LogoTVNOTAS
El papá de Octavio Ocaña habla: Primero te hago justicia y después me puedo morir
Espectáculos México
30 de Noviembre del 2021 por Laura Luz Palmer / Foto: Julio Vega

El papá de Octavio Ocaña habla: Primero te hago justicia y después me puedo morir

A un mes de la muerte de Octavio Ocaña, el papá del actor abre su corazón y dice que buscará justicia hasta donde tope. 

A un mes del lamentable accidente por disparo de arma de fuego que privó de la vida a Octavio Ocaña, el pasado 29 de octubre, tras una persecución entre la policía estatal y al actor a bordo de su automóvil en la autopista Chamapa-Lechería, en el Estado de México, por primera vez su mamá, Ana Lucía, y don Octavio, ambos de 50, decidieron abrir su corazón y nos cuentan cómo ha sido este tiempo sin él: 
 
-Octavio, te hemos visto muy fuerte en los medios, pero ¿hay algo que no has sacado o qué has llorado?
 
 “Sí lo he sacado, pero no públicamente, lloro por las noches al ver sus fotos; medito y hablo con él, le digo: ‘Hijo, aquí estoy de pie, lo que te hicieron fue una injusticia’. Aparentemente soy duro, pero me tengo que poner así, siento que él se mete a mi cuerpo y mente, y me dice: ‘Papá, sigue adelante’”.
 
 -¿Lo has visto en sueños? 
 
“No he tenido ese gusto, sólo lo he sentido por las noches, como que me guía en el inconsciente”.
 
 
-¿Cómo mezclas el dolor con el coraje? 
 
“Es impotencia, no quiero vengarme, yo quiero hacer las cosas bien, sólo pido justicia por él. Tengo mi carácter y me vale ma$%&, pero tengo corazón y no actuaré como los policías lo hicieron... ¡como asesinos!”  
 
-¿Llegaste a pensar en desquitarte o hacer justicia con tu propia mano?
 
 “Al principio sí, tenía mucho coraje, a mí me pueden investigar, soy un hombre trabajador, no soy asesino. La cabeza se me llenó de coraje, pero ¿matarlos?... no ganaría nada, yo los quiero ver hundidos en la cárcel”.
 
 -Dices que eres empresario, cuéntanos…
 
“Tengo una empresa, mi bisabuelo tenía refacciones para bicicletas; luego, mi abuelo vendía para motos y mi padre, en 1960, fue de los primeros en tener refaccionarias en el Estado de Tabasco. Me gustan las motos y los carros como le gustaban a mi hijo”.
 
-¿Por qué te fuiste a Villahermosa?
 
 “Mi mamá quería que yo me hiciera cargo de la empresa, por eso mi esposa y yo nos fuimos”. 
 
-¿En qué momento decidiste que tu hijo se hiciera cargo de tu empresa en la CDMX?
 
“Cada 6 meses el tenía trabajo (en televisión), los otros meses se la pasaba a cargo de la empresa, tenía tiempo libre, aunque tenemos bastantes trabajadores. El día que le pasó esto, hablé con él a las 9 de la mañana y me dijo que iba a echarse unos pulques”.  
 
 
 
 
La familia no quitará el dedo en reglón
 
 
-¿Por qué Octavio tenía guaruras? 
 
“Por que a mí me han querido asaltar dos veces, siempre hemos andado armados y portando permiso. Mi hijo tenía guaruras porque él era actor y a veces manejando la gente se le cerraba al reconocerlo, no sabíamos si había gente buena o mala”.
 
-Mucha gente se lo pregunta, porque hay otros actores muy famosos y no andan con guaruras... 
 
“Muchos famosos no están en México, nosotros sí y tomamos precauciones, yo también los traigo (guaruras) porque a veces cargábamos mucho dinero, por eso nos cuidábamos, aunque de nada sirvió”. 
 
-Dijiste que los acompañantes de Octavio al momento del accidente eran amigos, luego que eran un mecánico y un sastre... 
 
“Ellos me arreglaban mis carros, había amistad y ese día lo acompañaban, pero aclaro, la gente que lo cuidaba (sus guaruras) no iba ese día”. 
 
-Hubo un momento en el que dijiste que ya no confías tanto en la gente que estuvo ahí…
 
“Mira, mis hue$%& nadie los tiene, yo no me ando con mama$%&, creo que estos señores que lo acompañaban van a hablar tarde o temprano, pero yo no los amenacé para que lo hagan, sólo les dije que a lo mejor perdieron dinero en el proceso legal, pero yo perdí a mi hijo. Tienen miedo de que algo les pase a ellos o a su familia, pero no por mí, le tienen miedo a los policías y a las autoridades que los amenazaron”. 
 
La familia Octavio sigue desconsolada
 
 
-Prosigue... 
 
“No sé si realmente ellos pusieron a mi hijo, yo quiero pensar que no, pero ellos no están como testigos, sino como imputados y de eso se deben encargar las autoridades. Ellos dicen que no se acuerdan, ¿cómo no se van a acordar? Dicen que se les borró el casete, quizá del pu$%&# o no sé, pero esas cosas son las que no me gustan. El sastre salió volando y quedó desmayado, el otro cab$%&, el mecánico, traía el cinturón, pero Tavo no. Meterse al tema de quién lo mató... no sé, yo digo que fue la policía”.
 
 -¿Vas a llegar al fondo de todo esto?
 
 “Sí, va para largo, hasta donde tope para que se haga justicia”. 
 
-Dijiste que lo sacaron del carro... 
 
“Sí, ya van a checar de quién es la sangre del pavimento. Yo pedí todo, a mi me vale mad#%$, el ticket de la caseta, la última llamada, todo lo que he pedido me lo han facilitado, ya tenemos la cámara de la caseta. La camioneta era semiblindada, aguanta un tiro .22, pero la policía venía disparando con cuernos de chivo”.
 
-¿Por qué no se paró tu hijo?
 
 “Porque él de hue%#$ no quiso, sabía que eran unos raterazos, él tenía prohibido pararse; siempre le dije que sólo se parara ante un retén y no ante unos delincuentes. Ellos son rateros de Cuautitlán, tengo 28 años viviendo en México: 15 años en Cuautitlán, 10 en Atizapán y 3 en la CDMX. Conozco a comandantes, tengo buenas relaciones, sé que hay policías buenos y otros corrientes y cul$%&$ como estos”. 
 
-¿Por qué decían que él llevaba dos días en la parranda?
 
“Mi hijo trabajaba todos los días, si él se metía la chela o no, me vale ma$&%, conozco este medio artístico, no puede ser que ahora porque mi hijo bebió se asustaron, todos somos humanos, nos gusta echar relajo y cotorrear, pero nada que ver con el crimen”. 
 
 
 
El papá, la mamá y la hermana
 
-Mencionaron alcohol y drogas, ¿qué puedes decir sobre los videos donde aparece aparentemente consumiendo drogas?
 
“Que mi hijo era pen$#&% para inhalar, ahí en el video se quedaron las dos líneas, si me las hubieran puesto a mí, me hubiera [email protected]&% las dos. Mi hijo me llegó a decir que le habían invitado a probarla, yo le decía que la mota es lo peor, hablamos siempre de todo. Hay cosas que posiblemente le hicieran bien y otras mal, te lo digo por experiencia”.
 
-¿Tú llegaste a probar las drogas?
 
 “Sí, como todo joven, pero sin engancharme con nada, mi responsabilidad era con la familia y Tavo sabía de todo esto. Hablábamos de sexo, armas, drogas, alcohol y viejas, éramos amigos”. 
 
-¿Lo extrañas?
 
“Lo extraño, lo necesito, era mi cómplice; me duele, él era todo para mí, yo tenía un pu$%&@ de amigos, pero él era mi mejor amigo. Echábamos des%&#$% muy ca&#$%, pero entre él y yo, algún día nos juntaremos allá donde esté”. 
 
-¿Qué piensas de que en las redes sociales hicieron que tu nuera cerrara su Instagram?
 
“Siento que no se debe enganchar, en mi red tengo 150 mil seguidores, subo cosas de mi hijo con el afán de hacerle reconocimientos. En el caso de mi nuera, ella le contesta a la gente, se las mienta y obviamente así no deben ser las cosas, pero ella se desvió y es su ped$”.
 
 
Altar
 
-Ahora muchas personas en redes dicen que tu nuera debe ser investigada porque podría estar implicada…
 
“Ella no tuvo nada que ver, pero con tantas ma#@&$% que hace llama la atención, ella no debe contestar, por eso se la están acabando. Yo la quiero mucho, pero ella no tiene por qué meterse, somos mi esposa, mis hijas y yo”.
 
-También se ha dicho que por ahí había un hijo de Octavio... 
 
“Esas son ma#@&$%, es mentira, ojalá fuera cierto, eso nos haría la familia más feliz, así lo tuviera con cualquier mujer, ojalá tuviésemos un granito de él, un heredero, pero nada de eso es verdad”.
 
-Tras esta lamentable situación, ¿están más unidos como familia? 
 
“Sí, y agradezco estar más juntos”.
 
 
Mamá Octavio Ocaña
 
 
-¿En qué van las autoridades?
 
“Nada favorable, pero siguen los peritajes y estoy contento de que me digan que mi hijo no se disparó, eso me alivia el corazón y el alma, me dan ganas de seguir peleando. Lo mataron estos cul$%&$ policías municipales de Cuautitlán Izcalli, quiero destituir a todos, son ignorantes, gente que no sirve para nada”.
 
-Si las autoridades llegan a determinar que fue un homicidio, ¿buscas algo monetario para hacer justicia y quedarte tranquilo?
 
“Sólo busco justicia. Estamos haciendo una fundación que llevará el nombre de mi hijo para que la gente, que quiera alzar la voz y no cuenta con apoyo de nadie, sea asesorada legalmente. Mucha gente tabasqueña me lo ha pedido para que el nombre de mi hijo no muera. No somos millonarios, pero tampoco pobres; me hace falta mi hijo para ser un hombre completo y feliz”.
 
-¿Qué mensaje le darías a Octavio?
 
“No he tenido el tiempo para soñar y tener el encuentro que quisiera con él: ‘Mijo, te extraño, te amo, fuiste un orgullo, por eso estoy de pie y aquí me tienes para toda la vida, primero te hago justicia y después me muero”, finalizó.  
 
 
 
 
Este fue el último abrazo
 
 
POR OTRA PARTE, SU MAMÁ NOS DIJO: “TENGO EL CORAZÓN DESTROZADO, ME TIENEN MUERTA EN VIDA”
 
-Anita, lamentamos mucho la perdida de tu hijo... 
 
“Gracias, igual que otras madres que han perdido un hijo, tengo el corazón destrozado, me tienen muerta en vida. No tengo sentido de nada, vivo por vivir, jamás esperas que tus hijos se vayan antes que uno”. 
 
-Es muy triste... 
 
“El dolor en el alma no me deja vivir, hubiera querido estar ahí, en su lugar”.
 
-La vida te cambia en un segundo... 
 
“Así es, te deja desbaratada, confusa y las lágrimas parecen no acabarse”.
 
-Cuando recibieron la noticia, ¿qué te decía tu corazón? 
 
“Me imaginaba que mi hijo estaba grave, pero no muerto; cuando mi esposo me dijo la verdad, me quedé en shock, me puse muy mal y enloquecí”. 
 
-¿Qué pensabas durante tu viaje a la CDMX?
 
“Nunca imaginé ver a mi hijo muerto (llora), ¡es injusto! Era un niño amoroso y bueno, escucho todo el tiempo sus últimos audios diciéndome: ‘Mami, te quiero, te amo, quiero un abrazo tuyo’, ¡es horrible!, me duele”
 
 -¿Cuándo fue el último momento en qué hablaste con él?
 
“Días antes, porque en los próximos días iba a cumplir años, él me dijo que nos quería aquí en la CDMX para pasarla en familia, pero nunca llegó ese día”.
 
-Es muy duro…
 
“Siento que sigo en un sueño, que abrirá la puerta y dirá: ‘Mamá, aquí estoy’”. 
 
-¿Qué pensabas de todo lo que escuchabas de su caso? 
 
“El momento más desgarrador fue ver a mi hijo moviendo su manita en la camioneta muriendo. Creo que movía la manita por el calor de la bala, su alma estaba divagando, tal vez quería decirme: ‘Mamá, papá, ¿qué hago, para dónde voy?’ (llora). Sólo quiero que Dios me haga saber que está bien en su gracia”.
 
-¿Lo has sentido en algún momento? 
 
“Hemos ido al lugar del accidente y ahí, al rezar, apareció una mariposa blanca que volaba sobre nosotros y le dije: ‘Hijito, Dios te tenga en su gloria’. Ese mismo día, con mi hija Bertha, saqué a pasear al perrito y otra mariposita nos acompañaba. Quisiera que mi hijo se me apareciera, que me mandara un mensaje”. 
 
-¿Te has acercado a Dios?
 
“Soy católica y no he renegado de Dios, pero sí le he cuestionado por qué me lo quitó, en qué he fallado como madre para que se llevara a mi hijo y por qué no me llevó a mí en lugar de él”.
 
 
El joven actor perdió la vida 29 de octubre
 
 
 -¿Cómo has vivido estos últimos días? 
 
“Vivo como perdida, olvido las cosas, mi cerebro no es el mismo, ando por la vida como un robot y mi mente sólo piensa en mi hijo”.
 
-¿Piensas recurrir a la tanatología?
 “Sí, la necesito, es muy difícil y siento que jamás lo voy a superar, quisiera que él volviera a nacer, arrullarlo... quisiera volver a ver a mi hijito”. 
 
-Si Dios te permitiera verlo un minuto, ¿qué le dirías? 
 
“‘Te amo con todo mi ser, voy a estar contigo cuando tenga que llegar el día. Dios te bendiga, mi rey, te abrazo y te beso con el alma’”, concluyó.