LogoTVNOTAS
Antonella no corre riesgo de sufrir un paro cardiaco
Espectáculos México
09 de Diciembre del 2021 por Juan Pablo Méndez / Foto: Gina Sánchez

Antonella, la hija de Ivonne Montero tuvo que posponer su cirugía del corazón

El Instituto de Cardiología es un hospital Covid y prefieren tomar precauciones.
Ivonne Montero, de 47 años, está afortunadamente y gracias a Dios está disfrutando esta etapa de su vida, enfocada en su trabajo y en su hija Antonella, de 7 años. Respecto a la salud de su niña, quien requiere una cirugía para colocarle una válvula en el corazón, nos contó que por el momento quiere esperarse hasta el otro año, pues considera que sería un riesgo exponerla cuando aún no termina la pandemia: 
 
-¿Cómo se encuentra de salud tu hija Antonella? 
“Ella está muy bien, en este momento no hemos tenido mucho acercamiento al Instituto de Cardiología por ser un hospital COVID; para mi bebita es algo complicado y para mí es muy riesgoso exponerla de esa manera por su condición. Ella está fuerte, es muy enérgica; afortunadamente y gracias a Dios está haciendo su vida lo más normal posible”. 
 
-¿Pero sí está en tus planes que se pueda operar?
“Claro, sólo que prefiero esperarme a que termine el año para ver cómo va evolucionando esto de la pandemia y ver si ya puede ser candidata a que se le realice la cirugía. Aquí lo más importante es que ella se encuentre bien en el momento de hacer alguna actividad de mayor intensidad y no veamos que se llegue a sofocar demasiado o que le falte oxigenación. Por ahora está muy bien, sigue con citas periódicas con su cardiólogo, pero fuera del Instituto de Cardiología”. 
 
 
 
-¿Cuándo se tenía que haber operado tu hija del corazón? 
“Esa cirugía se realizará en el momento que los estudios y su cuerpo nos lo soliciten, y eso es cuando empiece a tener baja oxigenación o que se canse más rápido. Estos síntomas los tendrá dependiendo del crecimiento de su corazón”. 
 
-¿Por qué? 
“Porque es una prótesis de válvula la que se le debe colocar y, como dicha válvula no crece, entonces, se le debe cambiar cuando su cuerpo lo vaya pidiendo, pero por ahora todo está bajo control”. 
 
Antonella no corre riesgo de sufrir un paro cardiaco
 
-¿Qué te han dicho los doctores al respecto de la operación?
“Cuando mi hija tenía 2 años ellos me dijeron que esto podría suceder en 2, 3, 5, 9, 10, 20, 30 o más años, ya que no se sabe realmente cuándo podría necesitar la válvula, simplemente hay que esperar a que su cuerpo lo requiera”. 
 
-¿Si no se opera, no tiene algún riesgo en su salud?
“Afortunadamente no, por el momento Antonella es una niña normal, tiene mucha energía, es muy activa y, por fortuna, no ha tenido ningún síntoma. Como te dije, sólo la he llevado a sus controles médicos con un cardiólogo particular, debido a que el instituto es un hospital COVID y no quiero arriesgarla llevándola allá”. 
 
-¿En serio? 
“Sí, su corazón no se le va a colapsar ni mucho menos, la operación no es de urgencia. Sin embargo, si el cuerpo empieza a tener síntomas, a la larga podría tener consecuencias como desgaste cardiaco, mayor fatiga, etcétera, pero nada más”. 
 
Antonella no corre riesgo de sufrir un paro cardiaco
 
-¿Podría llegar a sufrir un paro cardiaco? 
“No, por fortuna no tiene ese riesgo porque ella está recibiendo el oxígeno adecuado que su cuerpo necesita y podríamos suponer que esto es como un soplo, que hay algunos que se pueden operar y otros no, ya que se corrigen solos. En el caso de ella, se necesita la cirugía, pero no sabemos cuándo, hasta ahora ella no ha presentado ningún problema de nada, gracias a Dios”. 
 
-¿Podría presentar algún daño reversible o irreversible si no se opera?
“No, para nada, mientras lleve sus controles médicos. Evidentemente, no debemos sobrecargarla con actividad física o exigirle de más a su cuerpo, pero no hay problema de nada, y es por ello que también no la llevamos a ese tipo de actividades que implican un mayor esfuerzo”. 
 
-¿Qué actividad física practica Antonella?
“Por el mismo COVID, prefiero no exponerla y no va a clases presenciales; sin embargo, ya sale a jugar al jardín, a andar en bici, le gusta mucho correr y eso lo hace prácticamente todos los días”, finalizó. 
 
Antonella no corre riesgo de sufrir un paro cardiaco