LogoTVNOTAS
Gente tóxica, ladrones de energía
Horóscopos
21 de Septiembre del 2021 por Redacción TVNotas / Foto: Shutterstock

Gente tóxica, ladrones de energía, aprende a lidiar con ellos y evita ¡que se alimenten de ti!

Con quien pasas tu tiempo, compartes tu espacio, tu cuerpo, y a quien dedicas tus pensamientos y sentimientos, le estás regalando tu presente y también invirtiendo tu futuro. Desde el punto de vista álmico, cada persona con la que tienes un encuentro, sea breve o no, trae consigo un mensaje por revelarte. 
 

La famosa ley 
de que 'atraes lo que eres' no aplica al 100 por ciento, porque si eres 'luz', no necesariamente estarás atrayendo luz, también atraerás un poco de aquellos que están en la oscuridad y buscan la manera de salir de ella

4 RASGOS DE LOS LADRONES DE  ENERGÍA O VAMPIROS ENERGÉTICOS:

  • La toxicidad daña, enferma y lastima, y la vibración de estas personas causa lo mismo.
  • Generalmente no se dan cuenta de que con comentarios y actitudes afectan a otros.
  • En una primera impresión, muchas pueden parecer inofensivas, agradables, e incluso abiertas.
  • No son malas personas, simplemente están en desequilibrio entre lo que hacen, piensan y sienten.

LOS 5 SENTIDOS SON FILTROS PARA DETECTAR A LOS LADRONES DE ENERGÍA

  1. La energía, sea positiva, neutra o negativa, puede ser percibida por nuestros sentidos y dar respuestas sensoriales y físicas. 
  2. Los cinco sentidos son filtros clave para detectar a los Ladrones de energía o Vampiros energéticos. 3. Por ejemplo, a través del olfato se pueden percibir personas en constantes estados depresivos, ya que desprenden un particular aroma. 
  3. Con la vista, la energía se detecta por la mirada; Por el tacto, hay personas que al tocarlas, sientes una descarga eléctrica
  4. Con la vista, la energía se detecta principalmente por la mirada, por ello es que a muchas personas se les diga que "la tienen pesada". Por el tacto, hay personas que al tocarlas, sientes una descarga eléctrica, contrariamente a una carga eléctrica. Mientras el aliento, el tono de voz, el movimiento y 
cada elemento que interviene en la percepción, éstas son emanaciones vibracionales.

PROTECCIONES Y ESCUDOS CONTRA LOS LADRONES DE ENERGÍA
La mejor manera de protegerte de personas tóxicas es observarlas sin juzgar, para no permitir que sus vibraciones alteren la tuya. 
Al estar frente a una, puedes actuar de dos maneras: la primera es guardando distancia en momentos en los que te sientas vulnerable, como cuando estás en una situación de crisis o duda, ya que en lugar de motivarte, podrían confundirte más; la segunda es que si vives un momento de fortaleza, puedes escucharlas sin juzgarlas para ayudarlas a cambiar. Sin embargo, debes tener claro que hay personas de las que hay que despedirse para que no afecten nuestra salud.

La alimentación
Es una protección natural del cuerpo y una reguladora de estados emocionales, por lo que entre más pura, ligera, libre de excesos y químicos sea, mayor será la capacidad de percibir estados sutiles y de expandir la energía, para mejorar la salud, la calidad de vida y tus experiencias individuales.

El orden
La liberación de espacios, el orden entre objetos, posesiones y distancias, son símbolos de respeto a la individualidad del otro. Ayuda a percibir el entorno como amable, lo cual favorece a experimentar estados de tranquilidad y armonía. El orden es una señal de que la energía sutil fluye.

Un cuerpo aseado
Un hogar limpio, el cabello, las manos y los pies lavados, son importantes, ya que son canales receptores de otras energías. Frotarse el cuerpo, meditar, usar esencias naturales, rodearse de plantas o flores aromáticas, constituyen elementos restauradores y equilibradores de energía.

Los amuletos, rituales y ceremonias
Son prácticas que ayudan a hacer conscientes nuestros recuerdos y acciones, lo que facilita hacernos responsables de nuestras respuestas y actitudes hacia los demás. Son símbolos que nos ayudan a recordar que la fuerza y el poder están en nosotros mismos, y que es nuestro deber no otorgarlos 
ni brindarlos a personas que no estén comprometidas consigo mismas, pues en ello se puede desperdiciar toda nuestra energía. La energía que se fuga se convierte en enfermedades, desequilibrios, estados depresivos y frustración.

Pensar sólo en el presente nos ayuda a crear una barrera en la que difícilmente entrarán las emociones negativas.