LogoTVNOTAS
"Nunca he tenido problema de engordar, de manera natural nunca comí grasas ni chocolates ni frituras ni refrescos", nos dijo.
Espectáculos México
03 de Septiembre del 2019 por María Montoya / @TVNotasmx / Foto: Julio Vega

Maribel Guardia escribe libro con tips de salud y belleza

"Nunca he tenido problema de engordar, de manera natural nunca comí grasas ni chocolates ni frituras ni refrescos", nos dijo.
 
La actriz costarricense Maribel Guardia se unió a la campaña #RetoVerde, por lo que acudió a plantar arbolitos al parque ecoturístico Maravillas, en San Miguel Topilejo, ahí dijo que ya tiene el hijo, el nieto, plantaría el árbol y le faltaba el libro, que ya está escribiendo y que tratará de consejos de belleza y salud, pues no hay mujer que no quiera estar como ella a los 60 años. Así, por ejemplo, dice, a su nieto José Julián rara vez le dan un dulce, pues ahora se sabe que comer azúcar es malísimo y que causa una adicción como la de cualquier otra droga.
 
Julio Vega
 
-Maribel, sabemos que cuidas mucho tu alimentación, ¿eres vegetariana?
"No, pero como carne cada muerto de obispo. Me gusta más el pescado, el atún, ceno atún todos los días".
 
-¿Este libro que estás escribiendo en qué proceso va?
"Ya lo inicié, pero nunca tengo tiempo para terminarlo, es de tips de belleza, de salud. Siempre las señoras me preguntan cómo me cuido, cómo me mantengo, es un poco de mi día a día, cómo he llevado mi alimentación y el poco ejercicio que hago, porque no hago mucho".
 
 
-¿Esta manera de alimentarte la sigues desde niña o en qué momento de tu vida cobras conciencia?
"En la época de niña te daban de todo y te alimentaban con puros dulces, ahora -gracias a Dios- hay una educación al respecto y se sabe que la azúcar es malísima para los niños, que les causa hiperactividad y se va convirtiendo en un vicio porque es como una droga para el cerebro. Ahora a mi nieto yo veo que no le dan azúcar, no le dan caramelos, se le dan cada muerto de obispo, pero no todos los días".
 
-Porque aparte a los niños darles un dulce, se les traduce como un premio por portarse bien, hacer la tarea, por algo que hicieron bien..
"Sí, claro, ¿te portas bien? Te doy azúcar. Entonces siempre te premias con azúcar, hay que cambiar ese hábito, afortunadamente ya hay información al respecto que no teníamos en otras épocas".
 
Julio Vega
 
-Entonces de niña comías de todo...
"Pues sí, pero era una flaquilla, yo era muy inapetente, era muy desmirriada, como dicen en mi tierra".
 
-Entonces, ¿en qué momento le prestaste atención al tema de la alimentación?
"Mucho fue por mi marido, él se cuida mucho, hace ejercicio y siempre está al pendiente del tema de nutrición qué es malo y qué tiene esto y a raíz de eso empecé a hacer un poco de ejercicio y cuidarme un poco más con el tema de la alimentación. Nunca he tenido problema de engordar, de manera natural yo nunca comí grasas, ni chocolates, sí helados, pero era sana en mis hábitos, pero de manera natural, no comía mucho carbohidrato. Eso me ayudó, sin querer, no era de grasas, ni frituras ni refrescos, ahora de vez en cuando me tomo uno, pero sin azúcar, un refresco tiene 15 cucharadas de azúcar, entonces imagínate, te tomas 6 al día, más el pan, más el arroz, todas las cosas que engordan y la gente no tiene ni idea. Luego se pregunta: ‘¿por qué estoy gordo?’. No como ni postres, pero come pan, arroz, frituras y refresco".
 
 
-¿Tienes algún tema con los lácteos que se saben causan muchas problemas de salud?
"Sí, yo tomo ahora leche de almendras y de coco, me gusta muchísimo, son muy sanas y ya a cierta edad ya no puedes tomar leche de vaca, la verdad es que no te hace ningún beneficio".
 
-¿Entonces no hay fecha para que publiques el libro?
"No, lo que pasa es que no paro de trabajar".
 
-¿Y del problema del insomnio has investigado si es falta de algún nutriente?
"No, al parecer es un problema genético, dicen que hace muchos años había quien cuidaba a la tribu y seguro yo era la que cuidaba la tribu en la noche para que no nos atacaran, pero definitivamente eso lo tengo muy marcado".
 
Julio Vega
 
-¿Y tu nieto ya grandísimo?
"Sí, muy amoroso conmigo, cuando estoy con él le doy mucha calidad de tiempo. A veces digo, voy a hacer ejercicio, veo al nieto, y digo, no, no voy a hacer ejercicio. Lo disfruto mucho. Me doy cuenta que sí me quiere porque el otro día llegué y pegó de brincos, junto con los perritos llegó corriendo y se abrazó de mi pierna, ahí te das cuenta que has logrado un lugar en su corazón".
 
¿Tienes muchos perritos verdad?
"Sí, tengo 10, uno de Rusia".
 
 
-¿Cómo llegó desde allá?
"Me lo regaló una comadre, me enamoré de esa perrita. Ni siquiera son bonitos pero son muy graciosos y total que después trajimos otros dos, y tuvieron cría, y luego unos ya viejitos. Hemos tenido muchos perros. Teníamos un pitbull que era el más bueno del mundo pero la gente se aterrorizaba, parecía un buey, era inmenso, bramaba pero era el perro más bueno, el más noble, y una cocker, pero ya murieron. Amamos a los perros".
 
¿Es muy complicado traer un perro de Rusia?
"No, la verdad no, mi marido se encargó de todo. Pero amo a los perros, también hemos tenido perritos adoptados de la calle, y ayudamos a un lugar con perritos, es inteminable. Es una tragedia los perritos abandonados, las necesidades que pasan, y si lo más importante sería tener la conciencia de que no se multipliquen, pobre perritos se embarazan a cada rato y es una locura".