LogoTVNOTAS
Irina Baeva TVNotas
Espectáculos México
12 de Enero del 2021 por Gil Huerta / @TVNotas / Foto: Esteban Calderón, cortesía

A Irina Baeva no le pesa el pasado de Gabriel Soto: “lo amo”

La actriz asegura estar más enamorada que nunca del actor y que todo lo vivido a su lado ha valido la pena.

Con una plática a la distancia, debido a que el semáforo rojo volvió a la CDMX, y los planes de vernos cara a cara con Irina Baeva cambiaron; la rusa de nacimiento, pero mexicana de corazón, nos platicó sobre su infancia en aquel país, la curiosa forma como descubrió que su destino era ser actriz y cómo fue su llegada a México, donde le esperaba el éxito profesional y además encontró el amor al lado del también actor Gabriel Soto.
 
-Irina, eres de Rusia, ¿cómo fue tu niñez en aquel país?
“Sí, nací en Rusia en los años 90, que fue una época difícil para mi familia porque en ese entonces mi papá era militar”.
 
-¿Por qué fue difícil?
“Porque viajábamos de una ciudad a otra por cuestiones de trabajo de él, y nos teníamos que adaptar. Mi madre, que es maestra de primaria, daba clases a los niños de las provincias donde llegábamos a vivir. Aunque fue una infancia ruda, mis padres se encargaron de que yo no la viera de esa manera”.
 
-¿A qué dificultades se enfrentaron?
“En ese entonces las familias se juntaban para compartir debido a que teníamos escasez de productos, así que mientras una familia tenía mucha harina, otra tenía manzanas, entonces compartíamos y así nos apoyábamos los unos a los otros”. 
 
Así fue la infancia de Irina Baeva:
 
 
-¿Recuerdas los lugares donde vivió tu familia cuando eras niña?
“Me tocó vivir en bellos lugares como los Montes Urales e islas en el Océano Ártico, donde había osos polares que caminaban en las calles. En esos sitios tuve experiencias increíbles, como ver auroras boreales, cosas que muchos no ven en su vida. A lo mejor ahora que estoy grande lo valoro, pero en ese entonces, lo veía normal, no me detenía a pensar que tenía la oportunidad de ver cosas únicas”.
 
-¿En qué momento dejan de mudarse tanto?
“Cuando tenía 10 años, mi padre dejó de ser militar y nos mudamos a Moscú, querían mudarse ahí para que mi hermana Nina y yo tuviéramos más acceso a las escuelas y universidades”.
 
-¿Cómo te llevabas con tu hermana?
“Nina y yo siempre fuimos supercercanas, pero nos volvimos cómplices cuando llegamos a Moscú porque me adelantaron un año, gracias a lo que había aprendido con mi mamá. Entonces, aunque ella me lleva un año, estudiamos juntas”.
 
Irina Baeva en Rusia
 
-Pocos saben que estudiaste Periodismo, ¿por qué dejaste la carrera?
“Sí, estudié Periodismo en la Universidad Estatal de Moscú, pero al año y medio dije ‘¡ya no más!’. En ese entonces estudiaba español y veía las telenovelas mexicanas que se transmitían en Rusia, y un día decidí que me vendría a México a probar suerte”.
 
-Pero era otro continente, otras costumbres, ¿no te dio miedo?
“La verdad, no. En 2012 dejé la carrera y supe de la existencia del CEA (Centro de Educación Artística de Televisa), así que me armé de valor, hice mis maletas y me vine”.
 
-¿Cómo fue que entraste al CEA?
“Primero mandé un mail donde escribí que quería irme a vivir a México, que deseaba estudiar ahí y que les pedía una oportunidad”.
 
Irina Baeva y su hermana
 
-¿Qué te respondieron?
“Me dijeron que me aceptaban, pero que todos los gastos correrían por mi cuenta. Y así fue mi primer viaje a México. Estuve cinco semanas y luego regresé a Moscú para decirles a mis papás que me quedaría en México, que actuar era mi sueño”.
 
-¿Alguien de tu familia vino contigo?
“Me vine sola, solísima (ríe). Cuando entré al CEA, mis papás me apoyaron económicamente, pero en ocasiones tuve que trabajar como edecán y así sacar un poquito más de dinero. Para todos era difícil y ahí en el CEA todos compartimos nuestras latas de atún, nuestro arroz y la pechuga de pollo (ríe)”.
 
-¿Nunca pensaste en regresarte a Rusia?
“Hubo momentos muy complicados, pero soy una persona que se adapta al cambio y siempre vi las cosas positivamente, además, yo nunca tuve un plan B, porque pienso que cuando te propones algo y lo tienes bien claro, no debes tener un plan B, pues cuando las cosas se pongan complicadas, dejarás de perseguir tu sueño”.
 
Vino el amor
 
-¿Te fue difícil dominar el español?
“Fue lo que más trabajo me costó; nada que ver como estoy hablando ahorita. Muchas veces que me decían ‘ya casi tienes el acento’ y eso me frustraba porque no sabía qué más faltaba, pero poco a poco se me fue modulando la voz y creo que lo he logrado (ríe)”.
 
-Debutas en 2015 en ‘Muchacha italiana viene a casarse’ y un año después ya estabas protagonizando, ¿qué sentiste al ver que tu carrera despegaba?
“Sí tenía el objetivo de protagonizar una telenovela, pero el proyecto me llegó muy rápido, de sorpresa, y lo afronté lo mejor que pude, porque llevar el peso de una telenovela es algo importante”.
 
-¿Cómo reaccionó tu familia al ver el éxito que habías alcanzado?
“Mis papás no hablan español, y Nina, que es mi fan número uno, baja los capítulos de mis telenovelas y se los explica a mis papás. Ha sido chistoso porque mi hermana es como la traductora oficial; ella no habla español, pero lo entiende muy bien”.
 
Irina Baeva actriz
 
-Entonces, tus papás nunca han podido venir a México a verte trabajar...
“No, pero cuando fue el mundial, mejor yo fui a verlos (ríe)”.
 
-En 2016 conoces a Gabriel en ‘Vino el amor’, luego surgió algo entre ustedes en medio del escándalo. Ahora que ha pasado tiempo, ¿cómo ves todo en lo que se te involucró? 
Gabriel y yo nos conocimos en 2016 y, viéndolo a la distancia, valió la pena todo. Creo que todo es aprendizaje en esta vida y así lo tomo. El pasado es pasado y ahora agradezco que las cosas hayan sucedido como se dieron porque me ayudaron a ser la persona que soy, y sobre todo, estoy agradecida con el resultado”.
 
-Mucho se ha dicho en medios que si la boda, el anillo, los hijos... ¿qué tanto es cierto?
“En estos momentos nuestra prioridad como pareja es seguir creciendo juntos. La verdad es que no estamos para hacer planes y más por la pandemia. Gabriel y yo estamos felices y más enamorados que nunca. Casarnos y tener hijos son cosas que se han platicado, pero todo en su momento”.
 
Irina noviazgo Gabriel Soto
 
-Dices que tus papás no hablan español, ¿cómo le hace Gabriel para entenderse con ellos?
“Es muy chistoso (ríe)... Gabriel le hecha muchas ganas al ruso, de hecho, cuando vino mi hermana a principios de la pandemia, era tan cómico ver cómo mi sobrino de 5 años le enseñaba palabras a Gabriel en ruso y no podía pronunciarlas, y él le enseñaba palabras en español al nene ¡y enseguida lo hacía bien!”
 
Irina y Gabriel Soto
 
-2020 fue un año duro para todos, ¿qué reflexiones te dejó?
“Definitivamente fue un año complicado. En mi caso tuve la fortuna de convivir más tiempo con la familia de mi hermana que, por azares del destino, pudieron quedarse en mi casa durante tres meses; fue algo bonito poder estar con ellos. Creo que la principal enseñanza que nos dejó 2020 es valorar las cosas que tenemos”.
 
-¿Qué esperas para este 2021 en lo profesional y en lo personal?
“En lo profesional, saldrá una película, mi primer acercamiento al cine; por el lado personal, este 2021 espero que sigamos creciendo como pareja; amo a Gabriel y estoy feliz con él”, concluyó.
 
Irina Baeva trayectoria