LogoTVNOTAS
Caos
Horóscopos
21 de Septiembre del 2021 por Redacción TVNotas / Foto: Shutterstock

Cómo estar bien cuando todo es un caos, reajusta tu vida y encuentra soluciones

Todo lo que puedas imaginar: amor propio, perdón, desapego, autosuficiencia, libertad, organización, administrar tu tiempo y dinero, confianza, límites, respeto, constancia, y una interminable lista cuya finalidad es mejorar tu calidad de vida.

Quién no ha vivido uno de esos días en los que todo se junta y no sabes ni cómo o cuál es la causa exacta, pero sí tienes claro que tu vida es un caos. Sientes que hay una nube negra de tiempo completo sobre ti y que no tiene para cuándo irse, pues entre lo que te pasa y lo que tu mente piensa que va a seguir sucediendo, es una historia de nunca acabar, y pese a los ánimos de otros, prefieres estar en casa; de hecho, no quieres ni salir de la cama. Eso lo haces, aunque las pocas personas a las que ves o escuchas, siempre tratan de mostrarte el otro lado de tu caótico mundo y te dicen que le eches ganas, que vas a estar muy bien, que todo se va a solucionar y que Dios no te manda ninguna prueba que no puedas solucionar. Y TE PREGUNTAS... “¿CÓMO ES ESTAR BIEN?”

Cuando te duele el corazón, te duele la actitud de otras personas; te duele tu trabajo, las finanzas y hasta la familia... tú estás en pedacitos y no sabes cómo repararte. Si a todo esto le sumamos que los tiempos que vivimos no facilitan la tranquilidad, el resultado es un gran nudo... ¿y entonces?, ¿cómo hacerte a un lado y mantener el equilibrio?, ¿cómo ordenar tus pensamientos para que te ayuden a encontrar soluciones y no generar más drama?

PERO EL CAOS ES LO QUE TE IMPULSA A REORGANIZAR TU VIDA, ASÍ QUE CUANDO TODO LO VES NEGRO... ¡ES HORA DE ORDENAR!

Reajustar nuestra vida no necesariamente significa que en automático empieces a arreglarlo todo:

  1. Tienes derecho a sentirte mal, a cuestionar lo que vives; incluso a sentir que nada marcha de acuerdo a tus planes y pensar que hasta tus ángeles te dieron la espalda.
  2. Pasada esa crisis, tu compromiso es tranquilizar tu mente, tus emociones... no ignores que la vida te está señalando aquello que no funciona.

Así que estar bien, va más allá de decirlo, de aparentarlo o de ir por las calles regalando sonrisas, cuando por dentro no has terminado de sanar. Recuerda que las crisis vienen a enseñarte algo y es entonces cuando lo correcto es preguntarte: “¿Qué tengo que aprender de esta situación?”

La mayoría de las veces adoptamos el papel de víctima: hay enojo, decepción o exageración, y todo esto impide tener claridad para encontrar soluciones. A veces las cosas no marchan bien porque creemos que para que funcionen no debe haber contratiempos, y es que cuesta trabajo entender que hasta en lo malo, hay un bien. Pero te tengo noticias: el caos es el medio que impulsa una limpieza y trae reorganización a tu vida.

¿QUÉ HACER ENTONCES CUANDO LAS COSAS NO VAN BIEN?

  • No tomes decisiones en momentos de presión.
  • Acepta y comprende los sentimientos que estés sintiendo; si quieres llorar, hazlo, y después retoma el control de tu mente para ver soluciones.
  • Atiende las señales, escucha los consejos que te den, acepta una ayuda.
  • No fuerces las cosas para que sucedan como tú quieres. A veces lo que crees que es tu sueño dorado, no te va a dar la felicidad de la forma que buscas y por eso no está sucediendo como lo esperabas; hay un mejor plan esperando por ti.
  • Sé amable contigo, no te recrimines, cuestiones o lastimes pensando en el “hubiera”; ya sucedió, ahora hay que resolverlo.
  • Distráete, busca actividades que te motiven, que te hagan reír y que te ayuden a dejar de pensar en lo que te preocupa.
  • Cambia tus rutinas,conoce lugares nuevos o aprende algo diferente

Sin importar lo que hayas vivido, no temas empezar de nuevo:

  • Ya llevas camino andado con lo aprendido de experiencias pasadas. Puedes mejorarlo.
  • Haber vivido una crisis, es el primer paso para despejar el camino de lo que no suma a tu vida.
  • Cuando aceptas tu proceso, le permites a tu alma repararse, sentir alivio, y lo que antes era una adversidad, se convierte en una oportunidad.

TODO SANARÁ: TU ALMA, TU CORAZÓN, TUS RELACIONES, TU TRABAJO, TU ECONOMÍA; LA FELICIDAD VOLVERÁ A ESTAR A TU LADO Y SE QUEDARÁ CONTIGO PARA SIEMPRE.