LogoTVNOTAS
César Évora carrera
Espectáculos México
31 de Julio del 2020 por Juan Pablo Méndez / @TVNotasmx / Foto: @TVNotasmx

César Évora nos confesó que a inicios de su carrera Televisa no quería contratarlo por ser cubano

El actor cubano llegó a México a principios de los 90, sin nada más que un boleto de avión y una maleta llena de sueños.

El deseo de ser director de cine o de teatro, llevó a César Évora a estudiar actuación para tener una preparación completa; sin embargo, el destino es caprichoso y esta profesión, aunque lo acercó a la pantalla grande y a los escenarios, antes lo hizo consolidarse en otro escaparate: la televisión. Hoy, a sus 60 años, el actor nos abrió su corazón para contarnos amargas y bellas experiencias que vivió en su camino al éxito:
 
-¿Cómo fue que decides ser actor?
“Es curioso porque nunca pensé en ser actor, a mí me interesaba ser director, pero quería saber cómo funciona un actor para saber dirigirlo y por ello estudié actuación. Y bueno, aunque ser actor no era mi plan original,  disfruto mi profesión, sobre todo que me permite interpretar a personajes que no tienen nada que ver conmigo”.
 
 
-¿Y cómo iniciaste tus estudios?
“Empecé a estudiar Geofísica a los 17 años. No sabía muy bien qué estaba estudiando, y cuando me di cuenta de que no me agradaba, tuve que esperarme hasta el tercer año para poder cambiarme de carrera, ya que si me salía antes me agarraba el servicio militar, y no quería perder esos años”.
 
-¿Te cambiaste de carrera?
“Casualmente en ese entonces, un octubre de 1979, cuando yo tenía 19 años, un amigo me dijo que había un casting para una película llamada Cecilia Valdés, en donde buscaban al personaje protagónico; fui, y aunque había cerca de 50 actores para audicionar, me aceptaron y me quedé con el papel”.
 
César évora inicios.
 
-¿Desde ahí te interesó la actuación? 
“Así es. Después de esa película fui a hacer unas pruebas al Instituto de Artes de La Habana y obtuve el primer lugar en el examen de ingreso”. 
 
-¿Cómo se da que vengas a México?
“En 1993, Televisa me invitó a trabajar en la novela Corazón salvaje y me traje a mi esposa, quien tenía seis meses de embarazo. Sin embargo, cuando regresé a Cuba para dejar todo listo , el productor Pepe Rendón me marcó y me dijo que el señor Azcárraga Milmo, (q.e.p.d.), no quería traer a ningún cubano en ese momento, pues en ese entonces  Verónica Castro acababa de entrevistar a Fidel Castro y fue atacada por los cubanos que vivían en Miami”.
 
-¿Qué pensaste en esos momentos?
“Me sentí muy molesto porque no tenía nada que ver conmigo. Lo que hice fue viajar a la embajada para pedir que me dejaran entrar a México,  amigos me ayudaron a juntar para el pasaje. A la mañana siguiente me presenté en la oficina del escritor de la telenovela, Pepe Rendón, y cuando me vio, se sorprendió y me pidió que saliéramos. Nos encontramos al señor Azcárraga Milmo, y cuando me lo presentó, me dijo: ‘¿Usted qué me tiene que decir?’. Me acuerdo que lo confronté... yo sólo pensaba en el hambre que pasaban mis hijos y le dije que era absurdo que no me contratara”. 
 
-¿Y qué te respondió?
“A partir de ese momento me dio una exclusividad; también pidió que se encargaran de mi boleto de regreso a Cuba, pues sólo me alcanzó para comprar el de ida, y de mi hospedaje mientras estaba en México; me dio la mano y se fue”.
 
-¿Tu esposa qué te dijo? 
“Para mí era fundamental que se viniera conmigo, pues tenía seis meses de embarazo de mi hija Carla, y aunque se pudo haber quedado  en Cuba para dar a luz, se arriesgó a quedarse a mi lado cuando más la necesitaba”.
 
César évora telenovelas
 
-Dinos, ¿cómo han sido estos 29 años de matrimonio?
“Maravillosos. La frase que dice: ‘Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer’, yo la transformé a: ‘Yo soy un gran hombre, porque tengo una gran mujer’. Nos  tenemos el mismo  de cuando nos conocimos, seguimos siendo novios de alguna manera.  Es una relación muy bonita”. 
 
-Han formado una gran familia...
“Gracias a Dios tenemos una familia única, porque existe una unidad. Siempre analizamos los planes a futuro y hacemos todo juntos”.
 
-¿Te sientes satisfecho con lo que has logrado en lo actoral?
“Yo creo que la vida te pone las cartas sobre la mesa y tú decides con cuáles quieres jugar;  y aunque me siento contento por lo que he conseguido, nunca he tenido ese trauma de ser alguien importante”.
 
-¿Aún tienes el sueño de dirigir?
“Claro, me encanta dirigir y sigo estando atrás de las cámaras; yo veo cómo se montan las escenas, ayudo a dar alguna solución escénica. No me gusta que los actores sean marionetas en el set, sino que también propongan”.
 
-¿Cómo te definirías como persona?
“Soy muy hogareño, me gusta estar en mi casa, por eso no me ha costado trabajo este aislamiento por la pandemia de Covid-19; me encanta compartir con mi familia”. 
 
-Disfrutas mucho a tu familia...
“Sí,  siempre he llevado una vida muy agitada por el trabajo y veía a mi familia por minutos; ahora disfruto mucho estar con ellos, pues soy un ser humano como cualquiera”.
 
-¿Has pensado en el retiro?
“No, nunca lo he pensado; prefiero que el corazón deje de funcionar donde sea, en un teatro o foro. Donde me sorprenda la muerte, bienvenida sea, no me preocupa... mientras mi mente esté clara, tenga fuerzas para trabajar y para dar lo mejor de mí, y transmitir mi conocimiento, está bien”, finalizó.
 
César Évora familia
 
 

————— 
No olvides descargar nuestra app TVNotas: 
 
Usuarios Android  Google Play
Usuarios iOS App Store
 
También puedes recibir nuestra edición impresa en tu casa, sólo comunícate al teléfono 8002288668 #QuédateEnCasa