LogoTVNOTAS
Marcos Valdés es hijo de Manuel Valdés
Espectáculos México
24 de Julio del 2018 por María Montoya / Foto: Mauricio Orozco

Marcos Valdés reveló los detalles de su triste infancia

Por primera vez Marcos comparte por primera vez el drama de su vida.

Marcos Valdés, de 53 años, es el sexto hijo de los 12 que tuvo don Manuel El Loco Valdés. Junto con Óscar, de 58, y Cristian Castro, de 43, le tocó nacer fuera del matrimonio, aunque a diferencia de sus dos hermanos, este hecho hizo de su vida un drama, el cual por primera vez comparte.

“MI MAMÁ, ROSA MARÍA BOJALIL GARZA, QUEDÓ EMBARAZADA DE MI PAPÁ (EL LOCO VALDÉS) EN 1964”

-¿Cómo se dio la relación entre tus papás?

“Mi mamá, Rosa María Bojalil Garza, quedó embarazada de mi papá (El Loco Valdés) en 1964, cuando se conocieron en la gira de la obra de teatro Ring, ring, llama el amor”.

-¿Y cómo te enteraste de su historia?

“Cuando estuve trabajando en ¡Qué tal, Dolly!, estábamos develando la placa de las 400 representaciones con Silvia Pinal e Ignacio López Tarso, y en ese momento doña Silvia dijo: ‘les presento a este joven que nació en un tren; su papá y su mamá se conocieron en la gira de Ring, ring, llama el amor, y ahí fue concebido”.

-¿Cuántos años tenía tu mamá?

“Tenía 16 cuando se embarazó, y nací cuando ella tenía 17. En ese entonces, al momento que mi abuela (la cantante Eva Garza) se enteró de que mi mamá estaba embarazada, quería matar a mi papá. Él le dijo que las cosas se dieron porque se habían enamorado, entonces mi abuela lo perdonó”.

-¿Cuando naciste, con qué apellido te registró?

“Me registró como Valdés, pero a raíz de que  mi papá tenía otros cinco hijos, mi mamá decidió ponerme el apellido de su esposo, Nabuco, a quien conoció poco después de que nací”.

-¿Entonces tu mami se volvió a casar?

“Al poco tiempo de que nací, Nabuco me dio su apellido y me registraron como Gobera. Yo crecí creyendo que era mi papá”.

-¿El Loco no le dio alguna pensión?
“Al principio sí, y mi mamá empezó a viajar mucho con su primer disco como cantante, y yo me fui a vivir como cinco años con mi abuelita, Eva Garza”.

“MI PADRASTRO Y MI MAMÁ ME GOLPEABAN DESDE CHIQUITO; ERA TRAVIESO Y DISTRAÍDO EN LA ESCUELA PORQUE TENÍA DÉFICIT DE ATENCIÓN”

-¿Y cómo fue tu infancia?

“Muy triste, pues mi padrastro y mi mamá me golpeaban mucho desde chiquito”.

-¿Por qué?
“Porque era muy travieso”.

-¿En la escuela no se notaba esto que te pasaba en tu casa?

"Era distraído en la escuela; tenía déficit de atención y después vino un trauma muy grande, ya que a los 7 años me violaron”.

-¿Cómo sucedió?

“Un día me mandaron a la tienda y cuando iba en camino, un señor me topó y me llevó a un terreno; la demás historia no te la puedo contar porque es muy triste, pero fue tan feo lo que viví, que regresé sangrando a mi casa”.

-¿Se enteraron en tu casa?

"Mi mamá bajó queriendo matar al tipo, pero  no lo agarraron. Mi padrastro nunca lo supo; yo quedé marcado para toda la vida. Tuve miedo de la gente que se me acercaba, le tenía pavor”.

-¿Fuiste a terapia?

“Sí, sólo así lo pude superar”.

-¿De qué manera te enteraste de que Nabuco no era tu padre?
“Yo tenía 14 años y fue otro shock brutal enterarme de que El Loco era mi papá, y no quien mi mamá me hizo creer. Yo estaba viendo Ensalada de locos y estaba muerto de la risa. Se acercó una prima, sobrina de mi padrastro, y me dijo: ‘¿te ríes porque es tu papá?’, y le pregunté: ‘¿cuál de los tres?’, y me respondió: ‘El Loco’. Yo le contesté: ‘¿ese pelón?, ¡cómo va a ser!’”

-¿Te diste cuenta de que te parecías a él?

“No, pero luego una nana que tenía me dijo: ‘es tu papá, ve a buscarlo’. Me quedé impactado, y toda la admiración que le tenía a El Loco se convirtió en miedo”.

-Dinos por qué...
“Me dio pavor. Imagínate que de repente te digan que eres el hijo de El Loco Valdés, en ese entonces, cuando él era el monstruo de la comedia”.

“ME COSTÓ 6 MESES ENCONTRARLO, HASTA QUE SU SECRETARIA SE APIADÓ DE MÍ; CUANDO AL FIN ME ANIMÉ A VERLO, EL LOCO ME DIJO: ‘CÓRRELE, HIJO, VEN, SOY TU PAPÁ’; ME DIO LA BENDICIÓN Y 500 PESOTES”

-¿Entonces qué pasó?

“Un buen amigo me convenció de buscarlo. Me costó seis meses encontrarlo, hasta que su secretaria se apiadó de mí. Me animó a ir a verlo y cuando entré, estaba temblando. El Loco estaba vestido de ‘Maritza’ (personaje de Ensalada de locos), con la falda y las patas peludas. Me dijo: ‘córrele, hijo, ven, soy tu papá’. Me dio la bendición, un beso y 500 pesotes, y me dijo: ‘córrele,  mijo, porque ahí vienen tus mamás y tus hermanos de otro cachete y me van a romper el hocico’”.

-¿En tu casa qué te dijeron?

“Pues me fue mal. Llegué y, cuando se enteraron, empezó un pleito entre mi mamá y mi padrastro. Las peleas eran tan fuertes, que un año después decidí irme a vivir a la calle”.

-¿Cuánto tiempo viviste en la calle?
“Como seis meses, y todo ese tiempo me mantuve lavando coches y vendiendo chicles”.

-¿Tu mamá te buscó?
“Mucho, estaba desesperada. Me salí de la casa para evitarle problemas”.

-¿El Loco supo que vivías en la calle?

“Sí, pero no hizo nada, con tantas mujeres tenía muchos problemas. De hecho, un día le dije que quería ser artista, que lo traía en la sangre, como mi tío Felipe Gil (hoy Felicia Garza), mi mamá, mi papá, Ramón Valdés y Tin Tan”.

-¿Y tu papá qué te contestó?

“Me dijo: ‘dedícate a cualquier cosa menos a esto, lo siento’. Me explicó que no me podía ayudar porque lo iban a matar sus señoras si se enteraban de que me ayudaba. Entonces le contesté: ‘papá, contigo o sin ti’. Y así empecé a hacer trabajos de extra y bailarín en comerciales”.

-¿Le pediste ayuda a tu familia?

“Así es; de hecho, mi tío Felipe Gil (hoy Felicia Garza) me dio la canción ‘Amor sin fronteras’ para concursar en Valores juveniles. Con ese tema quedé en séptimo lugar y me llevó a Estrellas de los 80”.

-Ya en la farándula, ¿conviviste con alguna de las parejas de tu papá?
“En algún cumpleaños me lo encontré y conocí a doña Arcelia, y también a la Vero. Cuando ella me vio, me dijo: ‘Marcos, me vas a dar una fecha para venir a cantar’, y yo le respondí: ‘claro’. Fui a Mala noche... ¡no!, y me trató como rey”.

“CUANDO FUI CON VERÓNICA, ANTES DE ENTRAR A CANTAR ME DIJO: ‘QUIERO QUE SEPAS QUE TU PADRE FUE EL AMOR DE MI VIDA’”

-¿Te presentó a Cristian?

“Desde antes; de hecho, yo entrené a Cristian en el futbol americano, pero en ese entonces él no sabía que era su hermano”.

-¿Él sabía quién era su papá?

“Creo que toda la vida lo supo, pero no conviví bastante con él. Lo quiero mucho y lo admiro horrores, canta divino. Nos llevamos muy bien. La última vez que hablé con él fue en casa de mi papá, y me dijo: ‘hermano, tú y yo somos los que más nos parecemos’”.

-¿Y con Verónica Castro cómo fue el trato?

“Increíble. Antes de comenzar su programa me dijo: ‘quiero que sepas que tu padre fue el amor de mi vida’. Me quedé con la boca abierta, y a mí siempre me trató como si fuera su hijo”.

-¿Luego qué pasó?

“De ahí me llamaron para Alcanzar una estrella I y II, con Luis de Llano; después hice teatro, Travesuras de un crimen. Luego conduje La estrella de cristal, y Mi barrio”.

-Cuéntanos cómo ha sido tu carrera de cantante...

“Muy padre, tengo 23 discos, y he hecho doblaje a morir: personajes como ‘Baloo’, de El libro de la selva 2, ‘Filoctetes’ en Hércules, y en El espantatiburones, a ‘El loco Joe’”.

-Dinos, ¿cómo fue vivir en Estados Unidos?

“Me fui porque me llamaron para trabajar en Despierta América, y después para Univisión Texas. Me quedé 14 años con los programas Alegre despertar y El show de Marcos Valdés”.

-¿En alguna ocasión has trabajado con tu papá?
“Nunca”.

-¿Alguna vez te ofreció disculpas por no haberte apoyado?

“Así es, él me buscó. Platicamos y nos juntamos en un restaurante; es muy noble y ambos nos perdonamos. Esto fue hace como 10 años y desde entonces las cosas están bien entre nosotros”.

-Platícanos cómo viviste la enfermedad de don Manuel, ¿no tuviste miedo de perderlo?
“No, yo me reconcilié bien con él, agradezco que se acercó a mí. No vivo de rencores, pierdes mucho tu tiempo. Lo único que tienes en el banco se llama vida, tiempo; si vienes a perderlo, qué flojera”, finalizó.