LogoTVNOTAS
Rosita Pelayo.
Espectáculos México
30 de Junio del 2021 por María Montoya / @TVNotasmx / Foto: Francisco Mancera

¡Está de pie! Rosita Pelayo ha recuperado movilidad

Tras un año en tratamiento alternativo para la artritis ¡ya me paro y camino!, nos cuenta la actriz.

Increíble sorpresa nos llevamos al llegar a casa de Rosita Pelayo, de 62 años, y ser testigos de cómo ha recuperado la movilidad, luego de que en 2006 aumentaron sus problemas de salud, debido a la artritis reumatoide que le detectaron desde que tenía 30; y desde que en 2018 se le manifestó parestesia, que la dejaron inmóvil casi por completo. Pero hoy, Rosita ya tiene la capacidad de ponerse de pie, posó para nuestra cámara y nos platicó:
 
-Rosita, quiero felicitarte; hace un tiempo tenías muchos problemas para moverte y veo que ahora estás logrando levantarte...
“Los médicos que vi antes para tratar la artritis, ninguno logró llegar al fondo del asunto; pero ahorita soy feliz con mi doctora, Rosario Almaraz, no sabes qué maravilla, me hace mis medicamentos personalizados según mis problemas, en mi caso, la artritis y la parestesia” .
 
-¿A qué se debe la parestesia?
“No sé, la parestesia da por medicamentos, pero la artritis también lo puede causar, tiene que ver con el sistema nervioso. Siento hormigueo y entumecimiento en distintas partes del cuerpo, como en brazos, manos, pies y piernas”.
 
 
Es una guerrera.
 
-Tu doctora, ¿qué especialidad tiene?
“Ve todo lo autoinmune. Su hija veía La fea más bella, y un día se enteró de que yo estaba mal, me localizó en Instagram, y muy linda su mamá, la doctora Rosario, me dijo: ‘Te voy a ayudar’. Primero me dio miedo, pero es un amor; ella me dijo: ‘Tómalo con calma, dame dos años más o menos para que mejores’, estoy a punto de cumplir uno y ha sido muy impresionante lo que he mejorado; antes tenía cara de muerta y pesaba 34 kilos”.
 
-¿Ahorita cuánto pesas?
“Sepa Dios, ni me quiero pesar porque me siento gordísima”.
 
-Entonces es un medicamento personalizado, ¿en cápsulas o cómo?
“Son cápsulas, pastillas, todo natural”.
 
Es su apoyo incondicional.
 
-¿Cómo has sobrellevado la pandemia?
“No tengo miedo de contagiarme, mi doctora me da muchos antivirales”.
 
-¿Te vas a vacunar?
“El reumatólogo y mi doctora me dijeron que ahorita me espere porque por mis alergias, no sé qué reacción me puede provocar. Además, hoy puedo comer algo y no pasa nada, pero al siguiente día me hace daño”.
 
-¿Hace cuánto te sucede eso con tu alimentación?
“Tengo mucho tiempo, pero en 2006 se me agravó, me salen ronchas desde la punta de la cabeza hasta los pies”.
 
-Con estos tratamientos, ¿recuperarás toda la movilidad?
“Mi doctora siempre me dice: ‘Tú te vas a poder levantar, y ahora no lo dudo; la cochina parestesia es la que no cede, no le hemos logrado dar al clavo. No eres un extraterrestre, eres un humano, tengo que encontrar la cura’, es su reto y ahí vamos. Con todo y que siento de la fregada las piernas, brazos, pies y manos, veánme, ya me paro y camino”.
 
Archivo TVNotas.
 
-¿En qué momento te pusiste de pie?
“Tiene mucho que ver la voluntad de uno. La actitud de Herminia (su cuidadora) también me motivó, se dio un ranazo horrible y aún así se puso muy activa; entonces dije: ‘¿Y por qué yo no?’, ahí empezó mi locura de querer hacer mis cosas sola. Otro día no encontraban quién me bajara de las escaleras para ir a la calle, y dije: ‘Voy a probar’, y lo logré”.
 
¿El dolor ha cedido?
“Claro, toda una mejoría”.
 
-Te has preguntado, ¿por qué te pasó esto?
“El día que llegué a sentir envidia de la salud de los demás, dije: ‘Estás loca, Pelayo, ya te piraste’. En ese momento, dije: ‘Ok, estoy enojada, pero, ¿cómo puedo ayudar en este mundo pi$%&#$%&#$%&?’; hay que ver la vida con luz y color. Entonces pensé: ‘Mi conferencia: Cómo darle sentido a mi vida #Me duele, pero me río, tiene que servir para darle mucho ánimo a la gente y trabajar’”.
 
-¿El trabajo te ha servido?
“La mejor terapia para mí es trabajar; me pone sana, me da felicidad, me hace sentir viva, triunfadora, y así seguiré”, concluyó.