LogoTVNOTAS
Domonkos Bosze y su familia iniciaron su viaje en junio de 2020
Virales
13 de Febrero del 2021 por @TVNotasmx / Foto: FB: @domonkos.bosze / @sailingteatime

Familia húngara huye del virus y se embarca en viaje por el mundo

La pandemia les dio la oportunidad perfecta para llevar acabo un plan que ya tenían, pero sin fecha para realizarla.
Originarios de Hungría, una familia encabezada por Domonkos Bosze prefirió huir de la pandemia, que ya cumplió un año de aterrorizar al mundo, y prefirieron tomarse 'la hora del té' embarcándose en un viaje por el mundo a bordo de su pequeño barco 'Teatime'.
 
“Para mí es una experiencia fantástica poder pasar mucho más tiempo con mis hijas, en lugar de llegar tarde a casa del trabajo totalmente agotado”, externó Domonkos, de 48 años, quien se dedica al negocio de tecnología de la información.
 
De esta manera fue que Bosze, apoyado por su esposa Anna y sus dos pequeñas hijas está cumpliendo su sueño de viajar por el mundo, manteniéndose además alejados de la pandemia.
 
 
 
Fue así que en el verano, a finales de junio, los cuatro integrantes salieron del puerto de Croacia (en el Mar Adriático) con una ruta que cubriría Italia, España, Cabo Verde para posteriormente cruzar el Océano Atlántico e ir hacia Panamá de acuerdo con las condiciones climáticas.
 
“Nuestra ruta es bastante flexible: básicamente el clima define en qué dirección vamos, ya que las temporadas de huracanes y ciclones van adecuando los límites para navegar cada región”, explicó Bosze.
 
Domonkos Bosze instaló su oficina dentro de la embarcación
 
 
De acuerdo con el padre de familia, en casi 8 meses de navegación su mayor reto fue una tormenta de seis horas que enfrentaron durante su cruce por el Atlántico, pues incluso perdieron su teléfono satelital.
 
Para ellos los alimentos no han significado un problema, ya que además de llevar consigo algunos alimentos, ellos pescan su propio atún o pez dorado (mahi mahi) lo cual es una feliz práctica para las niñas.
 
Por ahora, ninguno corre riesgo con su desarrollo personal, pues el papá continúa trabajando en la oficina que instaló a bordo; mientras que mamá se ha dedicado los últimos 10 años a la navegación y las hijas de la pareja, de 6 y 8 años, toman clases a distancia y, aseguran, su aventura podría durar otros cinco o seis años.
 
Anna Bosze trabaja con sus hijas, quienes además estudian