LogoTVNOTAS
Fernando Carrillo.
Espectáculos México
16 de Febrero del 2021 por Laura Luz Palmer / @TVNotasmx / Foto: Cortesía del artista y redes sociales

¡Balconeado! Fernando Carrillo coquetea con hombres y mujeres por igual

Raúl Juliá Levy, amigo del actor, asegura que es bisexual.
En enero de 2020 te dimos a conocer que Fernando Carrillo, de 55 años, había tenido un encuentro íntimo con una transexual famosa en el medio artístico. Pese a que una amiga de esta chica nos dio los pormenores de ese encuentro, el actor negó ser bisexual; sin embargo, ahora es un amigo del venezolano quien nos asegura que esto es cierto. Platicamos con el activista Raúl Juliá Levy, de 48, y esto nos contó:
 
-Raúl, ¿cómo conociste a Fernando Carrillo?
“A él lo conozco desde hace mucho, 25 años; nos hicimos amigos e incluso llegamos a ser vecinos en Malibú, California. Nos frecuentábamos mucho”.
 
-¿Qué tan cercanos eran? 
“Nos hicimos amigos muy cercanos, con frecuencia íbamos a cenar a restaurantes en Malibú y en ocasiones acudíamos a un restaurante-bar muy conocido: Moon Shadow, que nos quedaba cerca”.
 
-Sin embargo, recientemente en redes has dejado ver que ya no son tan amigos...
“Sí, hemos tenido nuestras diferencias; pero no fue por eso que me acerqué a ustedes”.
 
 
El actor habría tenido relaciones con ambos géneros.
 
-¿Entonces por qué nos contactaste?
“En realidad los contacté porque leí en redes que ataca a la revista e incluso dice que los va a demandar porque publicaron que él es bisexual, y se me hace injusto”.
 
-Continúa...
“Para empezar, no hablaron mal de las preferencias sexuales de las personas, simplemente contaron una historia que lo involucraba a él y no entiendo por qué ha armado tanto escándalo, si sí es bisexual, punto; le tira la onda a chavos y chavas por igual”.
 
-¿Por qué crees que se molestó tanto?
“El problema aquí no es lo que se dijo de él en su momento, sino que Fernando no reconoce lo que es”.
 
-¿Cómo sabes que es bisexual?
“Porque he convivido bastante con él y vivido muchas situaciones muy incómodas a su lado”.
 
-¿Ah, sí?, ¿como cuáles?
“Mira, en más de una ocasión, Fer dejó entrever que usaba su cuerpo para conseguir cosas. Hace años estábamos en el Hotel Four Seasons de México, y me preguntó: ‘Oye, Raulito, pues entonces qué vas a hacer tú aquí, ¿no piensas trabajar?’, y le dije: ‘No, en realidad vine a resolver asuntos personales’, y me respondió de una forma muy vulgar: ‘Raulito, pues vas a tener que poner a trabajar la ve...; pero eso no fue lo más raro de la noche”.
 
-¿Pues qué ocurrió?
“Justo después de que me dijo eso, llegaron un par de hombres europeos y se sentaron en una mesa cercana; Fernando los volteó a ver y me dijo, con una expresión libidinosa: ‘Mira, Raulito, lo que acaba de llegar’, entonces se levantó y se fue a sentar sin ser invitado”.
 
-Prosigue...
“Uno de los hombres se levantó para saludar a alguien y Fer se quedó con el otro hombre, un chavo; entonces sacó su celular, le empezó a mostrar sus videos y logros en telenovelas y tuvo una actitud por demás cariñosa con el tipo, se veía que le atraía mucho el chavo y la verdad sí me saqué de onda. Pero ésa no fue la única vez que vi que Fer le tiraba todo”.
 
Su amigo cuenta los detalles.
 
-Cuéntame...
“En varias ocasiones estuvimos a punto de que nos partieran la ma... por su culpa: una vez estábamos en Moon Shadow y había una familia de chilenos; estaba la mamá y el papá, una pareja joven, y la señora era muy guapa. Fernando se levantó, le empezó a tirar los perros a la señora, fue algo muy incómodo porque el marido de la señora se levantó y le dijo: ‘¡Oye, qué onda contigo, ésta es mi mujer!’, y le dije: ‘Fernando, vámonos porque nos van a ma...’”.
 
-¡Qué fuerte!...
“Así es. En otra ocasión, también en el mismo lugar, le empezó a meter mano a una americana, de eso me enteré porque los meseros me llamaron para decirme que por favor fuera por él. Fernando vivía a 300 metros de Moon Shadow, y el capitán de meseros se desesperaba porque esas situaciones eran cada semana y muchas veces con hombres”.
 
-¿En serio?
“Sí, muchas veces lo vi con hombres en el mismo lugar en plan de ligue, porque yo no agarro de la mano a los hombres, pero él sí”.
 
-¿A qué te refieres?
“A que por algo hace un par de años, Fernando fue el Gran Mariscal del desfile LGBT en México; en la comunidad es muy sabido que él tiene esas preferencias”.
 
-Raúl, ¿no tienes miedo de que después te busque o te demande?
“Pues mira, tengo derecho de expresar mis opiniones, es mi libertad de expresión sobre experiencias que he vivido con Fernando; si siente que estoy diciendo algo fuera de contexto, se lo puedo aclarar en su cara”.
 
-¿Qué le dirías si lo tuvieras enfrente?
“Sólo le quiero decir: ‘Fernando, ubícate, las cosas de una forma u otra salen a la luz. Demandar a una revista por algo que es totalmente cierto, no te llevará a ningún lado, sabes que lo que digo es cierto’”, finalizó.
 
El actor no para.