LogoTVNOTAS
Ahora que ya está más recuperad de su operación, nos cuenta en exclusiva como fue su regreso después de todo lo que vivió.
Espectáculos México
13 de Marzo del 2019 por Ricardo Ayala Martínez / Foto: Saúl Navarro y Cortesía

Tras haber sido operada, Maribel Fernández 'La Pelangocha', volvió a su trabajo

Ahora que ya está más recuperad de su operación, nos cuenta en exclusiva como fue su regreso después de todo lo que vivió.

Maribel Fernández ‘La Pelangocha’, de 66 años, tuvo que ser intervenida de emergencia debido a los problemas cardiacos que ha padecido por años; en esta ocasión, a la comediante tuvieron que colocarle un marcapasos. Tras su recuperación, platicamos con la actriz y esto fue lo que nos dijo: 
 
 
-Maribel, estuviste malita del corazón, ¿qué te pasó? 
“Me internaron de emergencia porque ya traía muchas fallas en el corazón. Hace un año sufrí dos infartos, el segundo me dio ahí en la sala de urgencias del hospital”. 
 
-¿Ya te sentías mal? 
“Me empecé a sentir muy mal, sentía que me iba a desmayar, no podía ni jalar aire. Fui con mi cardiólogo, me hizo estudios y me dijo: ‘No hay de otra, más que poner un marcapasos; mañana la operamos’”. 
 
-Y después... 
“Esa noche ya me quedé internada, así que me encomendé a Dios. Al día siguiente yo te juro que, cuando iba en la camilla, me empecé a sentir mareada, yo creí que era de nervios, pero se me estaba acelerando el corazón”.
 
-¿Qué pasó por tu mente? 
“Lo mismo que cuando me dio un infarto, dije: ‘Señor, tengo mis maletas hechas y que se haga tu voluntad; sólo que si me vas a dar oportunidad de vivir, que sea con calidad de vida, no quiero ser una carga’”. 
 
 
-¿Había alguien contigo? 
“Estaba mi amiga Nubia Marti y mi hija. No les quise decir adiós, las agarré de las manos: ‘Si Dios quiere, al rato nos vemos’, y sí nos vimos”. 
 
-Y cuando despertaste, ¿qué pensaste? 
“Abrí los ojos y luego, luego me di cuenta de dónde estaba, me estaban bajando de la plancha del quirófano y me dijeron las enfermeras: ‘Tranquila, todo salió bien’, así que lo primero que dije fue: ‘Bendito Dios’, y le di las gracias al doctor por operarme”.
 
-Después de estar en recuperación, ¿te incorporaste a trabajar de inmediato? “Regresé hace tres semanas, ahorita vengo de los ensayos de otra comedia que vamos a hacer para las universidades”. 
 
-Y cuando llegaste al teatro, viste a tus compañeros y el escenario, ¿qué hiciste? “(Comienza a llorar) Me hinqué, lloré y di gracias. A mis compañeros los abracé y les agradecí porque sus oraciones estuvieron conmigo. A los amigos se les conoce en estas situaciones y todos se portaron increíbles”. 
 
-A pesar de todo lo que pasaste, te ves muy bien... 
“Es lo que dicen. Hoy me dijo el productor: ‘Oye, y no te dijeron dónde está el off (del marcapasos) para apagarte. Qué bárbara, eres una ladina’”. 
 
-¿Qué viene para ti? 
“Gozar a mi gente, vivir al máximo cada día; quiero ser mejor persona y no por arrepentimiento, sino porque así ha sido la gente conmigo; quiero vivir, divertirme mucho, quiero dar todo al cien por ciento”, finalizó la actriz.