LogoTVNOTAS
Ingrid Martz lista para retomar carrera
Espectáculos México
01 de Octubre del 2021 por Juan Pablo Méndez / @TVNotasmx / Foto: Cortesía, Redes sociales

Ingrid Martz está lista para retomar su carrera, tras pausarla para ser mamá

La actriz aseguró que está en busca de un nuevo proyecto y le encantaría uno que signifique un reto actoral. 

Sencilla, divertida y muy transparente, así es la actriz Ingrid Martz, de 42 años, quien en 2019 hizo una pausa en las telenovelas para interpretar el papel más importante de su vida: ser mamá. La ojiazul nos abrió las puertas de su corazón para compartir con los lectores de TVNotas aspectos pocos conocidos de su vida privada y también para adelantar que no descarta regresar pronto a la pantalla chica. 
 
¿Cómo fue la infancia de Ingrid Martz?
“Nací en la Ciudad de México, el 17 de septiembre de 1979. Tengo un hermano mayor llamado Hans y los dos crecimos en una casa llena de amor y alegría”. 
 
-¿A qué se dedicaban tus papás?
“Mi papá era abogado y mi mamá fue maestra de primaria, así que la disciplina siempre se impartió en casa, pero con amor”.
 
-En tu familia no había nadie metido en el medio, ¿en qué momento dijiste que querías ser actriz?
“Era una niña que un día quería ser bombero, al otro día enfermera y al otro día ingeniera (ríe), pero ser actriz era algo que tenía en mente desde muy chiquita. De hecho, tengo una anécdota muy curiosa. Un día mi papá me contó que cuando estaba chiquita, fuimos a la casa de mi padrino, quien vivía cerca de Televisa, y cuando pasamos y vi el logo les dije que un día iba a trabajar ahí”.
 
 
 
-¿Cuál fue tu primer trabajo como actriz?
“Fue en teatro, cuando tenía 13 años;  en una compañía teatral de Manuel Bauche. Él me dio mi primera oportunidad sin sueldo, cosa que no me importó, porque cuando pisé el escenario, dije: ‘De aquí soy y de aquí no me voy a bajar nunca’”.
 
-¿Qué obra fue?
“En ‘El hombre de La Mancha’, ahí era parte del pueblo, ya que cuando entras a una compañía te tienes que ir ganando un puesto”.
 
-¿Tus papás llegaron a verte?
“Sí, y es curioso, porque nunca les dije nada sobre mis pininos en la actuación, pero un día fueron a escondidas al teatro y cuando mi papá vio cómo me aplaudía el público, entendió que eso era a lo que me quería dedicar”.
 
 
-¿Cómo entras a estudiar al CEA?
“En ese entonces (1995), el teatro y la prepa se me complicaron mucho, así que mis papás me dijeron que eligiera la escuela o la actuación y, al final, con todo el dolor de mi corazón, terminé dándole las gracias a la compañía de teatro. Terminé mi prepa y después entré al CEA, cuando tenía 17 años”.
 
-¿Cómo se dio el brinco de estudiar a actuar profesionalmente?
“Era 1997 y un día estaba en clases y me mandó a llamar Eugenio Cobo, me dijo que fuera a ver a Pedro Damián.  Fui y me dijo que iba a hacer una telenovela llamada ‘Preciosa’, me dijo que si quería hacer casting y le dije que sí. Me mandó al foro donde estaban grabando Mi pequeña traviesa, la producción tenía una escena grabada que estaban ensayando en ese momento, quitaron a una de las actrices y me dieron un texto para probarme”.
 
-Vaya prueba...
“Fue una prueba de fuego, estaba en un foro, grabando una novela real, con actores profesionales, técnicos reales... era estar en las grandes ligas”.
 
-¿Cómo te fue?
“Recuerdo que cuando terminé la escena, Mariana Seoane me dijo: ‘Eres buena y te va a ir muy bien’. Ese mismo día me llamaron para que pasara a la oficina de Pedro a firmar mi contrato para unirme al elenco de Preciosa”.
 
Ingrid Martz en su infancia
 
-Cuando le dijiste a tus papás que te quedaste en una novela, ¿qué te dijeron?
“Para ese entonces, mis padres ya estaban divorciados. A mi papá se lo dije por teléfono y no lo podía creer, todo fue muy chistoso porque después se volvió mi fan número uno, no se perdía ninguna de mis telenovelas y estaba muy orgulloso”.
 
-¿Y tu mamá?
“Mi mamá tuvo mucho que ver para que yo fuera actriz, fue la única persona que siempre me dijo que me iba a ir bien, que confiara en mí; fue la más feliz cuando le di la noticia”.
 
-¿Cómo aprendiste a manejar la fama?
“Nunca se me ha subido la fama; mi trabajo no es razón para ser grosera, para perder el piso o sentirme más que nadie”.
 
-Luego de 23 años de trayectoria en TV, cine y teatro, ¿qué proyectos te faltarían por hacer?
“Ya he hecho un poco de todo, pero me gustaría interpretar a alguien que tenga algún problema físico y que tenga que decir mucho con miradas, pues sería un reto actoral muy importante”.
 
La actriz tiene una exitosa trayectoria
 
-Luego del éxito profesional, llega a tu vida alguien importante, tu esposo Rodrigo Luque...
“Tengo un esposo increíble, una bebé que me ha llenado la vida de amor, de alegría y felicidad, no puedo pedir nada más... más bien tengo que agradecer por todas las bendiciones que han llegado a mi vida”.
 
-¿Tras poner una pausa a tu carrera qué planes tienes?
“Hoy por hoy mi carrera no está en stand by, pero por la pandemia la tuve que pausar un poquito”.
 
-Es decir, planeas retomar la actuación sin dejar de ser una mamá presente... 
“Así es. Para mí era muy importante ver crecer a mi bebé, estar con ella. No me he separado para nada de Martina. Ahora, si sale un buen proyecto, me siento lista para tomarlo porque he visto crecer a mi bebé y la he cuidado en todo momento”.
 
-¿Tienen planeado otro bebé?
“Nos encantaría, es el mejor regalo que le puedes dar a un hijo. Sería maravilloso, aunque por el momento no lo tenemos planeado”, finalizó la actriz.
 
Ingrid Martz y su familia