban Macías, Atala Sarmiento y a Daniel Bisogno para que hicieran ‘Ventaneando’ con Álvaro Cueva, quien se sentó en el pequeño sillón de Pati. Daniel siempre hace una broma que Álvaro, que en esa época era muy gordo, se llevó puesto el sillón”.
‘Pedrito’ nos confesó que una de las claves del éxito de ‘Ventaneando’ es la gran amistad que existe entre los conductores, aunque no siempre es miel sobre ojuelas. Pati como jefa y directora de espectáculos, con muchos problemas de repente está de malas, nos regaña o nos llama la atención, pero siempre hay una buena relación. Ella te puede regañar en este momento muy seriamente, y cuando pasa el regaño vuelve a ser la misma. No hay resentimiento ni amargura que te quede”.
En cuanto a la fama, Pedro nunca tuvo la ansiedad de tenerla, pero la disfruta. ”Cuando camino en un centro comercial yo voy saludando a todos, pero por ejemplo Pati, cuando llega al canal se baja de su coche y va viendo al piso para que no la aborden al pasar con una mirada. Yo siempre me he burlado de Mónica Garza porque ella baja de su auto y agarra el teléfono y estoy seguro que no va hablando con nadie, va agachada para que nadie la moleste pero yo no, hay veces que me tardo media hora del estacionamiento a la oficina”.
En cuanto al medio artístico y las críticas a los artistas, ‘Pedrito’ puso de ejemplo la separación entre Kate del Castillo y Aarón Díaz. La hermana dice ‘ha llorado tanto Kate’, pero yo no le creo. Obviamente que cualquier separación es dolorosa pero en primer lugar no creo que Kate haya estado tan enamorada de Aarón, que haya llorado tanto por la separación porque entonces lloró también cuando se separó de Luis García. Pati me decía ‘¡ay! cómo eres insensible’... No las conozco, pero las ves a través de la pantalla y más o menos percibes lo que sucede”.
Y continuó: Yo no hago desagradables comentarios, pero de repente Daniel dice algo y luego en la noche nos vamos al teatro, encontramos a la persona que criticó y la saluda normal. O sea, todo es un juego de la televisión”.
En cuanto a su supuesta boda, ‘Pedrito’ sólo nos confesó que vive con su pareja desde hace 10 años, pero no han firmado nada: Yo creo que cuando las parejas están juntas no es necesario que estén casadas”.
Pedro Sola no tiene planes a futuro: a final de cuentas no sabes qué va a pasar. El día con día lo disfruto mucho. Un día va a llegar en que me digan que ya estoy muy mayor para hacer ‘Ventaneando’, pero mientras tenga la salud y la capacidad moral y física lo podré seguir haciendo”, concluyó.
Síguenos enTwittery también enFacebook
JR