LogoTVNOTAS
Roberto Palazuelos busca mujer que crea en Dios
Espectáculos México
03 de Diciembre del 2019 por Fernanda Jáuregui / @TVNotasmx / Foto: Luis Pérez, @photobywong y @villabig

Roberto Palazuelos busca mujer que crea en Dios

"Para mí lo más importante no es el dinero, es mi hijo y la familia". 
Pese a que Roberto Palazuelos, de 52 años, se encuentra en un gran momento, no sólo por sus negocios, sino también por el éxito que está teniendo su reality show Palazuelos mi rey y el lanzamiento de su libro Alquimia para el éxito, al Diamante Negro le hace falta algo más, como una pareja estable ¡y una hija! Tuvimos una íntima plática con el actor y esto fue lo que nos contó:
 
TV NOTAS
 
-Roberto, ¿de dónde nació la inquietud por escribir Alquimia para el éxito?
“Yo creo que es un regalo para todos esos jóvenes que atraviesan por el duro momento de tener que emprender.
Muchas veces cuando quieres emprender un negocio tienes ideas, pero si no tienes ciertas bases, pues estás destinado al fracaso, a que te roben tu idea, a que te coma un socio más poderoso, a que te coma el inversionista, a que nunca lo hagas o a tener problemas fiscales. Este libro es como una pequeña guía de las cosas que tienes que hacer para que te vaya bien”.
 
-¿A qué edad le entraste a los negocios?
“Yo desde chiquito me llevaba bolsas de dulces al recreo que me costaban 40 pesos y les sacaba 400.
 
-¿De dónde lo sacaste?, porque vienes de una familia de abogados...
“Los Palazuelos son, antes que nada, empresarios y por ello mandaban a los hijos a estudiar Derecho para manejar las empresas, y luego ya vino la rama muy fuerte de abogados”.
 
-Vienes de una familia muy adinerada, ¿tu padre siempre te dio todo?
“Mi infancia fue de mucha abundancia, pero de adolescente fue lo contrario, mi papá fue muy duro conmigo. Te voy a contar una anécdota que me marcó: cuando yo tenía como 15 años, él sólo me daba lo necesario; entonces en una ocasión, mis amigos y yo íbamos a ir a cenar con varias niñas, yo estaba muy emocionado de que iba a salir con una niña que me gustaba mucho; cuando fui y le pedí dinero, mi papá
¡me dijo que no!”
 
-¿Tú qué hiciste?
“Yo les tuve que inventar a mis amigos que me había enfermado y que no podía salir, que me sentía muy mal. Me la pasé llorando toda la noche, pero me levanté diciendo: ‘Yo jamás voy a volver a depender de este señor’; luego fui con él y le dije: ‘Yo no voy a depender de ti y voy a ser 50 veces más rico que tú’, ¡y se lo cumplí!”
 
-Entonces fue muy duro como papá...
“Sí, siento que se le pasó la mano, porque al fin de cuentas la adolescencia se vive una vez y en lugar de que yo tenga recuerdos bonitos, tengo recuerdos muy dolorosos, pero son recuerdos que me han forjado y que me han dado mucha garra ahora. Hoy yo soy 50 o 100 veces más rico que él”.
 
TV NOTAS
 
-¿Cuál fue tu primer trabajo formal?
“Cuando cumplí 18 años decidí irme de mi casa y me fui a vivir a Inglaterra, en donde trabajé en un restaurante como lavaplatos, y luego me ascendieron a asistente del barman; así fue como me pagué mis estudios de actuación allá”.
 
-¿Qué pensó tu familia cuando le dijiste:
“Me voy a Inglaterra a estudiar actuación”? “De entrada, mi papá me dijo: ‘No, ¿cómo vas a ser un artistilla? Yo tengo el mejor despacho de abogados’; si mi papá hubiera sido más buena onda, me hubiera tenido ahí, pero fue tan duro conmigo, que en aquel entonces le tenía hasta coraje”.
 
-¿Con el paso de los años se reconciliaron?
“Completamente, hoy le tengo mucho cariño porque después de esas épocas llegaron mis contratos para mis primeros negocios y él fue mi abogado en todo; entonces ya en esa época de mi vida mi papá contribuyó mucho a que yo me convirtiera en un hombre muy rico, porque siempre me ayudó a tener un contrato que me protegía”.
 
-¿Y tú mamá dónde estuvo todo ese tiempo?
“Nunca la tuve presente, pero poquito tiempo antes de irme a vivir a Inglaterra, a los 18, la conocí en Nueva York, yo estaba muy esperanzado en tener una gran relación, pero ella fue muy fría conmigo, por eso probé por primera vez la cocaína y de ahí me agarró durísimo durante casi cinco años, pero gracias a Dios me di cuenta del daño que hacen las drogas y la dejé”.
 
-¿Volviste a tener contacto con ella?
“Sí, pero cuando habló horrible de mi familia en una edición de TVNotas, yo me molesté mucho y desde entonces no quise volver a saber de ella. Ella no es mi mamá, mi madre es mi tía Susana”.
 
-Con todas estas experiencias que has pasado, como papá, ¿cómo eres?
“Mi hijo es mi mejor amigo, hacemos viajes largos, los dos tenemos deportes que nos gustan, nos encantan los coches. Él quiere seguir mis pasos. Esas cosas hacen que nuestra relación sea muy cercana, además, Yadira, Robertito y yo vivimos en la misma isla en Cancún, entonces mi hijo puede estar yendo y viniendo de casa de su mamá a la mía sin problema alguno”.
 
-Muchas personas que te ven y miran tu estilo de vida piensan que podrías estar criando un junior, ¿lo ves así tú?
“Yo trato de no cometer los errores que tuvo mi papá conmigo, yo a él le doy las cosas moderadas, lo necesario para que tenga una adolescencia feliz, pero cuando cumpla los 18, voy a ser más duro con él, va a tener que trabajar si quiere dinero; quiero que se valga por sí solo”.
 
-¿Qué es lo más importante para Roberto Palazuelos?
“El dinero no lo es, sin duda, mi hijo y la familia sí lo son”.
 
-¿Hay algo que te haga falta?
“Claro, la verdad es que quiero tener una hija, llevarla a la escuela, verla crecer, cuidarla”.
 
-Dices que quieres una hija, ¿piensas volverte a casar?
“No, no voy a comprometer mi fortuna. Tengo un heredero y si tengo a mi niña, la meto ahí. Aunque con la mamá de mi hija sí me gustaría hacer una ceremonia religiosa o espiritual”.
 
TV NOTAS
 
-¿Qué necesita una mujer para ser la madre de la hija de Roberto Palazuelos?
“Quiero que sea muy bonita, porque quiero tener una hija igual de bonita que ella; además que sea una buena persona, educada y que tenga a Dios en su vida. Yo lo primero que le pregunto a una chica es: ‘¿Tú crees en Dios?’, y si me dice: ‘No’, le digo: ‘Pues órale, nada más te voy a co&$% y te vas’, porque para mí Él es muy importante; también les pregunto: ‘¿Tú quieres ser mamá?’, y si me dicen: ‘Ay, no, hijos no’, pues ‘bye, llégale’, porque una persona que no ama a los niños, tampoco es para mí”, finalizó.
 
Entérate de todos los detalles en nuestra edición impresa 1194 y al descargar la edición digital enriquecida en nuestra app TVNotas. 
DA CLIC DE ACUERDO CON EL SISTEMA OPERATIVO DE TU DISPOSITIVO MÓVIL: