LogoTVNOTAS
Ricardo Gonzáalez no deseaba entrar maquillado al ataúd
Espectáculos México
09 de Marzo del 2021 por @TVNotasmx / Foto: Instagram: @yadirarenteriaoficial / @reygruperomx | GoFundMe

Ricardo González se fue sin maquillaje porque Cepillín... no murió

Ricardo González fue quien murió, mientras que el legado de 'Cepillín' continúa, precisó Aydé González, hija del comediante. 
Aydé González, hija del 'Payasito de la tele', reveló que para la velación de su padre en la casa funeraria, cumplieron con la que fue su última voluntad, no maquillarlo para meterlo en el ataúd, porque murió Ricardo González pero no 'Cepillín'.
 
“No lo maquillamos, porque quien falleció fue Ricardo González, pero el legado Cepillín continúa y vamos a seguir adelante”, explicó la hija del ícono de la comedia y humor blanco en entrevista para el matutino 'Hoy'.
 
Aydé fue quien tomó la responsabilidad de pasar la última noche con el payasito ganador de 11 discos de oro, lo cual consideró como un momento muy emotivo, en el que tuvo la oportunidad de llorar y cantar una melodía titulada 'Yo te extrañé' la cual, explicó, sintió que él se la cantaba.
 
Cepillín fue velado en una agencia funeraria del Estado de México
 
 
La hija de 'Cepillín' reiteró que a las 11:00 de la mañana en memoria de su padre, quien falleció este lunes a los 75 años, se celebró una misa en la funeraria de Gayosso del Estado de México, la cual estuvo abierta al público y bajo todas las medidas sanitarias.
 
Posteriormente, alrededor de la 13:00 horas, sería trasladado al crematorio de la misma agencia pero ubicada en Sullivan, pues allí serían incinerados sus restos mortales, los cuales podrían descansar en la Basílica de Guadalupe, pues era su voluntad.
 
Cepillín no llevó maquillaje en su último adiós
 
 
En medio del llanto y el dolor, Aydé se mostró consternada y con el enorme deseo porque su padre siguiera vivo, porque ahora la adrenalina les ayuda a mantenerse en pie, pero cuando regresen a casa sin él, sabe que la vida será muy dolorosa.
 
Yo quisiera que fuera un sueño y nunca despertar, porque cuando lo haga ya no va a estar, cuando lleguemos a casa y veamos sus cosas, donde se sentaba, todos esos momentos, eso será lo más difícil. Ahora hay mucha adrenalina pero para mí era como un dios, lo amo tanto”, confesó la hija Cepillín, quien estaba por celebrar 50 años de trayectoria, pero perdió su batalla frente al cáncer y otras complicaciones de salud.