LogoTVNOTAS
Imelda Miller recuperó su casa
Espectáculos México
15 de Abril del 2021 por Mauro Godoy / @TVNotasmx / Foto: Liliana Carpio

A tres años del 19-S, Imelda Miller por fin recuperó su departamento

La actriz fue una de las damnificadas del sismo, pues su hogar durante el terremoto.

Gran alegría vive Imelda Miller, de 80, pues tras haber perdido su departamento, ubicado en un edificio de Tlalpan, CDMX, a causa del terremoto del 19 de septiembre de 2017, por fin pudo regresar a casa, ya que el inmueble fue vuelto a construir. Visitamos a la cantante, que por esta situación estuvo tres años viviendo en su natal Mérida, Yucatán, y nos presumió lo bonito que quedó su nuevo hogar.
 
-Señora Imelda, ¿cómo se siente ahora que ya le entregaron su departamento?
“Muy bien, muy contenta, bendito sea Dios, porque tres años después del terremoto que me dejó con las manos vacías y sin el departamento donde viví 18 años, por fin recuperé mi hogar y estoy feliz”.
 
-¿Dónde estuvo viviendo este tiempo?
“Me fui a mi tierra, Mérida, Yucatán, y allá  tuve que rentar un departamento en el que vivía sola”.
 
-¿En Mérida no tiene familia?
“Sí, allá está mi sobrina Paty Ávila, quien me apoyó muchísimo, sobre todo porque durante la pandemia me estuvo llevando despensa, al igual que la familia Dogre Cuevas, unas amiguitas que nunca me dejaron sola y estoy muy agradecida con ellas, así como con el señor Roger Metri, que también me ayudó. Gracias a todos ellos subsistí, aunque por fortuna también tuve algunas oportunidades de trabajo”. 
 
-¿Como cuáles?
“Me presenté en eventos del gobierno del estado y di clases de expresión corporal en una universidad de Mérida, ahí me sentí muy a gusto, los muchachos fueron muy respetuosos y se portaron muy bien conmigo. Pero bueno, ya estoy aquí”.
 
 
 
-¿Cuándo le entregaron el departamento?
“El edificio lo terminaron de construir en septiembre de 2020 y en ese mes empezaron a entregar los departamentos; fue construido por la Fundación Carlos Slim en colaboración con la Comisión para la Reconstrucción de la CDMX”.
 
-Se tardaron mucho, ¿no cree?
“Un poquito, pero como Tlalpan fue una de las zonas más dañadas por el sismo, se construyeron otros edificios y fueron avanzando poco a poco. Yo prefiero que lo hayan hecho despacio y bien, a que lo hicieran de prisa y quedara mal. Muchos vecinos no han regresado, yo creo que aún tienen miedo, y con justa razón, porque aunque el edificio es nuevo, se hizo en el mismo lugar donde estaba el anterior que tuvieron que tirar”.
 
-¿Usted regresó a la CDMX en cuanto entregaron los departamentos?
“No, yo regresé hace poquito porque, por la pandemia, tenía miedo de viajar. Como yo no estaba aquí, mi hija Paty recibió el departamento, ya después me regresé y ahora vivimos aquí con mi nieto Ricardo, estamos muy felices todos”.
 
La actriz resultó daminificada en el 19-S
 
-¿Qué tal quedaron los departamentos?
“Muy lindos, no son de extralujo, pero están muy bien, aunque nos quitaron un poquito de espacio porque nos pusieron elevador. Cada quien tiene su tinaco, hay paneles solares y estamos a gusto. Mi departamento quedó muy bonito, me gustó mucho, pero me faltan muchas cosas, poco a poco lo estamos arreglando”.
 
-Ahora que volvió, ¿cómo ha pasado la pandemia?
“Aquí he estado encerrada y viendo televisión porque mi familia no me dejahacer nada, ya me ven muy abuelita (ríe)”.
 
-¿Ya se vacunó contra la COVID?
“Sí, justo el 25 de marzo me pusieron la primera dosis, algo que estaba anhelando para estar más protegida porque soy diabética, hipertensa y tengo un pequeño problemita en el corazón”.
 
Imelda Miller nuevo hogar
 
-Entonces, sí necesita cuidarse mucho...
“Claro, me estoy atendiendo, tengo que tomar unos medicamentos de por vida, que ahorita estoy costeando gracias al dinero que me da la ANDA (Asociación Nacional de Actores) y la ANDI (Asociación Nacional de Intérpretes) por mi jubilación”.
 
-¿Le gustaría volver a trabajar?
“Lo veo un poco difícil, ya tengo 80 años, ¿para qué quieres que siga trabajando? Ya lo hice durante toda mi vida, aunque no tuve el ojo para hacer una fortuna; ahora tengo mi departamento, a mi familia y no tengo nada de qué quejarme con Dios y con la vida. Estoy bien, tranquilita y en paz, ya veremos qué pasa después”, finalizó.
 
Imelda Miller nuevo departamento