LogoTVNOTAS
Sacan más trapitos al sol de Chuponcito, ¡tiene el virus del papiloma!
Espectáculos México
30 de Junio del 2021 por Jorge Bustamante / Foto: Alejandro Isunza

Sacan más trapitos al sol de Chuponcito, ¡tiene el virus del papiloma!

Bárbara Estrada alza la voz.

Vaya lío en el que está el comediante José Alberto Flores, de 52 años, mejor conocido como “Chuponcito”, ya que fue denunciado por su expareja sentimental Bárbara Estrada, de 36, por extorsión y acoso, pues asegura que el famoso payasito le exige fotos y videos comprometedores para evitar que él suba fotos de ella desnuda a las redes. Es la propia Bárbara quien nos cuenta su historia: 
 
-Bárbara, ¿cuál es tu historia con “Chuponcito”?
“Nos conocimos en 2011; yo trabajaba en una empresa que le hacía el inventario a Televisa para sus carretas donde venden souvenires; en esa ocasión me tocó ir a Televisa Chapultepec, donde él grababa el programa ¡Se vale!, y mi tía me pidió que le consiguiera un autógrafo suyo. Yo desconocía quién era, pero fui al foro, lo busqué, le pedí el saludo para mi tía y él se portó superbién. A partir de ahí, cada que yo andaba por Televisa, pasaba a verlo al foro y nos hicimos amigos”.
 
-¿Luego qué pasó? 
“En una de esas ocasiones le dije que ya iba a renunciar al trabajo que tenía porque ya me pagaban a destiempo y cosas así, es cuando él me dice: ‘Yo necesito una asistente, ¿quieres trabajar conmigo?’ y así iniciamos una relación laboral”. 
 
-¿Cuándo empezaron su relación? 
“A los tres meses de trabajar juntos me pidió que fuera su novia y acepté. Cuando lo conocí, me dijo que se estaba divorciando, que tenía dos hijas adolescentes de entre 16 y 18 años, a quienes conocí cuando él comenzó a llevarme a su casa y siempre me llevé bien con ellas”. 
 
-¿Cuántos años tenías cuando lo conociste? 
“Actualmente, tengo 36, pero en ese entonces yo tenía 26 y él 42. Cuando llevábamos dos meses de noviazgo, él me pidió hablar con mi papá para hacerle saber que era mi novio. Al principio todo fue muy padre, él era romántico, amoroso y supercaballeroso, aunque con el tiempo todo comenzó a cambiar”. 
 
 
 
-¿A qué te refieres? 
“Aunque era su novia, siempre seguí como su asistente, pero antes de cumplir un año de noviazgo, comencé a ver cosas que no me gustaban, como que besara a algunas fans del circo en la boca cuando le pedían una foto”. 
 
-¿Pasó algo más? 
Cuando estábamos por cumplir tres años de relación, él dejó su teléfono en el camper, lo revisé y comencé a ver fotos de chavas y mensajes, uno de ellos decía: ‘Cómo me gustaría que estuvieras aquí para ver pelis y comer palomitas’; llamé al número y me respondió una voz como de niña y le dije: ‘Habla la novia de José Alberto’ y ella me respondió: ‘¡No, la novia soy yo!’, me dijo su nombre (Alejandra Maya) y que ‘Chuponcito’ le había prometido llevarla a trabajar con él”. 
 
-¿Qué pasó después? 
“Le dije: ‘¿Quién es esta tipa?’ y él me respondió que era una fan que no dejaba de molestarlo, que le rogaba, pero le respondí: ‘Una fan no, aquí hay una historia; te dice que te extraña y quiere ver películas’. Total, hice que le llamara a esa mujer para decirle que estaba conmigo y que se decidía por mí. Cuando colgaron, él se bajó del carro, se hincó, me pidió perdón, me dijo que no volvería a pasar, que era una fan que ya lo tenía harto y le creí”. 
 
-¿Y así fue? 
“Se tranquilizó como por dos meses, incluso hasta cambió su número de celular. Pero volvió a pasar con una tal Lizeth y ahí te voy de nuevo, le marqué y encaré a la mujer. Resultó que esta mujer era de Guadalajara y en ese tiempo habían semanas en que ‘Chupón’ viajaba cada 15 días a esta ciudad diciéndome que iba a cosas de trabajo; con la llamada caí en cuenta de que iba a verla a ella, o sea, siempre me engañó”. 
 
-¿Lo perdonaste nuevamente? 
“Ya llevábamos tres años y cacho de relación; en efecto, me volvió a pedir perdón, yo no quería ni verlo y en una de ésas me dice: ‘Vámonos de viaje, salgamos de la rutina, a lo mejor eso funciona’, le respondí: ‘Ok, vamos a Puerto Vallarta’. Nos fuimos y estando allá, una noche él se pone hasta el copete de borracho y yo me enojé”. 
 
Chuponcito negó las acusaciones
 
-¿Ahí terminaron? 
“No, regresando del viaje hablamos y le dije que ya no podíamos seguir así y lo terminé con tres años y medio de noviazgo, pero me buscó, me pidió perdón y me propuso ya vivir juntos. Así que nos mudamos, pero él no se quedaba todos los días conmigo, me decía que se tenía que quedar con sus hijas, otra vez le creí y jamás le reclamé que no viviera conmigo diario. Pasaron dos meses y de repente recibí la llamada de una señora que me dice que ya dejara de estar de rogona con José Alberto, ya que él andaba con su hija y que hasta un hijo tenían”. 
 
-¿Cómo? 
“Resulta que todo el tiempo que estuvo conmigo, anduvo a la par con su actual pareja, con la que incluso tuvo un hijo, y eso lo supe después de que nos separamos, o sea, que siempre me engañó y yo caí redondita”. 
 
-¡Qué pena! 
“No... lo triste del caso es que aún andando con él, descubrí que es portador del virus del papiloma humano (VPH), lo supe porque él tenía muchas verrugas en la entrepierna y la pelvis; cuando se lo cuestioné, él me dijo que a lo mejor era alergia a las mallas que utilizaba con el vestuario, pero en una ocasión en mi chequeo con la ginecóloga, le comenté de estas verrugas y ella me dice: ‘Dibújame cómo son’, cuando las ve, me dice: ‘Es papiloma humano, necesito que te hagas unos estudios’”. 
 
-¿Y qué pasó? 
“Cuando le informé a él lo que la doctora me había dicho, él me respondió: ‘Seguro tú me lo pegaste por pu%$’, ésa fue la gota que derramó el vaso y lo reté a hacernos los estudios, fuimos, nos dan los resultados, él resulta positivo y yo negativo. Me pidió una disculpa por haber dudado de mí. Después dudé mucho en dejarlo porque lo amaba, pero lo terminé en 2015, a tan sólo una semana de cumplir cuatro años de relación”. 
 
-Ahora, en 2021, casi seis años después, lo denuncias, ¿por qué? 
“Durante nuestra relación hubo momentos en que nos grabamos en la intimidad, a él le gustaba y siempre me le pidió; como éramos pareja, nunca le vi nada de malo y siempre confié en él. Pero luego, aunque terminamos en 2015, él siguió buscándome y en una ocasión, él tomado, me dijo que me pagaba 20 mil pesos si le mandaba un video mío teniendo relaciones íntimas con mi padre, imagínate su grado de perversión”.
 
Chuponcito negó las acusaciones
 
-¿De verdad? 
“Claro, y tengo pruebas, sólo que ahora no puedo compartirlas porque fueron entregadas a las autoridades como parte del juicio y ellos me prohibieron hacerlas públicas por el momento. Me quedé helada, ya que eso te habla del hombre cínico, puerco y pervertido que es. Con el alcohol se transformaba”.
 
 -¿José Alberto tiene problemas de alcohol?
 “Sí. En la época que estuve con él, todas las noches se echaba sus copas, tras sus shows también. Después vi que es un tipo infiel, que no sólo me engañó con una, sino con varias”. 
 
Chuponcito negó las acusaciones
 
-Hasta que decidiste denunciar... 
“Lo hice en la Fiscalía General de la Ciudad de México por el delito contra la intimidad sexual, violencia familiar equiparada y extorsión en contra de él. Y lo que me dio valor fue la denuncia por acoso que le interpuso su exasistente, Carla Oaxaca, el año pasado; dije: ‘Si ella lo hizo, yo también debo hacerlo’. Ahora lo único que les pido a las autoridades es justicia, que no se quede impune lo que él hizo no sólo conmigo, sino con muchas mujeres”, concluyó. 
 
Chuponcito negó las acusaciones