LogoTVNOTAS
 Reconocido empresario viola a Olga Breeskin
Espectáculos México
18 de Mayo del 2019 por @TVNotasmx / Foto: @TVNotasmx

Reconocido empresario viola a Olga Breeskin

Ella misma relató la tormentosa acción.

En entrevista con Pati Chapoy,  la vedette Olga Breeskin abrió su corazón con Ventaneando y contó que previo a trabajar con Raúl Velasco, conoció a un reconocido empresario mexicano que la violentó sexualmente a los 17 años.
 
 Ella misma relató la tormentosa acción.
 
“Antes del éxito con Raúl Velasco hubo un inter y trabajaba yo sola y llega un empresario mexicano me escanea y me dice ‘¿tú quieres ser famosa verdad? Y le dije que sí, y me dijo que él conocía a Maru, dueña del Teatro Blanquita. Tomé mi violín, me subí a su coche, pero este tipo se fue hacia el sur, rumbo a Tlalpan, y ahí empece a sentir calambres en el estómago porque vi que empezó a manejar de manera irresponsable, ya que estaba tomado y ya no me hablaba como me hablaba antes. Me empezó a ordenar y  pensé ‘esto no va a terminar bien’, tenía 17 años, mi papá había muerto en mayo y esto fue en junio”.
 
 Ella misma relató la tormentosa acción.
 
Continuo: “Yo siempre llegaba a las 12 de la noche, eran las 9 de la mañana y este tipo iba hacia el sur, y cuando veo entra a un motel y empiezo a llorar. Se mete y me dice ‘bájate’, con insultos, y dije ‘de aquí no me muevo’, me zafa, me carga y me mete a la habitación. Me horrorizó ver que estaba armado, me arrancó la ropa y me defendí, pero: ¿Cómo te defiendes de un tipo corpulento, armado y violento? Me acuerdo de que me atacó como un animal. Terminó su ataque, se quedó dormido, y en ese momento tomé el arma mientras que roncaba como un cerdo y me acordé de mi mamá y dije ‘te amo mucho y tu hija no va a terminar en la cárcel por este cerdo’”.
 
 
“Pude sacar mi violín, fui a recepción y les expliqué mi situación. Cuando vi a la policía sentí que había llegado Dios. Le conté lo sucedido, le di mi dirección y antes de llegar a mí casa me pone la mano en la pierna el policía y me dijo ‘¿para mí no hay nada chula?’ y cuando trató de propasarse empecé a gritarle, pero cuando le dije ‘piense que puedo ser su hija, deténgase’, con el coche andando me votó. Cuando llegue a mí casa, mi mamá estaba sentada, mi madre ya sabía exactamente que habían violado a su niña y lo único que hicimos fue abrazarnos y llorar porque solamente nos teníamos una a la otra”.
 
 
“Al día siguiente que regresé al restaurante, la Olga tímida e inocente, había muerto. Fue un empresario que no es de espectáculos, pero está relacionado con artistas”, finalizó.