LogoTVNOTAS
justicia para mariana chiapas médico pasante
Noticias México
09 de Febrero del 2021 por Laura Luz Palmer / Foto: Cortesía de Edén Gómez y Tondopó & Anthor Abogados

Mariana murió sola, acosada e ignorada ¡no hicieron caso a sus denuncias!

La médico pasante fue hallada sin vida en Chiapas hace unos días y su madre pide justicia, pues hay inconsistencias en su caso.
Hace cuatro meses, cuando Mariana, de 25 años, llegó al cuarto que el centro de salud donde trabajaría le había proporcionado para vivir, supo que no quería estar ahí; era un lugar sin cama, ni baño, lleno de insectos, y para ir al baño debía cruzar un terreno. Pero sabía que debía aguantar para cumplir con un año de prácticas en la clínica que se le asignó en Ocosingo, Chiapas, en la selva Lacandona. Pero lo peor vino después cuando en diciembre pasado, un compañero comenzó a acosarla, lo reportó, no recibió apoyo y tuvo que seguir trabajando, sin imaginarse que tiempo después, el 28 de enero, aparecería sin vida. Doña María de Lourdes Dávalos, su mamá, nos cuenta el terrible dolor que está viviendo por la partida de su hija: 
 
-Señora, gracias por concedernos la entrevista en estos duros momentos...
“Han sido los peores días de mi vida, estoy confusa, pero con el ánimo e impulso que me está dando mi hija para salir adelante, para tener la justicia y que se sepa la verdad”. 
 
-¿Cómo era la relación de usted y su hija? 
“Era mi única hija; nos acompañábamos, ayudábamos y platicábamos mucho. Me contaba sus proyectos, sus sueños, sus problemas y alegrías, todo lo que estaba haciendo. Estábamos juntas; sólo un año nos separamos desde que se fue a Chiapas”. 
 
#JusticiaParaMariana, ¡historia de dolor!:
 
-¿En dónde estaba usted viviendo? 
“Como no encontraba trabajo en Chiapas, de donde soy originaria, me tuve que ir a vivir a Saltillo, porque ahí sí hay trabajo. Ella después se fue a Monterrey como parte de su servicio, pero quería quedarse conmigo, aunque no fue posible, pues en la escuela le asignaron ese lugar para realizar sus prácticas”. 
 
justicia para mariana chiapas médico pasante
 
-¿Cómo se enteró de la muerte de su hija? 
“Por una amiga suya que me mandó mensaje. Primero no me dijo nada, sólo me preguntó si todo estaba bien; después me llamó y me dijo que algo le había pasado a mi hija. Le pregunté si era algo feo y me dijo que sí, y ya me contó todo”. 
 
-¿Cuánto tiempo tardó en llegar con su hija? 
“Salí de la casa, fueron casi 12 horas, llegué a las 11 de la noche a Chiapas y la vi sólo unos minutos, fue rapidísimo”.
 
justicia para mariana chiapas médico pasante
 

-¿Usted entró a reconocer a su hija? 
“Eso prefiero no decirlo porque... emocionalmente me afecta”. 
 
-¿Cuándo fue la última vez que habló con ella y qué le decía?
“Un día antes; me dijo que quería presentar un examen, que estaba moviéndose mucho, llorando, porque decía que no la estaban apoyando para nada, que no sabía qué hacer; que iba a buscar a la directora, porque había hablado con la jefa y no le hizo caso”.
 
justicia para mariana chiapas médico pasante

-¿Le dijo a usted que ya tenía meses de estar siendo acosada? 
“Sí, que la estaban acosando; primero me dijo de este tipo, un borracho, médico, compañero de trabajo. Fueron muchas veces que me platicó y que habían más personas que la molestaban, pero ese doctor era muy seguido”. 
 
-¿Qué le aconsejaba usted? 
“Que se cambiara, que ya dejara ahí, pero ella pensaba que tiraría por la borda todos sus logros. Yo le decía que siguiera hablando con la gente de ahí, pero Marianita quería terminar su servicio social para no perder otro año, así que le dije que las dos nos íbamos a seguir moviendo para que la cambiaran y para encontrar quién nos apoyara”. 
 
justicia para mariana chiapas médico pasante
 
-Debió ser una gran impotencia para usted... 
“Yo estaba pasando por una situación fuerte de salud que aún tengo que atender; tuve una cirugía de un seno en diciembre, todo me causaba impotencia, pero a la vez tenía que darle fuerzas a ella”. 
 
-Se dijo que su hija quiso renunciar a la clínica, ¿es cierto?
“Sí, me dijo que había ofrecido la renuncia, ya que abusaban de su tiempo; pero la ignoraron, se burlaron de ella, le dieron la espalda, le pusieron obstáculos inclusive hasta para vacunarse, y quisieron persuadirla de no renunciar”. 
 
justicia para mariana chiapas médico pasante directora detenida
 
-¿Cómo fue eso? 
“Sí; hasta le ofrecieron unos tamales porque la necesitaban mucho, y que iban a correr al sujeto que la molestaba; hasta le dieron unos días para que se viniera a descansar del estrés, como si hubiera sido tan sólo eso, pero ella tenía miedo”. 
 
-¿Entonces la gente del hospital tenía ubicado al acosador de su hija?
“Sí. Lo inaudito fue que le pregunté si lo habían corrido y me dijo que sólo lo cambiaron de turno; ese señor la continuó molestando y ella se siguió quejando, pero no la ayudaban. Ella no se merecía eso, estaba a punto de titularse y hacer una especialidad”. 
 
justicia para mariana chiapas médico pasante amiga
 
Señora, ¿de dónde saca esa fortaleza, con tanto dolor por la pérdida de su hija? 
“No sé, pero siento que ella me presta su voz. Mucha gente que tuvo la obligación de reubicarla, la ignoró, le dieron la espalda. Cuando volvió a quejarse, le dijeron: ‘Sólo vienes por chantaje, ni modo, es donde te tocó estar y te aguantas’, y ella lloraba”.
 
-¿No hubo forma de reubicarla?
“No. Yo busqué a una persona que conocíamos para que me apoyara en trasladarla a otro lugar a realizar su servicio social, pero esta persona entró a la política y ya no me ayudó”. 
 
justicia para mariana chiapas médico pasante necropsia asfixia
 
 
-¿Cree que Mariana presentía algo? 
“No lo sé, pero desde un principio no quería ir allá, decía que estaba horrible, pero como que se calló algo. Cuando el tipo borracho se metió a su cuarto, me decía que no hubo más, pero quizá me ocultaba algo”.
 
-¿Eso le decía su corazón de madre? 
“Sí, me quedaba la duda de que no me quería preocupar, por eso quizá se calló muchas de las cosas”.
 
justicia para mariana chiapas médico pasante compañera de cuarto testigo

-Supimos que la cremaron, ¿ya están las cenizas de su pequeña con usted? 
“Eso es algo muy personal, pero sí quiero que esté siempre conmigo”. 
 
-¿Es cierto que no autorizó la cremación? 
“A mí nadie me preguntó si la iba a cremar, yo no firmé ni ordené. Vi que había mucha prisa en sacar el ataúd y llevar la carroza a la cremación. La metieron enseguida al horno”.
 
justicia para mariana chiapas médico pasante inconsistencias caso

-¿Entonces llegará hasta las últimas consecuencias?
“Sí, que se haga justicia, que se aclare y que se castigue a los culpables, por omisión, por lo que resulte. Que quienes no la apoyaron como dependencia, sean castigados, ya que gracias a su actitud, mi hija perdió la vida”. 
 
-¿Ha sentido la presencia de Mariana? 
“Sí, la he sentido, pero deseo verla, que me hable. He sentido su calorcito, siento que me está acompañando. Me siento orgullosa de ella, quiero ser su representante; quiero ser la continuidad de ella, de lo que quiso hablar. Que esto le sirva en primer lugar a las mujeres que están siendo acosadas”. 
 
justicia para mariana chiapas médico pasante
 
-Prosiga... 
“Quiero que sus compañeros pasantes, que tanto la querían, tengan un lugar digno para hacer su servicio social. Que todo sea para bien de los pasantes, que las condiciones en las que trabajen sean dignas ante tanto sacrificio; que su muerte haya servido de algo”. 
 
-Si tuviera la oportunidad de tener un minuto frente usted a Mariana, ¿qué le diría?
“Te amo, eres el amor de mi vida; te quiero ver, quiero que estemos juntas en el paraíso, en la luz de Dios; quiero que estemos allá como madre e hija o como tú quieras. Me duele lo que te pasó, se va a hacer justicia. Te admiro por todo lo que pasó y no me platicaste. Deseo que estés descansando en paz, en la luz divina. Quiero que estés más que feliz. Te amo, te beso (llora), te amo más allá del Universo y de lo inimaginable”, concluyó.