LogoTVNOTAS
Graciela Mauri responde a las críticas sobre el trasplante de su hermano
Espectáculos México
05 de Marzo del 2021 por Juan Pablo Méndez / Foto: @TVNotasmx

Graciela Mauri responde a las críticas sobre el trasplante de su hermano

Toño Mauri estuvo internado 8 meses por Covid-19.

Muy agradecida con Dios por la milagrosa recuperación de su hermano Toño Mauri, de 56 años, quien estuvo hospitalizado ocho meses por COVID-19 y requirió de un trasplante doble de pulmón, Graciela Mauri, de 52, nos contó que está muy feliz porque él ya se encuentra en casa con su familia; sin embargo, tiene sentimientos encontrados, pues nos compartió que le dolieron las críticas hacia su familia por la rapidez con la que se logró el trasplante: 
 
-Graciela, ¿cómo te sientes ahora que Toño ya fue dado de alta? 
“Muy feliz. Fue el momento que toda la familia esperaba y todos brincamos de alegría; por videollamada nos contó que en dos días iba a salir; no lo podíamos creer, porque sólo sabíamos que iba a hacer la rehabilitación en el hospital, pero nunca nos imaginamos que ya lo iban a dar de alta”. 
 
-¿Fueron a verlo cuando salió? 
“No, estábamos en México; no hemos ido a Estados Unidos porque no queremos arriesgarlos. Ahorita tienen que disfrutarlo mi cuñada y mis sobrinos”. 
 
-¿Qué sentiste al verlo salir? 
“Cuando vi el video, no paraba de llorar, ¡no hay palabras para describir esa emoción!” 
 
 
 
-¿Cómo reaccionó tu mamá?
“También lloró de felicidad y de agradecimiento, un llanto que sale de las entrañas. Mi mamá sufrió mucho, siempre estuvo al pendiente; a distancia le decía cuánto lo amaba, cuánto lo quería y que estaba orgullosa de él, y cuando se enteró de que ya iba a salir, fue algo maravilloso. Es indescriptible el amor de una madre por sus hijos, te lo digo yo, que también soy mamá”. 
 
-Hubo polémica por la rapidez del trasplante, ¿qué dices al respecto?
“Duele que la gente sea poco empática y no se alegre por un sobreviviente. Además,
en Estados Unidos, las leyes son más estrictas y no valen las influencias; allá ni sabían quién es mi hermano, era un paciente más”. 
 
-¿Cómo se logró? 
“Porque mis sobrinos y mi cuñada estuvieron siempre al pie del cañón, y cuando en
el primer hospital donde estuvo llegó el momento en que los doctores dijeron que ya no podían hacer nada, fue mi cuñada quien buscó otro lugar. Cuando entró a este otro hospital, estudiaron su caso, lo aceptaron y los doctores se dieron cuenta de que era importante darle seguimiento por su situación crítica”. 
 
-¿Y luego qué pasó? 
“Vieron hasta dónde podía llegar la ciencia y resultó que era candidato para el trasplante. No fue tan fácil, porque en cada hospital ponen en lista de espera a los pacientes para ver qué tanta capacidad tienen de sobrevivir y cuánto pueden aguantar”. 
 
Toño Mauri ya está en su casa
 
-Entonces fue como un milagro...
“Por supuesto, bendita la cultura de la donación en Estados Unidos, porque en 15 días conseguimos donadores; eso lo interpretamos como que Dios todavía lo necesita aquí, no hay más. Si dicen que fue por palancas, que investiguen cómo son las cosas allá”. 
 
-Ahora prefieren olvidar esta situación... 
“Pues él dice que no se acuerda de todo lo que le pasó. Fueron meses de angustia, pero siempre supe que Dios tenía a Toñito de la mano y que lo iba a ayudar, y así fue. Ahora que lo veo sonreír y con la mejor actitud, ¡es mi héroe favorito!” 
 
-¿Y has hablado con él? 
“Diario lo veo por videollamada y pasamos momentos hermosos. Incluso, Toño le habló a mi hijo para felicitarlo en su cumpleaños y él le dijo que su mejor regalo era que su tío se estuviera recuperando”, finalizó. 
 
Toño Mauri ya está en su casa