LogoTVNOTAS
magnate_compra_neverland
Espectáculos Internacional
30 de Diciembre del 2020 por @TVNotasmx / Foto: Instagram

El rancho Neverland de Michael Jackson ha sido vendido

Ron Burkle compró el Rancho Neverland, que fuera propiedad del ‘Rey del pop’, Michael Jackson, en lo que podría considerarse una oferta millonaria.
Tras cinco años de haberse puesto en venta el rancho Neverland, propiedad de Michael Jackson finalmente fue vendido a Ron Burkle.
 
Un empresario de Montana, multimillonario, con inversiones en la industria del entretenimiento ha sido el afortunado en comprar el antiguo rancho del 'Rey del Pop' por 22 millones de dólares, una rebaja contundente del precio inicial del rancho, que iba de los 100 millones de dólares en 2015.
 
La enorme mansión ubicada en Los Ángeles, California bautizada como ‘Neverland’ es un homenaje a la isla de fantasía (el país de nunca jamás) donde transcurre la historia de ‘Peter Pan', este lugar, fue comprado por Michael Jackson, en 1987 por la cantidad de 17.5 millones de dólares.
 
 
 
 
El rancho era un paraíso al que todo niño soñaba con ir, desde juegos mecánicos, animales exóticos y ferrocarriles de juguete. Supuestamente Jackson, invitaba a los niños a visitarlo y a quedarse a dormir. Tras la muerte de Jackson en junio de 2009 el lugar fue rebautizado como Sycamore Valley Ranch.
 
La finca, de mil 100 hectáreas, ubicada a 65 kilómetros de Santa Bárbara, cuenta con una casa principal de seis habitaciones, tres casas de huéspedes, un lago con una cascada, canchas de tenis, varios graneros e instalaciones para refugio de animales.
 
En 2017, el precio del rancho se redujo a 67 millones de dólares, con la diferencia de que ya no había elefantes, ni el tren y el parque de atracciones que caracterizaban al rancho de ensueño.
 
 

Michael Jackson  Neverland

 

 
 
Así es como Burkle, encontro esta propiedad sobrevolando la región y fue asi como se puso en contacto con el propietario del antiguo rancho de Jackson. Un portavoz del nuevo comprador explicó a la prensa que la intención del empresario no es vivir en la residencia, sino de una inversión para venderla a futuro.
 
 
Ron Burkle dueño Neverland