TVNotasLogoTVNOTAS

"Las sustancias que se ha inyectado comenzaron a encarnarse en sus músculos y a veces no puede… ¡ni sentarse!"
Espectáculos México
29 de Enero del 2019 por Enrique Espinoza / Foto: Mejía, Pérez y G. Sánchez

¡Ninel Conde fue operada para sacarle el 'veneno' que se inyectó en las pompas!

"Las sustancias que se ha inyectado comenzaron a encarnarse en sus músculos y a veces no puede… ¡ni sentarse!".

Publicidad Kuxtal
 
Debido a las sustancias que se ha inyectado por más de 10 años para aumentar el tamaño de sus glúteos, Ninel Conde, de 48, ha estado mal de salud, pues éstas se han incrustado en sus músculos, formando bolitas que le provocan fuertes dolores y fiebres. Un amigo cercano a ella nos contó por todo lo que está pasando
 
"Las sustancias que se ha inyectado comenzaron a encarnarse en sus músculos y a veces no puede… ¡ni sentarse!"
 
-Hace unos días captamos a Ninel en el hospital, ¿qué le pasó?
"Ninel no la está pasando nada bien; tuvo que entrar al quirófano porque tenía un fuerte dolor en los glúteos". 
 
-¿A qué se debía ese dolor? 
"Resulta que desde hace más de 10 años se comenzó a inyectar polímeros para aumentar el tamaño de sus glúteos, sin embargo, aunque los supuestos médicos le decían que le ponían colágeno, pronto se dio cuenta de que no era así, pues las diferentes sustancias que le inyectaron se empezaron a encarnar en los tejidos de sus músculos y a endurecerse".
 
-¿Cómo es que nunca se dio cuenta de lo que le inyectaban? 
"Confió mucho y nunca se detuvo a pensar en las consecuencias; el problema comenzó en 2012, y ahora, hay veces en las que no puede ni sentarse por tanto dolor".
 
-¡Qué terrible!... 
"Así es, y lo peor es que, además de provocarle fuertes dolores físicos, es un fuerte gasto económico, pues se ha sometido a diferentes cirugías para sacar poco a poco estas sustancias; infinidad de médicos ya le han dicho que así será de por vida, y nunca podrán sacarle por completo todo lo que ingresó a su cuerpo".
 
-¿Y qué fue lo que le hicieron en el quirófano? 
"Abren el glúteo y buscan bolitas por todo el músculo, éstas son muy pequeñas, casi imperceptibles, pero si se dejan ahí, crecen al tamaño de un tejocote y se ponen duras, como un costal de tierra, y causan daños espantosos; lo grave del caso es que cada seis meses vuelven a crecer y a provocar malestar".
 

Entérate de todos los detalles en nuestra edición impresa 1150 y al descargar la edición digital enriquecida en nuestra app TVNotas. 

DA CLIC DE ACUERDO CON EL SISTEMA OPERATIVO DE TU DISPOSITIVO MÓVIL:

Usuarios Android  Google Play

Usuarios iOS App Store