LogoTVNOTAS
Meditando con tus hijos, infancia plena para un futuro feliz
Horóscopos
10 de Octubre del 2021 por Redacción TVNotas / Foto: Shutterstock

Meditando con tus hijos, infancia plena para un futuro feliz

Qué mejor manera de conectar con tus hijos que mediante el ejercicio y la práctica de la atención, enséñales el lenguaje de los pensamientos  y cómo es que sus emociones y sentimientos pueden ser usados a lo largo de sus vidas

El conocimiento más profundo que podemos otorgarle a nuestros niños es enseñarles visualizaciones sencillas para ayudarlos a dormir sin temores, ni pesadillas; estimular su creatividad; desarrollar su capacidad de concentración; aprender a relajarse; enseñarlos a controlar sus emociones y a comprender sus sentimientos y pensamientos para conectarse con la vida desde temprana edad, con confianza, seguridad, tolerancia, compasión, agradecimiento y amor.

ES PRIORITARIO TOMAR ACCIONES PARA HACER UN CAMBIO EN EL PENSAMIENTO DE LAS NUEVAS GENERACIONES
La forma en que las nuevas generaciones enfrenten a la vida es tarea de los adultos, tutores o padres. Somos los responsables de las herramientas emocionales, intelectuales o espirituales que adquieren los niños y que determinarán el futuro no sólo de una sociedad o un país, sino del mundo. Es prioritario tomar acciones preventivas y correctivas para poder no sólo hacer un cambio mental en las nuevas generaciones, sino toda una revolución del pensamiento mundial para la transformación de la humanidad. Por extraño que parezca, la meditación es una herramienta realmente útil y prioritaria para guiarlos desde su interior.

LA MEDITACIÓN
Es el resultado de aprender a concentrarse mediante el ejercicio y la práctica de la atención, es decir, de ser capaces de observarnos en lo que hacemos y en las consecuencias de lo que realizamos.

Enseñarles a meditar a los niños es mostrarles el lenguaje de sus pensamientos, y de la manera en que lo que piensan forma emociones y sentimientos. Cuando un niño aprende a meditar, ha aprendido a escucharse, a tener la paciencia para mirarse dentro del mundo y conocerse, lo cual genera confianza, autoestima y alegría. Le ayuda además a conocer y comprender a los demás; a ser paciente, amoroso y agradecido; respetuoso con las diferentes manifestaciones de vida, desde las flores, animales, y a ser consciente de la importancia de cuidar al planeta.

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN:

  • Mejora el aprendizaje, la atención, la creatividad, y el rendimiento escolar y físico.
  • Aumenta la concentración e ignoran distracciones.
  • Incrementa la capacidad de introspección y ven con mayor claridad lo que sucede en su interior, exterior, en los demás y en el entorno.
  • Aprenden a manejar sus emociones y a regular los estados de ánimo para encontrar tranquilidad, equilibrio, y así duren menos sus intervalos de enojo.
  • Desarrollan la compasión y amabilidad hacia los demás, así como el agradecimiento y la valoración.
  • Son más ecuánimes y compartidos.
  • Mejora las habilidades de empatía, paciencia y alegría por el bienestar de los demás.

PASOS SIMPLES QUE AYUDAN A TRANQUILIZAR, RELAJAR Y CONCENTRAR
Ten presente que no entienden conceptos complejos como el estrés, la angustia, la desolación, etcétera; así que no le hables con palabras de adultos, sólo ayúdale a hacer ejercicios simples:

1. PÍDELE QUE SE RECUESTE BOCA ARRIBA
y coloca su juguete preferido en el abdomen, a la altura del diafragma; así, cuando respire, notará que el muñeco sube al inhalar y baja al exhalar, esto le enseñará a practicar la respiración y a controlar su mente con cada respiración; puede hacerlo durante uno, dos o tres minutos. 
Te sorprenderá cómo esta simple práctica lo relaja, tranquiliza y te presta atención. Este ejercicio te ayudará a dormirlo, a relajarlo después de jugar y a distraer su atención si estaba enojado o con miedo.

2. HAZ QUE SE SIENTE RECARGADO EN LA PARED
y pídele que cierre sus ojos, que respire de manera normal, pero que cuando inhale, imagine que entran flores, y al exhalar, que salen burbujas; o bien, pueden usar colores, es decir, pensar que inhala rosa y exhala azul, etcétera, pero sólo durante unos minutos para que no se aburra, ni se distraiga. Es muy relajante.

3.  LA PRÁCTICA CONSTANTE PERMITE EJERCICIOS MÁS ‘PROFUNDOS’
y tras una o dos semanas podrás pedirle algo más, como construir lugares: pídele cerrar los ojos, que respire flores, burbujas, mariposas, etcétera, y después que se imagine que va caminando en un bosque, jardín o playa. Este ejercicio de imaginar su espacio puede durar de cinco a ocho minutos; al final pueden compartir lo que vivió y pregúntale cómo se sintió, si le gustó y qué sensaciones experimentó. 
Todo depende de la edad y la comprensión que tenga.

Los pequeños aprenden más con el ejemplo, de manera que si practicas con ella o él, tomará tu patrón y hará de la meditación un hábito.