LogoTVNOTAS
Sergio DeFassio y su prometida.
Espectáculos México
11 de Febrero del 2021 por Juan Pablo Méndez / @TVNotasmx / Foto: Julio Vega

Sergio DeFassio se reconcilia con su prometida

¡Que siempre sí! Sergio DeFassio se reconcilia con su prometida tras someterse a un cambio de look y ya hasta retomaron los planes de su boda.
En diciembre pasado te dimos a conocer que Sergio DeFassio, de 68 años, terminó con su prometida Adriana Mora, de 32; pero tal parece que el amor pudo más, pues hace poco acompañamos al actor a realizarse un cambio de imagen y nos contó que volvieron y retomaron sus planes de boda:
 
-Sergio, ¿por qué este cambio de look?
“Año nuevo, look nuevo. Con esta nueva imagen ya me quité unos 20 años de encima. Ahora sólo voy a ver si me quito la barba, porque unas personas me dicen que me veo bien con ella y otras que no, entonces no me decido aún si la dejo o me la quito”.
 
 
-¿Cómo se siente con este nuevo cambio?
“Bien, pero aunque tenga o no peluquín, estoy contento porque tengo salud y trabajo a pesar de esta pandemia. Pero no voy a mentir, que te digan: ‘ Te ves bien’ te levanta la moral, y más si es mi mujer, con quien ya volví”.
 
-¿Regresó con su anterior novia?
“Sí, ya arreglamos todo. Primero le escribí y luego le llamé; después de que hablamos por teléfono aclaramos todo y llegamos a la conclusión de que había sido un malentendido”.
 
El actor está muy contento.
 
-¿Qué es lo que pasó entre ustedes?
“Adriana es una chamaca de 32 años que, pese a la pandemia, salía de antro. Me explicó que se fue con una amiga; y entiendo que tiene que divertirse, lo malo fue que no me avisó y debemos cuidarnos, más yo”.
 
-Y ella lo entendió...
“Pero bueno, ya quedamos en que debemos tener más comunicación y lo que nos ha funcionado es que cada quien vive en su casa y nos estamos entendiendo mejor; ahora estamos planeando nuestra boda y después de casarnos nos iremos a vivir a mi casa, porque es más amplia”.
 
-Entonces, ¿ahora sí va en serio?
“Por supuesto, aunque por la pandemia no podemos hacerla ahora porque está muy fuerte la situación, tenemos que esperarnos hasta marzo o abril; ahorita estamos muy contentos, reencontrándonos”.
 
-¿Dónde será?
“Primero nos gustaría hacerla en Acapulco, en un ritual espiritual, donde queremos unir nuestras vidas para siempre; y bueno, ojalá que sí la podamos realizar para que estén nuestras familias”.
 
Está feliz por casarse.
 
-Díganos, ¿cómo fue su reconciliación?
“Le mandé un mensaje para saber cómo estaba y ella me dijo que bien, pero que me extrañaba y que quería regresar conmigo”.
 
-¿Y luego qué sucedió?
“Le llamé, porque sabía que no estaba trabajando. Adriana es maestra de inglés y en estos últimos meses no ha tenido ingresos. Ese día platicamos y le pregunté si necesitaba mi ayuda y ella me respondió que me necesitaba a mí. Hablamos largo y tendido y lo estamos intentando de nuevo”
 
-¿A usted le hacía falta Adriana?
“Claro, porque la amo y ella me ama”.
 
-¿Le gustaría tener un hijo?
“¿Tener un hijo?, no, ya no quiero; además, ella ya no se puede embarazar, está ligada. Lo único que quiero es una relación tranquila, porque tengo que seguir haciendo mis resonancias magnéticas y ver todo lo del cáncer; si voy a tener una relación que me cause enojos y problemas, mejor no le entro y ella ya lo entendió”.
 
-Entonces, ¿le ilusiona mucho esta nueva etapa en su vida?
“Por supuesto, porque ahora soy alguien nuevo con nueva imagen. Yo quiero ser feliz, tener tranquilidad y amor”, concluyó.
 
La pareja está emocionada por la boda.