LogoTVNOTAS
Instagram
Espectáculos Internacional
09 de Julio del 2021 por @TVNotasmx / Foto: Instagram

Jada Pinkett Smith se sincera sobre sus adicciones en la adolescencia

La actriz compartió la terrible experiencia que sufrió en el pasado.

La actriz y conductora Jada Pinkett Smith, ha cobrado fama por las impactantes entrevistas que realiza en su show ‘Red Table Talk’, que se transmite a través de Facebook, y por el que han pasado estrellas como Salma Hayek, Kevin Hart o Paris Jackson.
 
Sin embargo, en esta ocasión la esposa de Will Smith reveló detalles sobre su intensa manera de beber y las sustancias que también probó durante su adolescencia.
 
Jada se reunió con su madre y su hija Willow para reflexionar acerca del consumo excesivo de alcohol que presentaba en la adolescencia, y que siguió durante sus primeros años de juventud.
 
 
 
La también cantante comenzó a beber vodka y otros licores desde los 15 años, en grandes cantidades y de manera compulsiva, lo cual representaba un problema de adicción sumado a un momento de tristeza e insatisfacción que la atormentaba en esos tiempos.
 
“Para mí, beber vino tinto era como beberme un vaso de agua. Me acostumbre a lo fuerte. Bebí mucho alcohol en el colegio, y cuando salí de él, pasé a mezclarlo todo”, contó.
 
Aunado a eso, Jada consumía día a día otras sustancias como el éxtasis y la marihuana Durante esta conversación familiar, la también directora vinculó sus destructivas prácticas, a los problemas que arrastraba en el tema de su salud mental, afortunadamente con el tiempo pudo superar su problema.
 
Debido a estas adicciones, la esposa de Will Smith detalló una desagradable experiencia que tuvo: “Me desmayé… Fui a trabajar drogada y había tomado éxtasis en mal estado. Me desmayé y le dije a todo el mundo que debía haber sido medicación vencida”.
 
 
Esposa Will
 
Además, la actriz reveló en su show que en su adolescencia sufrió una especie de adicción a la masturbación, y también fue adicta a la pornografía.
 
Jada confesó que hoy en día se toma una copa de vino ocasionalmente y con tranquilidad: “Tuve que tener cuidado, porque, aunque dicen que el vino tinto es bueno para la salud, para mí era como agua. Estaba tan acostumbrada a beber cosas fuertes…”.
 
Afortunadamente, la actriz logró dejar atrás el abuso de sustancias y encontró su estabilidad personal y profesional.