LogoTVNOTAS
Insisten en el parecido de Diego Santoy con Nick Jonas.
Noticias México
02 de Marzo del 2016 por @TVNotasmx, Verónica Garay / Foto: Archivo TVNotas, Twitter

A 10 años del crimen de Diego Santoy ¡lo confunden con Nick Jonas!

Mató en Monterrey a los hermanitos de su novia, de 7 y 3 años de edad.



Hace 10 años el infanticidio en el segundo sector de Cumbres, en la ciudad de Monterrey, cimbró a México, y dio paso al asesino conocido como 'El Asesino de Cumbres'.

Diego Santoy Riveroll, de entonces 21 años, fue condenado a 138 años de prisión por homicidio calificado, secuestro, lesiones y robo; pero en 2012 ganó una apelación que le disminuyó a 71 años tras las rejas en el Cereso de Cadereyta, nuevo León. Sin embargo, sólo podrá pasar 40 años en prisión porque así lo indica el código penal del Estado.


'El Asesino de Cumbres' golpeó con un martillo a su ex novia, Erika Peña, y mató a los hermanitos de ésta, María Fernanda y Erik de 3 y 7 años, respectivamente.

La joven sobrevivió de milagro, pues Diego la acuchilló en la garganta y la espalda. Durante varios días él estuvo prófugo hasta que lo capturaron cuando intentaba escapar a Guatemala. En su primera declaración confesó el homicidio, pero luego dijo que Erika los había matado y él sólo la había ayudado.

A 10 años del polémico asesinato, Diego Santoy sigue siendo tema de conversación, y en Twitter resaltan el gran parecido que tiene con el cantante Nick Jonas.



Actualmente, Diego tiene 31 años, está casado y tiene un hijo, mientras que su ex, Erika Peña, se casó con Mike Otto, en San Miguel de Allende, Guanajuato.
Cuando te dimos a conocer la noticia en 2006, publicamos en nuestra edición número 493 una plática con la psicóloga Edda Montull, quien dio tips a los padres de familia para prevenir una tragedia de este tipo.
-"TENER BUENA COMUNICACIÓN. Deben mantener buena comunicación con sus hijos desde niños, lo que en la adolescencia les permitirá entrar a su mundo para conocer a sus parejas y amigos, y así se evitarán tragedias como ésta.
-"SUPERVISAR EL NOVIAZGO. Hay que supervisar que el noviazgo de los hijos no represente sufrimiento. También es necesario invitar a sus amigos y a la pareja a casa, para ver cómo son.
-"REVISAR QUE NO TENGAN MORETONES. En la medida de lo posible, que sus cuerpos no presenten marcas, y si es así, preguntar qué les sucedió. Hay que explicarles claramente lo que es el maltrato físico, la cuestión de las drogas y la sexualidad".
RJ