LogoTVNOTAS
flavio peniche tvnotas
Espectáculos México
08 de Octubre del 2021 por @TVNotasmx / Foto: Cortesía del actor

Flavio Peniche nos confiesa cómo es cuidar a su mamá con Alzheimer

"Es muy doloroso ver su deterioro y no voy a negar que hay días en los que me quiebro... ¡pero mi fortaleza es tenerla con vida!".

Desde hace seis años, la madre del actor Flavio Peniche, de 50, doña María Zarco, de 87, padece Alzheimer, y para garantizar que ella tenga los mejores cuidados y, sobre todo, muchísimo amor, él decidió llevársela a su casa y ver por ella.
 
El actor nos abrió su corazón sobre cómo es la convivencia con su madre y cómo ha avanzado su enfermedad: 
 
 
 
- Flavio, ¿cómo has vivido la pandemia?
La pandemia nos agarró a mi esposa Azul y a mí en Estados Unidos, donde viven mis cuatro hijos, así que lo único bueno fue vivir el encierro con ellos, y allá estuvimos por varios meses; luego Azul y yo regresamos a México y en marzo de este año se contagiaron todos mis hijos, pero por fortuna les fue leve”. 
 
-¿Por qué tus hijos viven en Estados Unidos?
Los cuatro viven en una casita que tenemos allá, los dejamos ahí por la educación y la seguridad de ese país. Son tres mujeres y un hombre: la mayor, Geneviev, tiene 32 años; la que sigue, Shenny, 27; Dominik tiene 14; y el más chico, Derek, de 13. Nosotros les envíamos dinero y sus hermanas mayores cuidan a los más chicos, seguido los vamos a ver”. 
 
flavio peniche tvnotas
 
-¿Y por qué no se van a vivir con ellos?
“A mí me encantaría radicar por completo allá, pero aquí tengo mi trabajo; además, mi mamá tiene Alzheimer y vive conmigo en México, mi esposa y yo la cuidamos”.
 
-¿Cómo decidieron hacerse cargo de ella?
“Antes de que le diera esta enfermedad, ella vivía con su última pareja, pero se separó y vivió un año sola en su propia casa. Hace seis años le detectaron Alzheimer y mis seis hermanos querían meterla a un asilo para atenderla, pero mi esposa y yo no quisimos; entonces le propuse que viviera conmigo y ella aceptó. Todavía llegó sola a mi casa, ya que apenas comenzaba la enfermedad”.
 
flavio peniche tvnotas
 
-Qué admirable de tu parte no permitir que tu mami termine en un asilo…
“Es que era muy triste pensar en que iba a estar con gente extraña, pues aunque en esos lugares los atiendan muy bien, el cariño no lo suples con nada. Sin duda fue una gran elección acompañarla en estos momentos”.
 
-¿Cómo se encuentra tu mami ahora?
“Tiene días buenos y otros malos, su Alzheimer ya está más avanzado. En mayo cumplió 87 años y mi esposa y yo tratamos de mantenerla feliz, aunque de repente tiene episodios difíciles, pero mientras entres a su mundo, puedes darle tranquilidad”.
 
flavio peniche tvnotas
 
-¿Ella los sigue reconociendo?
“A mi mujer y a mí sí. De repente se olvida de quién soy, pero con la plática del día se vuelve a acordar; a veces te dice que no te ha visto y te vuelve a saludar, aunque estés con ella todo el día, pero la idea es seguirle el juego, me saluda y es: ‘Hola, mami, ¿cómo estás?, no te había visto’, para que no se sienta mal por no recordar”.
 
-¿No temes que en algún momento pueda salirse de tu casa y perderse?
“No, porque siempre estamos al pendiente de ella; además, tenemos todo cerrado y cuando salimos, hay una persona que la cuida; obvio, no podemos dejarla sola”.
 
-¡Qué complicado!…
“Ha sido muy difícil ver su deterioro, pero también es un gran aprendizaje para mí. Afortunadamente, mi hija mayor, quien trabaja en Estados Unidos en un lugar donde trata diariamente con adultos mayores, algunos de ellos con Alzheimer, nos ha guiado”.
 
flavio peniche tvnotas
 
-¿Qué han aprendido con esta situación?
“Por ejemplo, que el Alzheimer les pega distinto a hombres y mujeres; hay ciertos detalles, como que ellas siempre buscan a un niño o niña chiquita, diario te preguntan: ‘¿Dónde está el niño o las niñas?’ y, según nos dicen, a los hombres les da por caminar”.
 
-¿Tu mamá te llega a preguntar por niños o niñas pequeñas?, ¿qué le contestas?
“Según como esté ella de ánimo, le digo: ‘Mami, no hay niños, a lo mejor soñaste’, o le sigo la corriente y le respondo: ‘El niño se acaba de subir’ o ‘está jugando’ y empezamos a entrar en una discusión extraña hasta que se tranquiliza. Hay días en los que me tardo hasta tres horas en lo que vuelve a su realidad, pero ya me acostumbré y lo hago con amor”.
 
-Se convirtió en una hija más para ti, ¿no?
“Así es, y la amo con todo mi corazón. Es difícil y doloroso ver cómo se va deteriorando, pero mi fortaleza es tenerla con vida; aunque no voy a negar que hay días en los que me quiebro porque, sin duda, no es fácil”.
 
flavio peniche tvnotas
 
-La cuidas con todo tu amor...
“Por supuesto, los hijos siempre debemos estar al pendiente de los padres”.
 
-Lo bueno es que tu esposa te ha apoyado...
“Estoy muy agradecido con ella, porque aceptó esta responsabilidad y me ha dado mucha fortaleza; sin ella no hubiera logrado todo lo que he hecho con mi mami en estos seis años. También mi cuñada Gabriela, esposa de Arturo, está muy al pendiente y se lo agradezco”.
 
-¿Arturo sí ve a tu mami?
“Claro, últimamente sí la ha visitado y manda dinero para la enfermera que la cuida en casa; sin embargo, tristemente mi mamá ya casi no se acuerda de él”.
 
-¿Y tus otros seis hermanos la ven?
“Casi no, unos porque les duele, otros no tienen tiempo y otras viven en Estados Unidos; a veces le hacen videollamadas, pero mi mamá ya no recuerda quiénes son”.
 
flavio peniche tvnotas
 
-¿Los médicos te han dicho cómo seguirá evolucionando la enfermedad de tu mamá?
“Se supone que la etapa que sigue es que no pueda hacer sus necesidades por sí sola, pero afortunadamente todavía se vale por sí misma, aunque evidentemente hay que guiarla. Obvio, hay cosas que ya no hace, como prepararse de comer; incluso, hubo un tiempo en que se le olvidó cómo comer, pero le volví a enseñar y a la fecha sigue comiendo solita. No es fácil, pero aquí vamos apoyándola día a día, con mucha fortaleza”, finalizó.