LogoTVNOTAS
Alfredo Adame dice que siempre supo defenderse.
Espectáculos México
14 de Enero del 2020 por Fernanda Jáuregui / Foto: Luis Pérez

A los 15 años un maestro me agarró el miembro viril: Alfredo Adame

También nos revela que en sus primeros años en el medio, recibió insinuaciones sexuales... ¡de hombres!

Hace unos días platicamos con Alfredo Adame, de 61 años, y nos confesó que cuando era menor de edad, dos sacerdotes y el director de su secundaria quisieron abusar de él, pero afortunadamente siempre supo defenderse y pudo detenerlos; asimismo, recordó que en los inicios de su carrera artística, algunos de sus compañeros le hicieron insinuaciones sexuales, mismas que tuvo que detener, aunque eso le generó fama de agresivo y conflictivo:

-Alfredo, ¿cómo recuerdas tu infancia?

“Maravillosa; siempre fui un niño activo, inquieto y muy amiguero; me gustaba inventarme muchos juegos”.

-¿Eras aplicado en la escuela?

“Claro, pero me corrieron de la secundaria (Instituto México) porque agarré a golpes al que era director de la escuela”.

-¿Por qué?, ¿qué pasó?

“Pues él era homosexual y quiso pasarse de listo conmigo... ese día me sentía mal y me dijeron que fuera a la dirección para descansar, pues ahí tenían un diván como de psicólogo. La secretaria me dijo que me acostara y a los pocos minutos llegó este cuate y me preguntó: ‘¿Dónde te duele?’, y de la nada me empezó a tocar todo el cuerpo; cuando me di cuenta, ya me había desabrochado el cinturón y me estaba agarrando el miembro viril”.

Cortesía del artista

-¿Cómo reaccionaste?

“Yo sólo tenía 15 años, pero como era nadador  estaba muy alto, tenía cuerpo marcado y con mucha fuerza, entonces me levanté y le solté dos golpes, se cayó y le di una patada en la cara; me abroché el cinturón y me escapé por una ventana que daba a la avenida y me fui corriendo. Iba muy enojado y asustado, y llegué  a Plaza Universidad, desde donde le marqué a mi papá y le conté lo que había pasado”.

-Me imagino que tu papá estaba furioso...

“En cuanto lo supo fue a reclamar, pero lamentablemente a este tipo no le hicieron nada, y en la escuela prefirieron entregarme mis papeles para que me fuera a otro colegio”.

-¿Tuviste otra experiencia parecida?

“Tristemente sí: en mi infancia, en un disque retiro escolar, dos sacerdotes también se quisieron propasar conmigo, pero me los soné y pude evitarlo. Fueron situaciones que me marcaron, pero que me ayudaron a identificar qué personas son malas y, sobre todo, a saber enfrentar mis problemas de frente, sin miedo”.

-Después de esto, ¿pudiste continuar tu vida de forma normal?

“Claro, seguí con mis estudios hasta segundo de prepa y después me metí de sobrecargo a Aeroméxico para pagarme la carrera de Aviación y empezar a volar; esto fue en octubre de 1978 y en 1979 comencé a estudiar”.

-Continúa...

“En 1987 presenté pruebas para ser piloto de Aeroméxico, y las pasé. Un año después comencé a trabajar, pero lamentablemente ese año hubo huelga, la empresa cayó en quiebra y me quedé sin chamba”.

Cortesía del artista

-¿Quedarte sin ese trabajo te llevó a buscar oportunidades en la televisión?

“Algo así. Ocho años antes tuve una novia llamada Olivia, que también era sobrecargo, y un día me dijo que la acompañara a hacer un casting para un comercial de brandy; cuando llegamos al lugar, una señora le preguntó a Olivia que qué hacía yo ahí y a qué me dedicaba, y le dijo que hicera el casting con ella, lo hice y a los cuatro días me hablaron y me dijeron que me había quedado como protagonista del comercial, y acepté quedarme porque era una muy buena lana para pagar mi  carrera. Desde que salió al aire me empezaron a hablar para hacer más, y cada que podía iba a grabar”.

-¿Entonces cómo diste el brinco a la conducción y a la actuación?

“Carlos Jiménez, quien era mi representante en ese entonces, me llevó a Televisa y consiguió que me dejaran ser parte del proyecto Videocosmos, donde conducía una sección, y a los tres meses me dejaron como conductor base”.

Cortesía del artista

-¿Y a las telenovelas?

“Mientras conducía, llegó una persona del equipo de Juan Osorio y me preguntó que si me interesaba participar en la telenovela Mi segunda madre (1989), y le dije que sí. Me dijeron que tendría un papel pequeño y que sólo saldría en algunos capítulos, y yo les aclaré que no era actor, pero el productor me dijo: ‘Hazlo como Dios te dé a entender’; grabamos y la pasamos padrísimo. Cuando  terminamos, les di las gracias y me dijeron que me quedaba a grabar toda la novela”.

-Me imagino que al no ser actor, pero tener la atención de productores, te generó problemas con otras personas del medio...

“Así es, se generaron muchas envidias, pero como yo siempre he sido de carácter  muy fuerte, cada que me hacían algún mal comentario se me salía el Adame y los ponía quietos. Siempre estuve muy por encima de esos comentarios y no me afectaban; es más, me ayudaban a mejorar”.

¿En el medio llegaste a vivir algún tipo de acoso o abuso sexual?

“Hubo muchas insinuaciones, sobre todo de homosexuales, pero pintaba mi raya inmediatamente y les decía que conmigo no había chance de nada; si insistían, ya me ponía pesado con ellos”.

-¿A qué se debía?

“Era como un golden boy, era nadador, campeón nacional, no estoy tan feíto, comenzaba mi carrera y me iba bien... siempre fui el centro de atención de todos”.

-¿Te llegaste a pelear con alguno de los hombres que te hizo insinuaciones?

“En Televisa no, pero sí les llegué a poner un estate quieto; y con mi 1.85 de estatura y 95 kilos de peso, no era fácil que me ganaran”.

Luis Pérez

-¿Qué les decías?

“Los agarraba afuera y decía: ‘Aguas, aguas’, y luego ya como que se calmaban. Traté de llevármela bien con todos, nunca le pasé por encima a nadie para conseguir algo; no fastidiaba, no molestaba, siempre fui un buen compañero de trabajo y amigo”.

-Entonces, ¿de dónde surge el rumor de que eres una persona conflictiva?

“Me hicieron la fama, pero a mí nunca me corrieron de ninguna producción, nunca me peleé con ningún productor, nunca llegué tarde, nunca dejé de llegar, fui el más disciplinado de todos; decían todo eso simplemente porque no les hacía caso o no les caía bien”, finalizó.

TV NOTAS

Entérate de todos los detalles en nuestra edición impresa 1199 y al descargar la edición digital enriquecida en nuestra app TVNotas. 

DA CLIC DE ACUERDO CON EL SISTEMA OPERATIVO DE TU DISPOSITIVO MÓVIL:

 

Usuarios Android  Google Play

Usuarios iOS App Store