LogoTVNOTAS
Fernanda Castillo.
Espectáculos México
19 de Enero del 2021 por Mauro Godoy / @TVNotasmx / Foto: Isunza, López E. Sánzhéz, y Vega

Fernanda Castillo no podrá tener más hijos, estuvo a punto de morir desangrada

Fernanda Castillo llegó de emergencia al hospital por una hemorragia y para salvarle la vida, le tuvieron que quitar la matriz.
Un día después de Navidad, los actores Fernanda Castillo y Erik Hayser, de 38 y 40 años, respectivamente, enternecían las redes sociales al presentar oficialmente a su hijo, un bebé que había sido muy esperado durante años por ellos. A esa foto siguieron otras más donde juntos o separados, la pareja compartía bellos momentos al lado del pequeño. Sin embargo, la semana pasada, la actriz fue hospitalizada de emergencia luego de asistir a una cita con su ginecólogo. Ante los rumores de su estado de salud, platicamos con una amiga de ellos, quien nos reveló que la sonorense ¡estuvo al borde de la muerte! Esto nos contó:
 
 
-Luego de que Fernanda se convirtiera en mamá, ¿cómo estaba?
“Fer estaba feliz de la vida con la llegada de su pequeño. Imagínate, si a pesar de los difíciles momentos que atravesamos en el mundo por la pandemia, ella pudo gozar su embarazo, la llegada de su hijo la disfrutó al doble”.
 
-Y en sus redes reflejaban toda esa felicidad...
“Claro, a Fer y a Erik les cambió la vida totalmente con la llegada de su pequeño, estaban felices. Luego de su nacimiento, los dos habían estado compartiendo en sus redes algunas fotos donde desbordaban amor al lado de su hijo; sus fans y amigos del medio no paraban de escribirles mensajes bonitos donde los felicitaban y les deseaban lo mejor en su nueva etapa. Por desgracia, no imaginaban lo que estarían por vivir”.
 
-¿A qué te refieres?
“Mira, Fer se había sentido bien durante el embarazo gracias a que siempre ha hecho ejercicio, lleva una buena alimentación y una vida sana; de hecho, luego del parto, también se sentía de maravilla, pero la semana pasada de la nada comenzó a tener sangrados que empeoraron de un momento a otro”.
 
La actriz tenía sangrados.
 
-¿Cuándo pasó?
“Los sangrados comenzaron el 11 de enero, y como éstos empeoraban, fue al consultorio de su ginecólogo (Patricio Sanhueza); al verla, éste de inmediato la mandó al Hospital Español, de emergencia, pues le dijo que su situación era muy delicada”.
 
-¿En qué condiciones llegó Fernanda?
“En muy malas condiciones; era tan abundante el sangrado que tenía, que llegó a urgencias usando un pañal, el cual estaba empapado de sangre. Quienes estuvieron con ella, dijeron que fue horrible verla así”.
 
-¿Qué sucedió?
“La situación empeoró. En lo que la ingresaban, tuvo una descompensación por la pérdida de sangre y casi le da un paro respiratorio; los médicos incluso activaron el código azul (sistema de alarma médico para pacientes en paro respiratorio), pero por fortuna Fer alcanzó a aguantar a la cirugía”.
 
¿La operaron?
“Sí, le tuvieron que hacer una histerectomía de emergencia para quitarle el útero y parar la hemorragia. Luego de la cirugía, le hicieron una transfusión de sangre para que se recuperara; no sé cuánto le pusieron, sólo que fue considerable debido a que perdió mucha”.
 
¿Qué les dijeron los médicos a Fernanda y a Erik?
“A Fer le dijeron que estuvo a punto de morir a causa de la cantidad de sangre que perdió; incluso que las hemorragias son la primera causa de muerte después del parto”.
 
Fernanda estaba tranquila.
 
-¿Cómo reaccionó Fernanda al escuchar de voz del médico, que estuvo muy cerca de morir?
“Se quedó aterrada; sólo imagina la montaña rusa de sentimientos que la invadieron al saber que a unos días de ser mamá, pudo haber muerto”.
 
-¿De qué forma tomó que le hayan quitado el útero y que ya no volverá a tener hijos?
“Aunque perdió el útero (matriz), dice que de los males que le pudieron haber pasado, fue el menor, que así es la vida. Lo verdaderamente importante es que la atendieron a tiempo y que está viva, pues tiene mucho por qué seguir adelante”.
 
-¿Ella se descuidó o por qué se puso tan grave?
“Fer es madre primeriza y se confió. Al iniciar los primeros sangrados no les dio importancia, y eso causó que éstos empeoraran, porque no se atendió a tiempo”.
 
-Cuando dio a luz, ¿no le dijeron que tuviera cuidado?
“Lo que sé es que después de dar a luz, su útero no regresó a su tamaño natural; pero desconozco si ésta fue la causa de la grave hemorragia que sufrió”.
 
¿Y cuándo la dieron de alta?, ¿sabes cómo se sentía?
“La dieron de alta el viernes 15 de enero; obviamente ella no quería que la vieran, y menos en un momento tan terrible como el que vivió, así que para evitar a los medios de comunicación que estaban afuera del hospital, pues emprendió la huida por una puerta distinta”.
 
La actriz estuvo delicada de salud.
 
-¿Quién la está cuidando?
“Sólo está con Erik y con su mamá, doña Cecilia, que ha sufrido mucho por ver a su hija en esta situación”.
 
-¿Y Erik cómo está?
“Ha estado pegado a ella todo el tiempo, aunque muy triste porque también se llevó el susto de su vida, no podía creer todo lo que estaba sucediendo, fue como un mal sueño; pero ahora está enfrentando la realidad, cuidando a su mujer y a su pequeño”.
 
-¿Cómo está Fernanda ahora?
“Ya está en su casa de nuevo, acompañada de su pequeño. No poder estar con él también la tenía triste, además del hecho de que ya no va a poder tener más hijos como quería, pero está viva y eso es lo principal. Ahorita está en un momento muy difícil, apenas está asimilando todo lo que vivió; sin embargo, es una mujer fuerte y, como siempre, saldrá adelante”.
 
-Físicamente, ¿cómo está?
“Se encuentra con algunas molestias normales por la cirugía; le recomendaron estar en reposo”.
 
-¿Sabes si Erik y Fernanda piensan contar lo que pasó?
“Por el momento no quieren dar detalles... a lo mejor más adelante, cuando Fer se sienta preparada, lo dirá o mandará un comunicado; en lo único que piensa Fer ahora es en lo afortunada que es por estar viva”, finalizó.
 
Su estado de salud era grave.
 
PLATICAMOS CON LA DRA. LILIANA MORALES, QUIEN NOS DIJO: “EN CASOS DE HEMORRAGIA OBSTÉTRICA, QUITAR EL ÚTERO ES NECESARIO PARA SALVAR A LA PACIENTE”
 
-Luego de dar a luz, ¿a qué se deben las hemorragias?
“Normalmente, el útero debe contraerse en las primeras horas, después de un parto o una cesárea, pero muchas veces fallan los mecanismos para la contracción; otras veces, a pesar de que ya se contrajo, el útero puede volver a perder tono. Esto por lo regular se ve en las primeras 24 horas; sin embargo, se han reportado casos en los que las hemorragias vienen semanas después del parto o cesárea”.

-Una paciente con una grave hemorragia, ¿por qué razón puede entrar en un paro respiratorio?
“Más que un paro respiratorio, si hay una hemorragia muy fuerte, lo que ocurre es un choque hipovolémico. Cuando el cuerpo ya no puede compensar la falta de sangre, hay una alteración en la frecuencia cardiaca y los signos vitales; además puede haber hipotensión (presión arterial baja) y taquicardia; esto normalmente se produce cuando son hemorragias mayores a 500 mililitros”.
 
-¿Puede morir la paciente?
“Claro; si no se llega a controlar la pérdida sanguínea, sí puede causar la muerte. Muchas veces, quitar el útero tiene como finalidad, salvar a la mujer”.
 
-¿Por qué se tiene que quitar la matriz?
“En el caso de la hemorragia obstétrica, se toma esta decisión con la finalidad de salvar la vida de la paciente, aunque también puede haber otros factores tales como miomas, tumores en el útero o cáncer, entre otros”.
 
-¿Qué cuidados deben de tener?
“Debe tener los mismos de cualquier otra cirugía, como cuidar su alimentación y vigilar la herida: lavar con agua y jabón para evitar que se vaya a infectar; guardar reposo más o menos de 15 días a tres semanas”, concluyó.
 
Gracias a Dios.