LogoTVNOTAS
David Páramo.
Espectáculos México
11 de Agosto del 2021 por Laura Luz Palmer / @TVNotasmx / Foto: Archivo TVNotas

David Páramo ¡la libró de milagro!

"Estoy muy agradecido de estar vivo y de tener a mi familia, y ya hasta tengo planes para volver a la chamba”, comparte el periodista.
Tras el lamentable accidente cerebrovascular, también conocido como aneurisma cerebral, que sufrió el periodista David Páramo, de 55 años, el pasado 30 de abril, nos abrió su corazón para compartirnos cómo vivió ese momento trágico que lo tuvo en el hospital por 65 días; pero también nos contó que afortunadamente ya se está recuperando y pronto volverá al trabajo:
 
 
-David, ¡qué gusto saludarte!; ¿cómo te encuentras?
“Bien, ya mucho mejor; gracias a Dios he respondido muy bien al tratamiento, ya superé el aneurisma y me estoy recuperando satisfactoriamente”.
 
Sin duda, fueron momentos muy duros para ti y tu familia...
“Así es, lo bueno es que ya estoy saliendo adelante, sobre todo porque Cristo ha sido mi fortaleza y me ha acompañado durante esta prueba tan fuerte que me mandó”.
 
-¿Qué recuerdas del día que sufriste el accidente cerebrovascular?
“Tengo vagos recuerdos de que mi hijo y yo veníamos en el coche, pero también tengo ciertos flashazos, cosas que de pronto no recuerdo; lo que sí sé es que en el momento del percance, sólo quería que mi hijo no saliera lastimado".
 
David y sus hijos.
 
-Por fortuna, no fue así...
“¿Sabes?, tuve un momento lúcido y así logré estacionarme para no chocar y no causar un fuerte accidente de tránsito; y lo más importante, para que mi hijo estuviera bien”.
 
-¿Recuerdas cuando fuiste hospitalizado?
“Sólo recuerdo ciertos eventos, para mí era muy importante saber que mi hijo estaba bien, todo pasó muy rápido. A ratos tomaba conciencia, pero me indujeron al coma y cuatro días después me despertaron, sólo sentía un fuerte dolor de cabeza”.
 
-¿Los doctores te explicaron por qué te pasó esto?
“Me dijeron que los aneurismas son como bolas que crecen en el cuerpo y en algún momento revientan por la presión, eso sucedió en mi cerebro y la presión rompió algunas arterias, de ahí se derivó todo”.
 
El accidente.
 
-¡Qué fuerte!...
“Sí, más porque mucha gente queda mal o se muere, pero gracias a Dios estoy muy bien”.
 
-¿Cómo ha sido este tratamiento?
“Son ocho diferentes de rehabilitación, de recuperación motriz, de lenguaje y vaya que están dando resultados, pues ya camino normal; además me alimento bien, hago ejercicio y soy optimista”.
 
-¿Cuánto tiempo te falta de tratamiento?
“Calculo que unas semanas más; de hecho, ya estoy haciendo planes para volver a la chamba”. -Lo más importante es que estás mejor... “Exacto, y estoy muy agradecido de estar vivo y de tener a mi familia”, finalizó.