LogoTVNOTAS
Los expertos continúan trabajando en la zona del desastre. Foto: Notimex
Noticias México
16 de Noviembre del 2011 por Redacción / Foto: Notimex

''Piloto no contempló aterrizar en zona de siniestro'': ASA

Gilberto López Meyer aseguró que las investigaciones de campo arrojan que nunca se bajó el tren de aterrizaje.


El piloto del helicóptero en donde viajaba el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, no tenía intención de aterrizar la aeronave en el lugar del siniestro, toda vez que las primeras investigaciones de campo evidencían que no bajó el tren de aterrizaje.
En un recorrido a medios de comunicación por la zona del siniestro, el director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares ASA, Gilberto López Meyer, dijo que la aeronave llevaba las ojivas del motor abiertas, lo que indica que iba a velocidad de crucero, es decir, a la potencia normal de vuelo.
El tren de aterrizaje estaba en posición de retractado, un indicio más que permite establecer presunciones de que la aeronave venía en un vuelo normal de crucero, en condiciones de trayectoria recta y nivelada”.
Enfatizó que no existe ningún indicio de fuego o explosión del helicóptero Súper Puma TPHO6 Serie 2127 en el que murieron Blake Mora y siete personas más.
Confirmamos que no existe ningún indicio de fuego, logramos recuperar aproximadamente tres litros de combustible de unos remanentes de tanque que están siendo analizados en el laboratorio”, apuntó el funcionario.
Dijo que se puede deducir que la destrucción de la aeronave es producto del impacto y de las vueltas del rotor que al golpear el suelo incrementaron el grado de fragmentación del helicóptero.
López Meyer subrayó que la etapa de investigación de campo está muy avanzada, lo cual permite estimar que en una semana se concluya el traslado de los restos a un hangar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México AICM.
Se está preparando un lugar en el aeropuerto de la ciudad de México muy similar al del Lear Jet –aeronave en la que murió el entonces secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño-, debidamente resguardado en donde podamos hacer el depósito y reconstrucción de las piezas”.
Explicó que en la zona del siniestro ubicada en el cerro Ayaqueme, en el Estado de México, resguardada por unos 250 elementos del Ejército Nacional, trabaja un equipo conformado por entre 20 y 40 personas que se relevan a diario, además de peritos de Estados Unidos y Francia.
Síguenos en Twitter y Facebook
JPG