LogoTVNOTAS
Instagram
Espectáculos México
09 de Noviembre del 2020 por Román Alonso / Foto: Instagram

Abogado de Gaby Spanic asegura que Gustavo Adolfo no ha ganado la demanda

La actriz no ha dejado de lado la demanda que tiene contra el periodista de espectáculos.

Hace algo más de un año fue cuando Gaby Spanic, de 46 años, inició un pleito legal en contra de Gustavo Adolfo Infante, de 55, después de que éste presentó una nota en la que supuestamente se dijo que la actriz habló mal de Lucero. 
 
Spanic demandó al periodista por supuesto daño moral, sin embargo, el pasado 7 de agosto se reveló que perdió el caso, pues no se encontraron suficientes pruebas, y se determinó que no existió ningún agravio contra el también cantante. 
 
Ahora Juan Marcos Gutierrez, abogado y apoderado legal de Gaby Spanic esta tarde ofreció una rueda de prensa virtual, en la que trascendió que Gustavo Adolfo infante no ha ganado la demanda interpuesta por la actriz por daño moral y que tampoco tendría que pagarle ninguna cantidad de dinero. 
 
 
Abogado
 
 
“Ambas aseveraciones son falsas, no son ciertas y están lejos de serlo, en este momento las instancias que habría ganado y que favorecieron al señor Infante se encuentran impugnadas a través de un juicio de amparo directo por conducto del suscripto como apoderado legal de Gabriela Spanic”, dijo el abogado.
 
Explicó el abogado que, el litigio que inició Gaby Spanic por lesiones en su honor y vida privada tiene un amparo radicado en los tribunales y, por ende, no puede haber terminado y ninguna de las dos partes puede declararse ganador. 
 
 
Denuncia
 
 
Además, aseguró Juan Marcos Gutiérrez que la actriz venezolana tiene derecho a una vida privada, a pesar de ser figura pública: “Gaby Spanic tiene derecho a una vida privada y a que se respete su espacio de intimidad y además de intercambio de dichos que inició Infante en su contra”. 
 
Esta demanda habrá de definirse cuando no quede espacio para instancias: “El asunto no ha sido concluido, para que se concluya debería de resolverse el amparo y resolverse de una manera que no deje espacio a mayores instancias y no será hasta entonces cuando cualquiera de las partes podría declararse ganadora”.