LogoTVNOTAS
Alejandra Ley es una mamá ‘open mind’ pues su hija Fer siempre ha sabido que es lesbiana
Espectáculos México
12 de Septiembre del 2019 por Gil Huerta / Foto: Carlos Bautista

Alejandra Ley es una mamá ‘open mind’ pues su hija Fer siempre ha sabido que es lesbiana

“Me quedé con ganas de tener otro bebé, aunque sé que a Fer le gusta ser hija única”… 

Alejandra Ley, a sus 34 años, se ha convertido en una figura importante dentro del medio del espectáculo, pues con casi 30 de trayectoria, la hemos visto tanto actuar como cantar, haciendo imitaciones y hasta en stand up, pero sin duda alguna, su mejor papel es el que está realizando como madre de Fernanda, de 13 años. Como pocas veces, nos presenta qué tanto ha crecido su hija y, además, nos habló de su carrera artística y su vida personal:
-Ale, ¿dónde naciste?
“Soy de Tehuacán, Puebla, pero sólo nací ahí, porque después mi mamá se vino a la CDMX. Soy hija única porque mi mamá fue madre soltera, pues mi papá se fue un día y no regresó (ríe); bueno, lo conocí cuando tenía 15 años y me llevo bien con él, no soy nadie para juzgar la vida de los demás, menos la de mi padre”.
-¿Cómo fue tu infancia?
“Siempre he sido muy feliz y desde pequeña quise ser actriz; tenía un tío que estudiaba actuación en Bellas Artes y eso a mí me emocionaba mucho, y como  mamá trabajaba todo el día, pues me iba con mi tío a sus clases y yo era la más contenta. Tenía 3 años, era una niña, y como yo no sabía ni leer, mi tío me leía en voz alta los textos y yo me los memorizaba para darle réplica”.
-¿Y cómo fue que llegaste a la televisión?
“Un día estaba viendo la tele y pasaron un comercial sobre el casting para hacer Carrusel de las Américas; me la pasé tres días hincada rogándole a mi mamá que me llevara, hasta que la convencí”.
-Cuéntanos cómo fue el casting...
“Cuando llegamos, eran más de 15 mil niños, ¡era una locura! La primera prueba era pasar un palito que medía la estatura y, cuando lo pasé, me sentía soñada (ríe). Ya después fueron como tres meses de audiciones diarias, pero al final me quedé”.
-¿No crees que perdiste tu infancia por estar trabajando?
“La verdad, no; yo fui una niña retraída, me costaba hacer amigos y siempre me la pasaba en mi mundo, entonces la actuación me ayudó mucho para abrirme con la gente, y desde ese momento he disfrutado actuar, cantar, imitar y hasta hacer stand up”.
-¿Llegaste a sufrir bullying?
“Por supuesto, por mi peso: los niños me daban duro, las niñas me trataban horrible, pero después una va aprendiendo; ahorita, si me critican o algo, no es una cosa que me afecte, yo me siento bien con mi cuerpo, con mi forma de ser y con la persona que soy”.
-¿Fuiste una adolescente rebelde?
“Para nada, soy súper ñoña, hasta mi hija me lo dice (ríe). Nunca fui una chava a la que le gustara irse de fiesta, y hasta la fecha”.
-¿Cuándo te diste cuenta de tu orientación sexual?
“Pues desde siempre, no es que lo haya descubierto a tal edad. Yo no salí del clóset ni nunca estuve adentro, porque no cabía (ríe). Cuando se lo dije a mi mamá, se puso feliz y me dio todo el amor y apoyo. Todos en mi familia siempre han estado conmigo, en las buenas y en las malas”.
-¿Has sufrido discriminación por ser gay?
“Nunca, y si lo han hecho, realmente no me he dado cuenta. Uno sabe qué permitir y qué no; yo no me escondo ni nada, y siempre, a donde he ido me tratan con respeto”.
-Fuiste de las primeras personas en registrar a un bebé con dos mamás, ése fue un paso muy importante...
“Mi ex, Marlene, y yo sí fuimos de las primeras y eso no se veía; creo que se tiene que ver más y es parte de mi responsabilidad como figura pública: darle voz a ese tipo de situaciones, porque habla de quién eres realmente, y no pasa nada. Soy un ser humano como cualquiera y no por ser gay, o en mi caso lesbiana, soy algo menor”.
TV NOTAS
-Platícanos, ¿cómo te enteraste de que estabas embarazada?
“El papá de mi hija era mi mejor amigo, con quien me la pasaba todo el tiempo, y pues una noche pasó, y mira que nos cuidamos y todo, pero salimos embarazados.
Además, a mí me seguía llegando el periodo, por eso me enteré cuando ya tenía más de tres meses”.
-¿Qué sentiste cuando supiste la noticia?
“Fue un shock, estaba muy chavita, pero siempre estuve convencida de que quería tener a mi bebé. La verdad es que mi familia hizo todo más fácil, ya que decidí ser madre soltera. Aparte, ser mamá era uno de mis sueños por cumplir”.
-Dinos cómo llegó Fer, ¿por parto natural o cesárea?
“Parto natural, me tardé 36 horas en que naciera, pero la verdad no sufrí ni me dolió tanto. Cuando vi a Fer, supe que todo valió la pena y las horas de espera; es un momento único, lo tengo muy presente”.
-¿Cómo eres como mamá?
“Soy estricta, muy abierta, se habla de todo; soy dura, la verdad, pero también amorosa, juguetona. A mi hija siempre le hablo con la verdad, como sea y cuan dolorosa sea ésta, no la quiero dejar con dudas”.
-¿Te quedaste con ganas de tener otro hijo?
“La verdad sí, aunque me mire feo Fernanda (ríe), sé que le gusta ser hija única. Pero ahorita, a estas alturas y volver a empezar, la verdad no, ya no tengo la energía para estar detrás de un bebé”.
-¿Cómo te llevas con el padre de tu hija?
“Nos llevamos bien, él empezó a tener contacto cuando Fer tenía 4 años y se llevan increíble. Yo nunca le he exigido nada, pues yo quise hacerme cargo sola, pero aun así mi hija tiene dos mamás y un papá, somos como una familia rara, pero mi niña está rodeada de mucho amor”.
TV NOTAS
-¿Marlene sigue viendo a Fernanda?
“Por supuesto que sí; como todo buen ex, tiene derechos, pero no obligaciones (ríe). De repente tenemos diferencias en las formas de educar, pues somos muy diferentes, pero en general nos llevamos bien por Fer”.
-Duraron muchos años tú y Marlene, ¿por qué no se casaron?
“Alguna vez sí lo pensamos, pero ahorita veo que fue lo mejor no hacerlo, nuestra separación habría sido muy traumática para Fer si hubiera habido un papel de por medio; creo que sí está padre el derecho a hacerlo, pero para mí no es necesario y ya no me pienso casar”.
-¿De qué modo le explicas a tu hija el estilo de vida que tienes?
“Pues como es, las cosas como son; ella sabe quién soy, no tengo por qué ocultarle nada, en mi casa no hay secretos y mi hija es muy feliz”.
TV NOTAS
-¿Te gustaría que tu hija siguiera tus pasos como actriz?
“Pues si quiere, sí. Por el momento, anda más metida en lo del patinaje sobre ruedas y ya empieza a ir a competencias; practica todas las tardes, es lo que la hace más feliz ahorita”.
-¿Y qué se viene para ti?
“Le voy a dar duro al asunto musical, quiero sacar un disco; viene cine, ya que empezaré a filmar una película de la cual todavía no les puedo dar detalles; y además, se viene la adolescencia de Fer, que creo que en eso me ocuparé por los próximos cinco o seis años (ríe)”, concluyó.