LogoTVNOTAS
La NASA confirmó que en cuestión de horas el satélite caerá a la tierra. Foto: EFE
Noticias Mundo
23 de Septiembre del 2011 por Redacción / Foto: Notimex

'Esta noche caerá satélite espacial a la Tierra': NASA

A pesar de la cercanía del objeto de 6 mil kilogramos, aún se desconoce dónde caerá, aunque se asegura que será en una zona despoblada.


Un satélite inactivo del tamaño de un autobús caerá a la Tierra la noche de este viernes o madrugada del sábado, sin que se conozca aún el área del planeta en la que podrían desplomarse sus restos, informó hoy la NASA.
La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio NASA indicó que el Satélite de Investigación de la Atmósfera Superior UARS estaba en una órbita que oscilaba entre los 160 y 170 kilómetros de altura, disminuyendo su velocidad, lo que provocará que sea atrapado por la gravedad y se desplome.
La agencia espacial señaló que la mayor parte del satélite se quemará y extinguirá durante su reingreso a la Tierra, aunque advirtió que unos 26 componentes diferentes del aparato sobrevivirán a la caída.
La NASA reiteró que existe un riesgo muy bajo de que alguna de las piezas del UARS caiga sobre una zona poblada del planeta.
En cambio, las probabilidades de que sus restos caigan en el mar sin causar daño alguno son muy altas, ya que las tres cuartas partes de la Tierra están cubiertas por los océanos.
Las estimaciones de la NASA indican que los restos podrían caer a lo largo de una franja de hasta 800 kilómetros de largo.
El UARS fue construido a un costo de 750 millones de dólares, tiene un peso de cinco mil 900 kilogramos y una extensión de 10.6 metros de largo y 4.5 metros de ancho.
El satélite fue colocado en órbita por los astronautas de la misión STS-48 del transbordador espacial Discovery, el 12 de septiembre de 1991.
La misión del satélite era estudiar los componentes de la atmósfera superior a fin de ayudar a la elaboración de mejores pronósticos meteorológicos, una tarea que realizó con éxito a lo largo de 20 años.
EL UARS pertenece a una vieja generación de satélites, construidos con componentes capaces de sobrevivir su posible reingreso a la Tierra, una vez que cumplen su misión y agotan su combustible.
Síguenos en Twitter y Facebook
JPG