LogoTVNOTAS
Rocío Sánchez Azuara, de 55 años, y su hija Daniela, de 31, han enfrentado juntas una terrible batalla contra el lupus eritematoso que esta última padece.
Espectáculos México
06 de Agosto del 2019 por Lorena Díaz / @TVNotasmx / Foto: Carpio, Hernández, López, Mejía, Morales y G. Sánchez

Hija de Rocío Sánchez Azuara se debate entre la vida y la muerte

"Tiene insuficiencia renal terminal y su única esperanza es un trasplante, pero si la operan... ¡su corazón no resistirá!".
 
Desde hace casi 20 años, Rocío Sánchez Azuara, de 55 años, y su hija Daniela, de 31, han enfrentado juntas una terrible batalla contra el lupus eritematoso que esta última padece. Y aunque parecía que la salud de la joven había mejorado, nos enteramos de que lamentablemente el pasado 27 de julio tuvo que ser internada de emergencia en un hospital, al sur de la CDMX, donde debido a una deficiencia cardiaca y a que sus riñones dejaron de funcionar... ¡se debate entre la vida y la muerte! Un amigo de la familia nos platicó: "Estos últimos años han sido muy difíciles para Rocío; en abril de 2018 los riñones de su hija dejaron de funcionar y en noviembre sufrió un infarto".
 
-Hace unos meses, Dani, la hija de Rocío, sufrió un infarto, ¿cómo sigue?
"Estos últimos años han sido muy difíciles, de entradas y salidas de hospitales. En abril del año pasado los riñones de Dani dejaron de funcionar, estaba muy decaída, pero milagrosamente mejoró. Parecía que todo iba mucho mejor, pero en noviembre las cosas se complicaron y sufrió un infarto".
 
"Tiene insuficiencia renal terminal y su única esperanza es un trasplante, pero si la operan... ¡su corazón no resistirá!".
 
-¿Por qué le ocurrió esto?
"La función de sus riñones no es la de una joven sana, debido al lupus que padece desde que tiene 12 años; incluso su corazón se ha visto afectado, pero afortunadamente salió adelante. Hasta los especialistas se sorprendieron, y es que Dani tiene muchísimas ganas de vivir, por eso se aferra".
 
-Ha superado muchas crisis, ¿cierto?
"Así es, y contra todo pronóstico. Después del infarto tenía mejor actitud, incluso comenzó a salir de casa junto con su mamá, se iban de compras y hasta recibía la visita de sus amigas, eso las hacía olvidar un poco todo lo que estaban pasando. Tener un día normal, sin crisis, era un regalo".
 
 
-No se rinden...
"Para nada, Rocío ha hecho de todo con tal de salvar a su hija; hace años se la llevó a Estados Unidos y aquí en México la internó en un hospital de alto nivel. Lamentablemente la salud de Dani es muy inestable, y el pasado 27 de julio tuvo que ser internada de emergencia debido a una insuficiencia cardiaca".
 
-¿Y los médicos qué dicen?
"Dani llegó con fiebre, presentó un sangrado  por la nariz y una infección porque sus defensas están por los suelos. Les dijeron que ya no había nada que hacer, más que un trasplante, pero el cuerpo de Dani está tan débil que no podría soportar unacirugía tan delicada".
 
-¿Qué quieres decir con eso?
"Dani tiene varios coágulos, y si uno se desprende, puede llegar a tapar sus vasos sanguíneos... ¡y eso sería fatal!".
 
-¿Ya tienen donador?
"Tristemente no. Rocío y los hermanos de Dani, Jorge Arturo y José Luis, se hicieron los estudios, pero por desgracia ninguno de ellos resultó ser compatible. Sé que Rocío se arrancaría el corazón para dárselo a su hija, si eso fuera posible. Todo esto ha sido muy difícil".
 
-¿José Luis es quien está apoyando a la familia?, pero hace años que él y Rocío se separaron...
"Así es. Pese a que él no es el padre biológico de Dani (sino Carlos Lara), ha desempeñado ese papel en toda la extensión de la palabra. Aunque ellos ya no son pareja desde hace mucho, José Luis adora a los hijos de Rocío, siempre los ha visto como suyos; y ahora que Dani está internada, él es quien se queda a cuidarla en las noches. La verdad es que ha sido un gran apoyo para Rocío en estos momentos".
 
-¿Y Rocío?
"Está todo el tiempo con ella, sólo la deja para bañarse, comer algo y atender su programa; está devastada, tiene el alma y el corazón partidos. Intenta que nadie la vea llorar, pero ver a su hija luchando por vivir no es fácil".
 
 
-Emocionalmente, ¿Dani cómo afronta su enfermedad?
"Ella es una guerrera. Desde que la diagnosticaron recibe ayuda psicológica; además practica la meditación y está muy  cerca de Dios. No te niego que al principio Dani sí llegó a deprimirse, pero en el camino aprendió que sólo tenía dos opciones: venirse abajo o ser fuerte".
 
 
-¿Es posible que encuentren donador?
"Está en una lista de espera, pero por desgracia en México no existe la cultura de la donación de órganos y puede pasar mucho tiempo antes de que encuentren un riñón. La salud de Dani se ha agravado muchísimo y cada minuto que pasa es de suma importancia, pues ahora no sólo es lo de la falla en sus riñones, lo más grave son los coágulos que están adheridos en el catéter que Dani tiene en el corazón".
 
-¿Entonces puede perder la vida, no por el lupus, sino por los coágulos?
"Los doctores están más preocupados por los coágulos que por el lupus. Sólo queda esperar un milagro", finalizó.
 
Entérate de todos los detalles en nuestra edición impresa 1177 y al descargar la edición digital enriquecida en nuestra app TVNotas. 
DA CLIC DE ACUERDO CON EL SISTEMA OPERATIVO DE TU DISPOSITIVO MÓVIL: