LogoTVNOTAS
Jacqueline Andere regresa al teatro: No estoy enferma de nada, quiero seguir trabajando
Espectáculos México
22 de Abril del 2022 por Gil Huerta/@TVNotas / Foto: Carlos Bautista

Jacqueline Andere regresa al teatro: No estoy enferma de nada, quiero seguir trabajando

La señora Jacqueline Andere, a sus 83, escogió las páginas de TVNotas para festejar 66 años de carrera. 
 

Hablar de doña Jacqueline Andere es hablar de una institución de la actuación. Su nombre está escrito con letras de oro tanto en cine como teatro y televisión. Charlar con ella es un placer y la señora, a sus 83, escogió las páginas de TVNotas para festejar 66 años de carrera y que ahora regresó al teatro con la puesta en escena 100 m2 o el inconveniente. La primera actriz nos abrió las puertas de su casa y, con una plática por demás amena, recorrimos su infancia, su carrera, su relación con su único amor, el productor José María Fernández (q. e. p. d.), su hija Chantal Andere, de 50, y sus grandes éxitos:
 
-Señora, gracias por abrirnos las puertas de su casa, ahora que celebra 66 años de trayectoria y regresa al teatro...
Estoy feliz de la vida, después de 66 años de trabajar gozo mucho el teatro y, sobre todo, después de esta enfermedad (COVID-19) porque pensaba que a lo mejor ya no iba a estar y decía: ‘¡Dios mío! Dame tiempo’ (ríe), pero estoy muy contenta”.
 
-Regresemos el tiempo, ¿cómo fue su infancia?
Nací aquí en la CDMX y desde chiquita quería ser actriz. Me iba con mi nana Lupita al cine Anáhuac y veíamos tres películas, esa fue mi infancia. Quería ser como Libertad Lamarque y Marga López (ambas q. e. p. d.), como las grandes del cine mexicano”.
 
Conoce el material exclusivo:
 
 
-¿Cuántos años tenía cuando se da cuenta de su vocación?
Tenía como 6 años y no pensaba en otra cosa. Mi mamá me llevó a Estados Unidos porque tenía familiares en San Francisco, California; entonces, allá estudié el high school (secundaria), pero cuando crecí hubo un concurso de la señorita más bonita, todas mis amigas y yo nos inscribimos y gané, el premio era un viaje aquí a México, así que me vine con una prima y ya no regresé a Estados Unidos”.
 
-¿Qué le dijo su mamá?
Le dije: ‘Mamita, ya no me quiero regresar, quiero estudiar Arte Dramático’, y mi mamá siempre me apoyó”.
 
-Y comenzó su sueño...
Entré a este mundo de la actuación gracias a que un amigo de mi mamá me recomendó en la Academia Andrés Soler. Soy muy afortunada porque al año empecé a trabajar en teatro, mi primera obra fue Drácula en el Teatro Milán y fue un éxito que no me esperaba. Empecé de extra en Televicentro, cada semana iba con don Luis de Llano Palmer (q. e. p. d.) para ver si me daba papeles y aceptaba de todo, tenía que trabajar y mantenerme”.
 
-¿Cuánto tiempo pasó para que llegara su primer protagónico?
Pasaron 10 años, mi primer protagónico me lo dio Ernesto Alonso (q. e. p. d.), a él y a don Luis de Llano Palmer les debo mi carrera”.
 
-Usted era un referente de las novelas de El Señor Telenovela...
Fuimos grandes amigos, siempre me dio papeles importantes, decía que conmigo el éxito estaba asegurado”.
 
Jacqueline Andere en entrevista
 
-También hizo cine...
Yo era una niña, tenía 18 años cuando participé en la película 'El ángel exterminador', con Luis Buñuel, y fue todo un suceso; estuve a lado de estrellas como Silvia Pinal, Ofelia Guilmáin (q. e. p. d.), Enrique Rambal (q. e. p. d.) y con muchos grandes artistas. Siento que Dios me lo mandó porque fue un parteaguas que marcó mi carrera
 
-¿Qué le recuerda la frase: “El hombre que llegó con la nieve”?
A mi gran amor, al hombre de mi vida, a José María Fernández, mi esposo y padre de mi hija Chantal. Le puse esa frase porque el día que lo conocí fue la única vez que ha nevado en la CDMX (11 de enero de 1967); era un domingo, lo recuerdo perfectamente”.
 
-¿Cómo surge esta historia de amor?
Una representante en aquellos años que se llamaba Fanny Schatz, me habló ese día y me dijo que José María Fernández me estaba esperando en su casa para hablar de una película que se llamaba Las bestias jóvenes. Me arreglé y llegué a su casa, entré y lo vi parado enfrente de la chimenea, con su cuello alto y pensé: ‘De aquí soy’. Me encantó, era guapísimo, con una personalidad tremenda y muy alto. La plática se prolongó hasta la medianoche, ¡imagínate!”.
 
-La pasó bien...
Él ya sabía mucho de mí, yo estaba muy nerviosa, pero la pasamos bien; al otro día me invitó a comer y por esos días me iban a entregar un premio por la película El ángel exterminador, le dije que si me acompañaba y así se fueron dando las cosas. La tercera vez que nos vimos, me dijo: ‘¿Tú te casarías conmigo?’ y le contesté: ‘Sí’, me respondió que nos casáramos en ocho días y le dije que no, que mejor en 15”.
 
-¿En serio?
Sí, a los 15 días de haberlo conocido nos casamos; no teníamos dinero para la boda, pero yo pagué la cena y él los anillos, así fue”.
 
-¿Qué le dijo su mamá?
Siempre me apoyó y ellos se llevaron bien. Fueron 32 años de matrimonio y no nos separamos ni un día; aunque nos peleáramos, siempre estuvimos juntos”.
 
Trabajos de Jacqueline Andere
 
 
-Entiendo que el señor Fernández era mayor que usted...
Me llevaba 24 años, pero eso nunca me importó, nos queríamos, por eso es que duramos tanto
 
-¿Cómo tomó la noticia de la llegada de su hija Chantal?
Ella llegó a los cinco años de habernos casado; cuando le dije a mi esposo, él se emocionó mucho a pesar de que él ya tenía hijos grandes, en Argentina tenía tres y aquí en México a 'El Pirru', pero él estaba muy contento y fue a la hija que más quiso, adoraba a Chantal y ella a él”.
 
-¿No se quedó con más ganas de tener más hijos?
Cuando Chanti tenía 5 años, lo platiqué con mi esposo, pero me dijo que lo pensara porque por lógica él se iba a morir antes que yo y en un futuro, a lo mejor, me iba a quedar sola con dos hijos, y la verdad sí pensé que sería difícil”. 
 
-Cuando se convierte en madre, ¿le bajó el ritmo de trabajo?
Para nada, a los 40 días de haber tenido a Chanti, hice una película, nunca paré de trabajar, por eso mi hija es actriz, siempre se la vivió en foros y giras conmigo, me la llevaba con su nana de toda la vida, su nana se llamaba Carmen”.
 
Jacqueline Andere en telenovelas
 
-¿Cómo fue la muerte del señor José María?
Él tenía divertículos, además, fumaba muchísimo, ¡tres cajetillas diarias!, y luego le faltaba el aire, no podía respirar, no podía caminar muy bien y tenía muy grande su corazón; todo se le juntó”.
 
-¿Usted no se quiso volver a enamorar?
No, me enfoqué en mi carrera y en mi hija, los años pasaron y me siento muy contenta así”.
 
-Al día de hoy, ¿cómo ve el tema de la muerte?
No le tengo miedo a la muerte, a lo que le tengo miedo es a una enfermedad fuerte, pero he tenido una vida saludable y no tengo ninguna enfermedad, gracias a Dios”.
 
-Qué bueno que está entera y supersana...
La verdad, sí. Sigo trabajando y estoy bien, pero si algo me pasara, ya viajé, tuve un amor incondicional, vi crecer a mi hija que es fenomenal, veo a mis nietos crecer y quiero seguir trabajando mientras Dios me presta vida, en mí no existe la palabra retiro. La vida no me debe nada ni yo a ella”, concluyó. 
 
Chantal Andere